Es inminente el anuncio de Macri sobre el fin del cepo al dólar

Adrián Ravier

Licenciado en Economía (UBA, 2002), Master en Economía y Administración de Empresas (ESEADE, 2004) y Doctor en Economía Aplicada por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC, 2009).

Profesor Titular Regular de Introducción a la Economía en la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam).

Contribuye en el blog Punto de Vista Económico y en Libertad y Progreso.

El economista Adrián Ravier, economista de la Fundación Libertad y Progreso La Pampa, fue consultado por el diario La Gaceta. 

El Gobierno tiene listos los instrumentos legales para terminar con las trabas, aunque aguarda la inyección de capitales externos para respaldar las reservas

Una liberación parcial

Estiman una devaluación del 40%, con un dólar estabilizándose en los $ 14

 

Según el experto de Econométrica Ramiro Castiñeira, una vez que el Gobierno nacional disponga de crédito externo para reforzar las reservas del BCRA, y que encuentre la manera de limitar las pérdidas de dólares y la emisión monetaria -generadas por la venta de dólar futuro de la administración de Cristina Fernández- iniciará la liberación del cepo cambiario. La instancia siguiente, según Castiñeira, será una devaluación del peso, respecto del dólar. “En los hechos, suponemos que, en su inicio, habrá una liberación parcial del cepo. Suponemos una devaluación del dólar oficial algo mayor al 40%, para estabilizarse en torno a los $ 14”, advierte. Además de una rápida liquidación de divisas del sector agroexportador, en paralelo, la unificación del mercado cambiario, propuesta por Mauricio Macri, conllevará a una importante contracción del déficit de dólares que demanda el turismo, que rondará los U$S 9.000 millones a fines de este año, indicó Castiñeira.

 

Evitar un shock

El economista Ravier señala que aún es prematuro prever el valor del dólar

Ya no se discute si deben levantarse o no las restricciones cambiarias, sino el modo de hacerlo. El nuevo equipo económico manifestó intenciones de evitar un shock económico, político y social que pueda afectar la gobernabilidad. Según advierte Adrián Ravier, economista de la Fundación Libertad y Progreso La Pampa, el nuevo Gobierno sabe que tiene pocas reservas disponibles en el BCRA y que, en estas condiciones, levantar el cepo cambiario puede ser riesgoso para la economía. En una entrevista con LA GACETA, Ravier explica que la salida de las restricciones cambiarias está vinculada, entre otros factores, a una devaluación del peso respecto del dólar. Afirma que entre los analistas existe el consenso de que el dólar oficial y único rondará los $ 14, incluso para antes del cierre de este año. Sin embargo, el economista advierte que es todavía prematuro prever el valor definitivo del dólar oficial.

 

El plan para liberar las operaciones

El fin del cepo podría ser anunciado entre hoy y el viernes. Dependerá del ingreso de unos U$S 10.000 millones que algunas entidades financieras internacionales inyectarían al país, con el fin de robustecer las reservas y respaldar las operaciones cambiarias. Se estima que la reapertura será gradual, con un tope de hasta U$S 50.000 mensuales, según la capacidad contributiva del comprador.

Operadores del mercado creen que esa devaluación podría rondar hasta niveles de $ 13,50 a $ 15 por dólar, muy por encima de los $ 9,84 que ayer cotizó oficialmente la divisa. En base a esas cifras, el Banco Central habría perdido hasta $ 70.000 millones  (U$S 7.140 millones) si no acordaba un cambio de reglas con el ‘Rofex’ y con el ‘MAE’, dos entidades donde se comercializan contratos a futuro.

 

Pérdida de divisas

En cuatro años, el cepo le restó al Central U$S 23.000 millones de reservas

Las reservas del Banco Central cayeron ayer U$S 183 millones, en una profundización del deterioro que en medio mes representó una pérdida de U$S 1.333 millones y de U$S 7.151 millones en lo que va del año.    El nivel de dólares atesorados por la autoridad monetaria llegó ayer a U$S 24.282 millones, el más bajo desde junio de 2006. Respecto de los U$S 47.523 millones del 31 de octubre de 2011, cuando comenzó el cepo cambiario, el deterioro alcanzó a 23.241 millones (48,9%). Las trabas vigentes desde hace cuatro años fueron la respuesta oficial a una corrida cambiaria que le había costado U$S 4.300 millones a las reservas, poco antes de la reelección de Cristina Fernández.

 

U$S 2.000 millones

Será el aporte del banco de inversión Goldman Sachs, mediante un préstamo

El banco de inversión Goldman Sachs confirmó su participación en lo que será un préstamo de corto plazo al Gobierno argentino a cambio de un bono del Banco Central. La entidad, una de las más importantes de  Estados Unidos, podría aportar hasta U$S 2.000 millones, si bien algunos actores del acuerdo señalan que, en principio, se descuenta un aporte que rondaría los U$S 1.000 millones. Según “cronista.com”, de esta forma el Gobierno avanza aún más en las negociaciones con un grupo de bancos para poder captar unos U$S 8.000 millones. El compromiso de Goldman Sachs se sumaría a los desembolsos eventuales que harán la banca JP Morgan, Deutsche Bank, Citibank y HSBC.

“Para levantar aunque sea una parte del ‘cepo’ se debe definir cómo se refuerzan las reservas (del Banco Central), solucionar los contratos de futuros (del dólar) y quitar las retenciones (impuestos a la exportación) para alentar la economía. Los últimos dos temas ya están resueltos”, confió a la agencia internacional de noticias Reuters un gerente de la banca extranjera.

Junto con la devaluación que deberá acompañar al levantamiento del cepo, que se aplica desde noviembre de 2011, los economistas esperan un abrupto salto en las tasas de interés domésticas, a niveles del 40% anual, para quitar incentivos a la tenencia de dólares, un típico refugio de los argentinos frente a la incertidumbre económica. Así se normalizaría la política cambiaria.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin