Balanza comercial: 2015 tuvo el primer déficit desde 1999

Luego de revisar el dato, el Indec reveló una caída de 17% en exportaciones.

Quince minutos antes de que empezara la conferencia de prensa, el salón del segundo piso en el Indec estaba semivacío. Una cámara de televisión, un pequeño puñado de periodistas y una mesa con una inmaculada jarra repleta de café. Minutos después, a las 12, la sala se llenó, pero no de periodistas. Muchos eran trabajadores del instituto.

Lo que iba a ser una buena noticia, la publicación del primer dato oficial del Indec desde el apagón estadístico, se convirtió en un escenario de nerviosismo y caras largas tras el desplazamiento de la directora técnica del organismo, Graciela Bevacqua, una de las banderas de la resistencia al kirchnerismo en el instituto que el Gobierno sumó con bombos y platillos.

Sin embargo, la cúpula del Indec decidió no suspender la conferencia de prensa. Sí la acotaron al máximo: sólo hubo un par de preguntas sobre el nuevo dato del Intercambio Comercial Argentino (ICA). Apenas surgieron el nombre de la técnica y el de su reemplazante, Fernando Cerro, la Dirección de Comunicación del organismo levantó la ronda y sacó a los funcionarios. Fue la primera vez en la gestión de Mauricio Macri que, pese a haber un tema específico, no se aceptaron preguntas adicionales. Justo en el Indec, un organismo que vive de la información.

En ese contexto tenso se anunció un dato esperado: el gobierno de Cristina Kirchner terminó su gestión con el primer déficit comercial en 16 años. En la órbita de Axel Kicillof, el ente estadístico había mostrado en los últimos meses del año pasado una fuerte caída del déficit, pero la base usuaria del Indec (una fuente de información más completa y que no se publica) indicaba que había un cambio de signo. Los economistas privados estimaban que el anterior gobierno inflaba las exportaciones desde, por lo menos, 2012. Ayer, tras la primera revisión de un índice difundida por el equipo que condujo Bevacqua, su reemplazante, Cerro, confirmó el déficit en 2015.

El año pasado el saldo negativo fue de US$ 3035 millones, mientras que en 2014 se había registrado un superávit de US$ 3106 millones. Las exportaciones representaron 56.752 millones y las importaciones, 59.787 millones de dólares, según el ICA.

“Durante 2015, las exportaciones se redujeron 17% con respecto a 2014 como consecuencia del descenso de 16% en los precios, acompañado por un descenso del 1% en las cantidades”, aclaró el organismo en el comunicado.

Noviembre y diciembre, meses que sufrieron el cepo a las importaciones, y el cupo de dólares y las trabas en el comercio exterior, tuvieron las peores performances del año. El saldo negativo de noviembre fue de US$ 740 millones; el de diciembre, de US$ 1110 millones, el peor del año.

Según los datos del organismo, en noviembre las exportaciones fueron de 4000 millones (-18%), mientras que las importaciones cayeron a 4741 (-1%). En diciembre, las ventas al exterior se desplomaron a US$ 3411 millones, mientras que las compras llegaron a 4521 millones (+1%).

El director técnico del Indec señaló que en el informe difundido ayer se presentaron los datos de noviembre y diciembre, y que en marzo se publicarán los de enero y febrero. Agregó que se revisaron las series de 2010, 2011, 2012 y 2013, y dijo que se hicieron “importantes correcciones”.

“En estos 60 días, toda esta información fue revisada y ahora va a coincidir con la base usuaria”, anticipó, y felicitó al equipo de ICA formado por Bevacqua. Tal celebración se contradijo con los fundamentos esgrimidos ayer por Todesca en la resolución que formalizó en el Boletín Oficial la salida de la técnica rosarina: “Que desde que la actual titular de la Dirección Técnica se hiciese cargo de sus funciones respectivas, en el mes de diciembre de 2015, no se ha logrado definir un programa que otorgue la necesaria certeza sobre los tiempos de elaboración del Índice de Precios al Consumidor, y otros, de relevante trascendencia social y económica”.

“¿Hubo manipulación de índices?”, se le preguntó a Cerro en la conferencia. “Había datos que no estaban documentados. Se sumaron registros de la aduana y se los difundió”, dijo el técnico, pero aclaró: “No hay sospecha ni ninguna investigación”.

La directora nacional de Estadísticas del Sector Externo, Silvia Alejandra Amiel, afirmó que se había revisado toda la serie y que antes los datos del ICA se presentaban como “estimados”. Aclaró que ahora serán en algunos casos datos “provisorios”. La diferencia está en que estos últimos presentan todos los registros documentados, indicó la técnica.

“No vamos a hablar de estos temas”, cerró la directora de Comunicación del Indec cuando surgió el nombre de Bevacqua. Era la cuarta pregunta de la conferencia. Nadie quiso preguntar nada más sobre el ICA. “Los secuestro”, dijo, tomando de la mano a uno de los funcionarios para evitar el asedio periodístico.

Publicado en  La Nación.-

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin