Las trabas a las importaciones argentinas generan divisiones en el gobierno uruguayo

Los controles a las importaciones que implementó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, a través del régimen de la declaración jurada anticipada de importación (DJAI), generan un intenso debate dentro de la administración del presidente José Mujica.

Según consigna una nota del diario uruguayo El País , aunque el “Pepe” mantiene su intención de negociar con Argentina por las trabas comerciales “a pesar de la hostilidad del gobierno K”, en cambio su vicepresidente, Danilo Astori, plantea una visión crítica dando lugar a un intenso debate “que no se recuerda en la actual administración”.

El gabinete de Mujica evaluó ayer durante casi cinco horas, junto con el Presidente, el impacto sobre las exportaciones uruguayas de las medidas proteccionistas del gobierno argentino. Aunque el mandatario ratificó el camino del diálogo y la negociación, Astori y el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, plantearon reproches hacia el modelo argentino, según el matutino.

Para el Vicepresidente, que en su momento calificó a Argentina de “imperialista”, el bloqueo comercial de la administración kirchnerista se similar a la de la década de 1950 cuando la hostilidad de intercambio era dura y aparecía lejos en el horizonte el pacto del Mercosur que se firmó en 1991.

En cambio Mujica y los ministros afines a su línea, como el canciller Luis Almagro, creen que se debe negociar bajo el mismo esquema, sobre todo teniendo en cuenta el flujo comercial que genera en turismo argentino.

El presidente uruguayo cree importante también acudir a Brasil para que asuma su rol de liderazgo en el bloque comercial. “Hay que hablar con Brasil”, aseguró Mujica ayer en la reunión, según cuenta el mencionado matutino. “Brasil tiene que hacerse cargo y liderar la región”.

Almagro, quien junto al ministro de Industria Roberto Kreimerman informó sobre el impacto del proteccionismo argentino, destacó el “crecimiento en las exportaciones de bienes y servicios en 2011 a la Argentina”, en especial el “rubro automotriz” con niveles de valor agregado importante.

Mujica dijo que esperará a ver cómo transcurren los días y de qué forma impactan las medidas argentinas sobre las exportaciones uruguayas, para utilizar la carta de llamar o reunirse con Cristina Fernández. Paralelamente el gobierno uruguayo seguirá negociando “caso a caso” las asimetrías y proyecta generar mecanismos de largo aliento para que el proteccionismo argentino excluya a los integrantes del Mercosur.

Luego de la reunión de gabinete, el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, fue quien ofició de vocero y calificó, ante los medios, que las medidas argentinas como “distorsiones” que son “muy diferentes a lo que se había previsto en “el proyecto de Mercosur original”. Para el ministro el gobierno asigna al problema la “máxima jerarquía”.

EL DATO: Argentina cayó del segundo al tercer lugar como destino de las exportaciones uruguayas. Brasil sigue siendo el principal destino mientras el segundo lugar quedó para China con el 8% de las ventas totales; Argentina, en tanto, quedó en la tercera ubicación con el 7,3% de las exportaciones uruguayas. Sin embargo, Argentina es el país que más exporta a Uruguay.
*Publicado en La Nación, Buenos Aires.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES