Una elección “market friendly”: se desinfló el dólar y las acciones de empresas volaron en Buenos Aires y Wall Street

Director General en

Economista especializado en Desarrollo Económico, Marketing Estratégico y Mercados Internacionales. Profesor en la Universidad de Belgrano. Miembro de la Red Liberal de América Latina (RELIAL) y Miembro del Instituto de Ética y Economía Política de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas. 

IPROFRESIONAL . La City dio su veredicto después del apoyo popular al Gobierno.

Por lo pronto, se registró una baja del dólar que ratificó la estabilidad cambiaria lograda desde el 14 de agosto, tras las PASO, al mantenerse desde ese entonces en un valor equilibrado. También se observaron alzas en las acciones, que llegaron a escalar un máximo de 8%.

Luego de los resultados muy favorables obtenidos por el oficialismo en las urnas, los mercados reaccionaron con fuertes alzas en la Bolsa de Comercio. El tipo de cambio descendió en un marco volátil, en el que se operó un importante volumen de negocios.

Con este panorama favorable, acompañado por los últimos datos alentadores de crecimiento de la economía, los inversores consideraron que el apoyo electoral del domingo le permitirá al oficialismo realizar las reformas necesarias para impulsar a la economía.

El mercado comenzó la jornada de este lunes con una divisa estadounidense que llegó a bajar hasta 15 centavos. Esto, ya que varios operadores consideraban que se iba a “desinflar” por el mayor ingreso de divisas que generaría este respaldo político al Ejecutivo.

Finalmente, al cierre de la rueda, el promedio minorista terminó cayendo siete centavos para venderse a $17,67 promedio.

La cotización del Banco Nación descendió cinco centavos para tocar los $17,20 para la compra y $17,60 para la venta. En tanto, el valor máximo ofrecido fue de $17,75, como fue el caso del ICBC.

En la plaza marginal, el blue subió seis centavos -para cerrar a $18,07- y la brecha con el oficial pasó a ser de 40 centavos (2,3%)

Por el lado del mayorista, cerró con una baja de dos centavos y medio ($17,415), tras iniciar la jornada en un piso de $17,34.

“Hubo sobreexpectativa de que el resultado electoral iba a hacer bajar mucho al billete verde. Pero al tocar un precio tentador, muchos inversores y bancos aprovecharon para comprar, por lo que lo hicieron subir nuevamente. Así, quedó prácticamente en el mismo valor del viernes”, resumieron iProfesional operadores de ABC Cambios.

El volumen total de operaciones fue de u$s818 millones (incremento de casi 50% respecto de la rueda previa), lo que vino a ser el monto más elevado de todo octubre.

Desde el campo, la semana pasada aumentó 17% la liquidación de divisas respecto a la previa. La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas, informaron que en ese lapso las empresas del sector vendieron poco más de u$s340 millones.

Según los operadores, tanto bancos como empresas e inversores se volcaron al mercado de dinero al colocar call money a 25% anual por un día. El volumen más grande pasó por el circuito secundario de Lebac, en el que se transaccionaron u$s450 millones. A 23 días se pagó 26,50% y el período más largo (268 días) otorgó una tasa de 27,35% anual.

El dólar que se negocia en la Bolsa de Comercio en el “contado con liquidación” retrocedió hasta los $17,46. En tanto, en el mercado de futuros del dólar (NDF) del Rofex se negociaron u$s800 millones, el segundo volumen máximo operado del mes,

El período más extenso operado fue marzo a $19,13. Los precios variaron cerca de 20 centavos entre máximo y mínimo, acompañando al “spot”. Finalmente bajaron 4 centavos promedio hasta marzo, respecto del último viernes.

El tipo de cambio afrontó un frenesí desesperado en las semanas anteriores a las PASO, cuando superó los $18 al público y el Banco Central tuvo que abandonar la neutralidad en su política de flotación cambiaria. Es decir, tuvo que salir de apuro a vender u$s1.500 millones en los días previos a la primera vuelta.

No obstante, desde los resultados favorables para el Gobierno en agosto hasta el momento, el billete estadounidense cayó 2%, mientras que la inflación acumulada en los últimos dos meses fue superior al 3%.

Respecto al atraso cambiario, el economista Agustín Etchebarne, director general de la Fundación Libertad y Progreso, considera que ahora se espera que “el peso se siga depreciando, por el simple hecho de que se sigue emitiendo, tanto para financiar al Tesoro como para comprar divisas que entran por endeudamiento”.

Sin embargo, aclara que, por el momento, “el aumento del tipo de cambio es probable que sea inferior a la inflación, generando un retraso cambiario producto del endeudamiento externo al que se recurre para financiar gasto público”.

Por este motivo, indica: “La historia nos muestra que si no se hacen las reformas estructurales, en algún momento vuelve una crisis por desconfianza y saltará el precio del dólar”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES