Entre enero y mayo 23.725 empleadores cerraron y 331.842 empleados perdieron su trabajo

AGROSITIO – Según datos de la AFIP revelados hasta el mes de mayo, en los últimos dos meses ha disminuido la cantidad de empleadores en 12.619 y 5.927 para abril y mayo respectivamente. A simple vista, los datos parecen señalar que la destrucción en el mercado laboral está en descenso, pero no necesariamente es así, ya que la cantidad de trabajadores afectados continúa en aumento.

En abril, la cuarentena destruyó a 12.619 empleadores y a su vez afectó a 91.237 trabajadores. En mayo, si bien la cantidad de empleadores que tuvieron que cerrar sus puertas fue menor (5.927), se perdieron 193.644 empleos según datos de la AFIP. Esta diferencia indicaría que en el primer mes cerraron los emprendedores con menos capital y cantidad de empleados. Luego empezaron a “caer” los de mayor tamaño y más cantidad de trabajadores.

El acumulado anual para el lapso enero-mayo indica que Argentina perdió a 23.725 empleadores. El promedio de los últimos nueve años señala una caída promedio de 2.949 para el mismo período. A su vez, 331.842 trabajadores se quedaron sin empleos (autónomos; relación de dependencia y monotributistas), frente a un promedio de reducción de 6.039 para igual lapso en los últimos nueve años.

El 2020 será un año muy duro en términos económicos. El último dato correspondiente al nivel de actividad revela una caída del 26,4% interanual para el mes de abril. El derrumbe es histórico. Sólo con el dato de abril, Argentina retrocedió diez años en términos de nivel de actividad. Se estima para el 2020 una caída en torno al 13%.

Argentina se encontraba estancada desde el 2011 sin poder vislumbrar una tendencia de crecimiento. Eventualmente se podría esperar un “rebote” pequeño en el 2021, aunque no alcanzará para volver a los niveles de actividad pre-pandemia. Lo más probable es que el estancamiento observado entre el 2011-2019 se traslade unos escalones más abajo, lo que significará un mayor grado de pobreza.

Para poder lograr tasas altas de crecimiento, que (en el menor tiempo posible) permitan darles puestos de trabajo a los que lo perdieron y a los que entrarán al mercado laboral, es necesario lanzar e implementar cuanto antes un programa de reformas estructurales. En ese sentido, la Fundación “Libertad y Progreso” ha realizado una propuesta que puso a disposición del Gobierno Nacional, la dirigencia política y de la opinión pública.

Fuente: Libertad y Progreso

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES