La reactivación económica dependerá de las inversiones que están viniendo de a poco

Foto Manuel Solanet
Manuel Solanet
Director de Políticas Públicas at

 

Muchos argentinos esperaban que en el segundo semestre mejore la situación económica del país, pero no se trata sólo del ingreso desde el 1º de julio a esa etapa del año. Por el contrario, lo que se espera es que en los próximos meses empiece a modificarse el panorama.
Así lo afirmó el economista Manuel Solanet en la 99.9, destacando el nivel de inversión que lentamente se va generando: “lo del segundo semestre es una intención del gobierno de mostrar una curva de inflexión en la inflación y eso se verá. El Banco Central ha actuado duramente en su función monetaria. La reactivación dependerá de las inversiones que están viniendo de a poco”. 
La llegada de esas inversiones depende también de la imagen que genera hacia afuera el gobierno de Mauricio Macri. En ese sentido, agregó que “ha habido un cambio notable con el retorno a los mercados, el levantamiento del cepo cambiario, la presencia de Argentina en los Foros Internacionales con otro discurso, más alejado del eje bolivariano. Todo eso jugó a favor y la percepción en el exterior del nuevo gobierno es mejor que la que tenemos nosotros”. Respecto del tratamiento mediático del estado actual en la economía, destacó que “todo se dará paso a paso, no debemos adelantar las cosas ni dramatizarlas”.
Más allá de eso, está en medio de la discusión el aumento de tarifas y la forma de implementarla, algo sobre lo que Solanet también fue muy claro: “el tema de las tarifas es impactante, pero no había salida. Algo había que hacer, el subsidio de las tarifas habían llegado a niveles insostenibles. Estas correcciones son duras, pero había que hacerla. Cualquiera fuera el camino de la aplicación, habría reacciones negativas siempre”. 
En el contexto y el análisis, se debe poner como uno de los factores determinantes el enorme déficit que dejó el gobierno de Cristina Fernández. “No quisiera estar en el pellejo de los que están gobernando actualmente. La herencia recibida fue fatal, había un déficit fiscal de 7 puntos del PBI que sólo encontramos en la historia luego de la hiperinflación y el rodrigazo. Hay que tomar conciencia que no es el gobierno el que la generó, sino el que lo heredó”, advirtió.
Solanet pidió a la oposición que tenga la capacidad de apoyar las decisiones del gobierno porque el destino puede ser nuevamente complicado. “Cada nueva ley que sale del congreso viene con exigencias de mayor gasto público. Si no se arregla ese tema, en tres o cuatro años el gobierno argentino estará nuevamente en default y eso es más destructivo que cualquier otra cosa”, dijo. Luego agregó: “hay gente muy capaz que está caminando por aguas turbulentas. La oposición debe comprender y no exigir en cada medida del gobierno, una compensación que tiene costo fiscal y empeora la situación de las cuentas públicas”. 
Volviendo al tema inversiones que es fundamental para la reactivación según la palabra del especialista, aclaró que “hemos tenido muchas consultas de personas del exterior que vienen a poner plata en el país. Hemos cerrado muchas negociaciones de gente que invierte en producción. No hay una corriente importante aún, pero ha cambiado notablemente desde el 10 de diciembre pasado”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin