Una mejor educación para los que menos tienen y más necesitan

Ph.D. en Economía en la Universidad de Chicago. Rector de la Universidad del CEMA. Miembro de la Academia Nacional de Educación. Consejero Académico de Libertad y Progreso.

En Montevideo se lleva adelante una experiencia donde aportantes privados financian una escuela para los chicos más humildes y los resultados son muy alentadores.

El domingo 17 de marzo de 2013, el papa Francisco, a cuatro días de haber sido elegido y poco antes de celebrar su primer Angelus en la Plaza de San Pedro, reconoció la trayectoria del sacerdote jesuita Gonzalo Aemilius. “Quiero agradecerle su trabajo”, dijo Francisco abrazando al sacerdote frente al altar de la repleta Iglesia de Santa Ana. Y agregó: “Quiero que conozcan a un sacerdote que ha venido de lejos, que desde hace mucho tiempo trabaja con los niños de la calle, con los drogadictos. Para ellos ha hecho una escuela, ha hecho tantas cosas para que conozcan a Jesús. Todos estos niños de la calle hoy trabajan, con estudio, y tienen capacidad de trabajo”. El sacerdote Gonzalo Aemilius es el fundador del Liceo Jubilar Juan Pablo II, una escuela de gestión privada, religiosa y gratuita ubicada en el barrio Casavalle, uno de los más pobres de Montevideo, que tiene por objetivo brindar educación secundaria a adolescentes que viven por debajo de la línea de pobreza.

Seguir leyendo aquí educacion-para-menos-tienen

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES