Economistas admiten que la recesión es “peor” de lo que pensaban

Director de Políticas Públicas en

Economistas plantearon que la debilidad de las inversiones podría generar el año entrante una salida lenta de la recesión. Así lo indicaron el economista de la fundación Libertad y Progreso Aldo Abram, y el titular de la consultora INFUPA , Manuel Solanet y Daniel Artana, luego de que se conociera el jueves una caída de la actividad del 3,7 por ciento, de acuerdo con el Indec.

“El gobierno aplica una política que apunta a reducir la inflación que lo hace por vía monetaria manteniendo tasas elevadas. Esto reduce demanda de crédito y también la actividad”, dijo Solanet.

El economista consideró que “la política fiscal expansiva genera incertidumbre” y por esa razón consideró que “la inversión no ha impactado”. No obstante, destacó que “ha habido un cambio notable en sentido positivo en materia institucional” que sirve para atraer la inversión.

Abram señaló en tal sentido que “este es el país que más destruyó la seguridad jurídica en los últimos 20 años” y que por lo tanto es factible que la inversión dependerá en gran parte de la confianza que inspire el propio presidente Mauricio Macri. “Este país es una democracia republicana y llegado el momento va a haber recambio. Y lo que van a ver es que los candidatos son los mismos que hay ahora, los Massa y los Urtubey”, opinó el economista.

Aseguró que “va a haber una salida lenta” de la recesión que tendrá como ejes al campo y al gasto en obras públicas que activó el gobierno en los últimos meses. Pero Abram advirtió que “lo que necesitamos es que no sea solo un rebote, que pasado el año electoral vuelva a caer, sino que haya crecimiento y para ello están faltando inversiones”.

Por su parte, el economista jefe de la Fundación FIEL estimó que el año próximo debería haber una recuperación a partir del sinceramiento fiscal y una mejor cosecha agrícola. El economista, mencionó que la economía argentina “entró en recesión a fin del año pasado”, que después continuó por la crisis en Brasil, la devaluación y el ajuste de tarifas.

“Todo eso genera ruido”, indicó. Artana señaló que “la construcción, después de una caída muy fuerte, tocó fondo a mediados de año y a partir de ahí ha recuperado un poco”, donde está ayudando la obra pública y el blanqueo.

En cambio, consideró que la industria “va a seguir la tendencia declinante”, que si bien “octubre dio un poco mejor que septiembre”, continúa “dentro de una tendencia que no viene bien”.

Para Artana, el 2017 se presenta con tendencias expansivas como el blanqueo y una mejor cosecha, por lo que estimó que la economía “debería tener una recuperación el año próximo”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin