Cómo logró Australia abandonar el proteccionismo: el caso de la industria textil

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por Diego Berazategui.

La industria textil argentina cae a pesar de los $30.000 millones anuales que los consumidores pagaron en subsidios a los productores.

El valor bruto de producción de la industria textil fue de $79.350 M en 2017. Y aproximadamente la mitad de eso es sobreprecio en el mercado local.

Los derechos de importación eliminan la competencia en el mercado local y los productores dimensionan sus empresas para vender en un mercado cautivo. Los productos importados se venden al doble o triple de lo que se venden en Australia, esto se debe mayormente a:

  • Impuestos en la importación (50%).
  • Costos de transferencias.
  • Trabas burocráticas.
  • Riesgo extra que va a precio.
  • Pocas alternativas de canales de compra (no se puede comprar fácilmente online en el exterior).

Los aranceles/tarifas a la importación generan un sobreprecio en el mercado local y quitan incentivos a la exportación. Los aranceles son un salvavidas de plomo que en realidad destroza a los productores dejándolos afuera del mundo.

Así lo explicaba el Premier australiano en 1991:

“Las tarifas han sido una de las características permanentes de la economía. Los aranceles protegían la industria haciendo que los productos importados fueran más caros aquí; y las supuestas virtudes de esta protección se incrustaron en la psique de la nación.”

“Pero ¿cuál fue en realidad el resultado?

Industrias ineficientes que no podían competir en el extranjero; y precios altos para los consumidores y costos más altos para nuestros productores primarios eficientes. Los australianos más pobres sufren más daños que los ricos”

Ese año Australia decidió abrir la economía y eliminar los aranceles a la importación.

https://www.aph.gov.au/About_Parliament/Parliamentary_Departments/Parliamentary_Library/pubs/rp/rp9900/2000RP07

El gobierno australiano tomó la decisión política de abrir la economía en plena recesión (la última ) y desde entonces el PIB per cápita de Australia creció 6 veces más rápido que Argentina.

Pero cuidado, para cuando el premier lo anuncia el tema ya estaba estudiado y consensuado en las instituciones. Las reformas se estudian y proponen desde instituciones estatales creíbles independientes de la política partidaria para facilitar el consenso.

Acá pueden ver como en Australia se consideran subsidios a los costos extras que pagan los consumidores debido a los aranceles a la importación, trabas regulatorias, etc.

https://www.pc.gov.au/research/ongoing/trade-assistance/2017-18/trade-assistance-review-2017-18.pdf

También es cierto que los productores pagan impuestos muchísimo más altos que en otros países con producción textil.

Los productores podrían pedir impuestos más bajos en lugar de pedir PROTEGER a la industria con aranceles. Con este esquema los industriales están siendo funcionales a los políticos que eligen generar trabajo no sustentable instantáneo para conseguir votos.

La dinámica es la siguiente: instituciones tomadas por políticos partidarios tienen incentivos para aumentar el gasto y, por ende, los impuestos. Los impuestos altos restan competitividad y generan, en consecuencia, la necesidad de “proteger” a las empresas locales de la competencia externa o sencillamente de la posibilidad de seguir trabajando en un entorno asfixiante. Para “proteger” a las empresas, en lugar de bajarle los impuestos, se ponen aranceles a la importación y eso termina aumentando los precios y bajando la calidad de los productos y servicios en el mercado local. Con este esquema, la mayor parte de las empresas no tienen incentivos para exportar y terminan siendo dependientes del mercado local.

El tema es complejo y Argentina no tiene instituciones no politizadas que puedan aportar un estudio detallado de la situación. Todos aportamos información en la TV y en las redes y seguro que tenemos algo de razón. Pero, para lograr consenso el tema tiene que ser estudiado con datos y fuera de ámbitos partidarios.

Argentina necesita una Revolución de las Instituciones y entre otras cosas crear un ente autárquico que estudie los temas de productividad en detalle y fuera de ámbitos políticos partidarios.

Australia tiene la Productivity Commission que es como una CONADEP que se ocupa de generar información para discusiones informadas y también monitorear la productividad de las diferentes áreas de la economía y del estado.

Cuando abrieron la economía en Australia ya tenía instituciones independientes de la política para hacer consulta pública, estudiar el tema y proponer la mejor solución. Vean cómo estudiaron textil y calzado, 1000 páginas y consultas a todos los interesados:

https://www.pc.gov.au/inquiries/completed/textile-clothing-footwear-1997

“…poner dinero en el bolsillo a la gente” vs productividad/exportación.

Vean cuánto más aumentaron las exportaciones en Australia con el boom de los commodities. En Argentina eligieron retenciones, impuestos altos y aranceles de importación para hacer populismo. Fue pan para hoy y hambre para mañana.

Desde la industria textil van a decir: “Australia no tiene Industria Textil”

Eso es FALSO. Con la economía abierta la industria textil en Australia pone el foco en áreas nicho aporta más valor al PIB per cápita que en Argentina:

Lo mismo se repite en toda la industria manufacturera, Australia tiene casi el triple.

Poniendo el foco en áreas de valor Australia exporta 7 veces más Textiles y prendas de vestir. (con aranceles de importación de 0%).

En Australia la industria textil emplea a 33,000 personas (0.12% de la población) y en Argentina emplea 98,000 (0.21% de la población).

La industria textil en Australia es la mitad en generación de empleo pero exporta 7 veces más y paga un salario promedio de $1.150 por hora, aproximadamente $200.000 por mes.

Listado de salarios promedio por ocupación

Y con este esquema se logra que un albañil en Australia necesita trabajar solo 5 minutos para comprar una remera.

Remera blanca en Kmart Australia AUD3.75 = $145

https://twitter.com/i/status/1175687938601963522

Siguiendo el modelo de apertura de Australia y quitando aranceles de importación e impuestos excesivos Argentina podría bajar la pobreza rápidamente.

Australia pone el foco en áreas de alto valor agregado: R&D, Diseño, Comercialización, Marketing, etc. Mientras que Argentina mantiene un modelo de sustitución de importaciones de los 70… el negocio hoy ya no está en la producción. La producción es hoy un commodity y esto se ve muy claro en la industria textil.

ULTÍMOS ARTÍCULOS

ArticulosRelacionados

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES