Según un informe, la jubilación mínima sólo cubre el 35% de la Canasta Básica Total

Foto Ivan Cachanosky
Iván Cachanosky
Economista, colaborador de Libertad y Progreso

Lic. en Administración de Empresas. Magister en Economía Aplicada de la UCA. Doctorando en Economía en la UCA.

De acuerdo a un informe realizado por la Fundación “Libertad y Progreso”, la jubilación mínima que abona el Estado nacional llegó a U$ S 127,76 (valor en el cual se ubicó el “dólar blue” en un determinado momento) y sólo cubre el 35% del costo de la Canasta Básica Total, que de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, en abril de 2020 se estimó en torno a los $ 45.000.

Según el relevamiento, para diciembre del 2011 los jubilados ganaban “el equivalente al 60% de la Canasta; 50% en diciembre de 2015 y 37% en diciembre del 2019”, mientras que la última actualización indica que sólo se cubre el 35% de la Canasta Básica Total.

En lo concerniente a este tema, Iván Cachanosky, licenciado en Administración de Empresas, magíster en Economía Aplicada y economista de la Fundación “Libertad y Progreso”, afirmó a La Mañana que en el país se está observando un deterioro del poder adquisitivo de los jubilados, tomando el haber mínimo que abona la gestión nacional. “Si bien el monto oscila y por momentos sube, lo que vemos es una tendencia a la baja; y el haber puede cubrir una cada vez menor proporción de la canasta. La situación se está agravando y creemos que se está entrando en una fase crítica”, advirtió.

“Existe una gran diferencia entre la promesa de campaña realizada por la actual gestión nacional y lo que va a poder hacer ahora. Aunque el contexto de hoy es diferente por la pandemia, el Presidente, en su momento, había prometido utilizar el dinero de los intereses generados por las Letras de Liquidez emitidas por el Banco Central para pagarle un 20% de aumento a los jubilados; y el mandatario va a estar lejos de incrementarles los haberes en ese porcentaje”, explicó Cachanosky a este diario.

“Con la perspectiva económica actual, que señala un aumento de la inflación para los próximos meses, lo más probable es que los jubilados continúen perdiendo poder adquisitivo en relación al dólar y a la suba de precios”, agregó.

A continuación, el experto dijo que para resolver este problema, las autoridades tienen que encarar un conjunto de reformas estructurales que se vinculan a “la sostenibilidad y a la competitividad argentina”, para así lograr que los pasivos accedan a una mayor jubilación. “El acceso al empleo formal debería ser más fácil, para que gran parte del empleo informal pueda volcarse a la formalidad. Pero esto no será suficiente”, añadió.

Por ello, el economista propuso volver a un régimen de capitalización, porque esa modalidad “mostró que podía sanear los problemas de solvencia que existían”. En este marco, pidió la creación de un sistema previsional “mixto”, que permita otorgar a cada persona la alternativa de aportar a un sistema de capitalización, para que la adhesión al sistema de reparto no sea “compulsiva”.

“El sistema previsional actual no funciona ni en la Argentina ni en otros países del mundo. Todos los sistemas previsionales están quebrados, por el aumento de la expectativa de vida y por otras razones. Durante la vigencia de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones, el 11% de los aportes previsionales iban a pagar la jubilación del aportante y el 89% restante a abonar jubilaciones anteriores, porque el sistema estaba quebrado. En ese momento, hubo que elaborar un sistema de saneamiento. Se acumularon cerca de 20.000 millones de dólares, que al pasar al sistema de reparto fueron literalmente ‘saqueados’”, manifestó Iván Cachanosky.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin