Baja calificación para el sistema jubilatorio argentino (El chileno, entre los 10 mejores)

Argentina tiene un sistema de pensiones “con grandes debilidades, poco eficiente y con una sostenibilidad de largo plazo en riesgo”, según la última edición del Índice Mundial de Pensiones de Mercer (MMGPI), informe elaborado en Australia con apoyo de Monash University y el gobierno local de Melbourne.

Nuestro país recibe en 2019 una calificación D, en una escala donde A es el mejor resultado posible y E representa la peor de las opciones. El puntaje global obtenido es de 39,5 sobre 100, por debajo de la media mundial (59,3) y muy lejos de los países que lideran el ranking.

Los principales categorías que mide el índice son Adecuación, Sostenibilidad e Integridad. En los tres la Argentina obtiene resultados inferiores a la media global.

Adecuación mide la seguridad financiera de los beneficiarios durante su jubilación y la calidad de las pensiones obtenidas por los beneficiaros más pobres. En este subíndice Argentina obtiene una puntuación de 43,1 mientras que la media es de 60,6.

El subíndice de Sostenibilidad considera una serie de indicadores que influyen en la sostenibilidad a largo plazo del sistema jubilatorio. Se incluyen factores como la importancia económica del sistema privado de pensiones, su nivel de financiación, la duración esperada de jubilación tanto ahora como en el futuro, la tasa de participación en la fuerza laboral de la población de edad avanzada, el nivel actual de deuda pública y el nivel de crecimiento económico real. El puntaje obtenido por el sistema de pensiones argentino en esta categoría es de 31,9 mientras que la media global se encuentra en 50,4.

Por último, el subíndice de Integridad considera tres áreas amplias del sistema de pensiones: regulación y gobernanza; protección y comunicación para miembros; y costos operativos. En esta categoría se hace énfasis en que el estado no sea el único proveedor del sistema de pensiones, sino que exista una articulación con un sistema privado para asegurar una mayor sostenibilidad y confianza de largo plazo. El resultado obtenido en este indicador es de 44,4, también por debajo de la media (69,7)

Las 10 mejores calificaciones las reciben Holanda (81,0), Dinamarca (80,3), Australia (75,3), Finlandia (73,6), Suecia (72,3), Singapur (70,8), Noruega (71,2), Nueva Zelanda (70,1), Canadá (69,2) y Chile (68,7).

El informe completo se puede acceder en https://www.mercer.com.au/our-thinking/mmgpi.html

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin