Economistas: anuncio sobre menor emisión es “señal correcta” pero insuficiente

PERFIL – El anuncio del ministerio de Economía este lunes de que no se  solicitarán asistencias del Banco Central al Tesoro en forma de Adelantos Transitorios en lo que resta del año fue leído por los economistas como una medida “en la dirección correcta” que busca mandar al mercado un mensaje de moderación en la emisión monetaria en medio de la batalla por lograr la calma cambiaria aunque algunos analistas evaluaron que luce “escaso” para revertir las expectativas y abogan por una mayor reducción del déficit fiscal para dar una señal más contundente. Hay analistas que dudan de que se vaya a cortar la asistencia financiera de la entidad monetaria al Tesoro porque plantean que el comunicado del Palacio de Hacienda solo hace mención a no recurrir a Adelantos Transitorios, pero nada dice sobre las utilidades del Banco Central. Según los cálculos privados, las utilidades del BCRA ascienden a unos $750.000 millones.. Luego de que se conociera la cifra de déficit fiscal de septiembre que encendió de nuevo la alarma de los analistas sobre una mayor aceleración de la emisión hacia fin de año,  Economía en las dos últimas semanas dio un giro para demostrar que el gobierno dependerá menos financieramente del BCRA.  

Fuentes de la entidad monetaria confirmaron hoy que el viernes último se concretó la reducción de 101.000 millones de Adelantos Transitorios. Se suma  a las cancelaciones ya efectuadas por el Tesoro en octubre por cerca de $ 26.000 millones. SEÑAL INSUFICIENTE. Para el director de la consultora Seido, Matías Carugati, el anuncio realizado hoy antes de que abrieran los mercados es una “señal en el sentido correcto, pero tampoco es algo que sea muy significativo, están diciendo que no van a tomar más adelantos transitorios, algo que casi ya no podían hacer porque estaban cerca del límite”.  “Como señal, es correcta en la dirección pero acaso luce algo escasa en términos de potencia. Desde el gobierno siguen con esta estrategia de ir soltando medidas cada tanto, en vez de armar y presentar un paquete entero de una sola vez. Lo que tendría mayor efecto sobre expectativas”, juzgó.

Carugati acotó que “al margen de eso, nada dice el comunicado sobre las utilidades del BCRA; todavía quedan $ 785.000 millones sin distribuir y que implicarían emisión de dinero”. De igual mirada, Fernando Baer, economista jefe de Quantum Finanzas, especuló que “probablemente hayan tocado el límite que por Carta Orgánica pueden utilizar de adelantos, lo que no quita que usen otras fuentes del BCRA que pueden ser utilidades, es una cuestión contable de los activos que tiene en moneda extranjera y cómo evoluciona el tipo de cambio, eso les puede dar algo de caja”.

“No creo que cambien las expectativas pero va en línea con algún tipo de racionalidad, hay que ver que terminan haciendo, si ajustan un poco más el déficit en noviembre y diciembre como para ahorrar algo más de necesidad de financimiento”,  opinó. Según estimó Baer, el BCRA “en 2018 y 2019 tuvo ganancias acumuladas no distribuidas por casi $1,9 billones, y en lo que va del año ya utilizó $1,2 billlones,  con lo cual le quedan utilidades por unos  $750.000 millones”. En la misma tónica,  el director de LCG, Guido Lorenzo, planteó que “nos preocupaba más que nada cómo iba a seguir con Adelantos Transitorios porque por ley estaba sin margen ya, así que da la tranquilidad que no se va a violar a la carta orgánica del BCRA lo cual sería una muy mala señal”.

“Respecto a las expectativas, es bueno que reafirme en cada comunicado el problema de exceso de oferta de pesos que pueda existir. El problema es que no se sabe aún si es un compromiso real o si es simplemente un juego de señales del tipo: el sector privado quiere oír esto, se lo digo. Eso se va a saber principalmente en el financiamiento del déficit 2021. Eso calmaría más que el horizonte de dos meses”, argumentó. Según su visión, para calmar esas expectativas sería más contundente exigir una reducción mayor del déficit fiscal y ahí hay que ver si está el compromiso, creo que sería una buena oportunidad para generar credibilidad”.

Por su parte, Santiago Gambaro, de la consultora Analytica, dijo que “pareciera estar vislumbrándose una coordinación entre el Banco Central y el Tesoro que antes no había, todas estas señales seguramente contribuyan a mejorar las expectativas”. De todos modos, manifestó que “deberíamos estar atentos a qué pasará con el próximo tramo del IFE, para ver cuál será la dimensión del ajuste fiscal y el compromiso en ese sentido, porque no creemos que el recorte provenga por tarifas u obra pública en el corto plazo por su impacto en precios y actividad respectivamente”.

Para el director de la Fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, “la jugada que hizo Guzmán anunciando que iba a empezar a financiarse en el mercado voluntario de deuda para dejar de presionar sobre el BCRA fue muy hábil, porque si se cumple, hacia adelante habrá una menor depreciación de la moneda, y eso tiende a tranquilizar a la gente”. No obstante, Abram consideró que estas medidas “generan tranquilidad pero no resuelven la enfermedad, hay que resolver los problemas de fondo, esto te da tiempo, pero si no curas al paciente, se va a morir”.  

Más optimista, José Echagüe, de Consultatio Plus, sostuvo que “es un anuncio muy positivo, el gobierno acierta en dar un poco de certidumbre a la emisión de pesos” que “es un punto clave para estabilizar el tipo de cambio”. “Algo de reversión de expectativas ya estamos viendo,  la brecha está bajando, los bonos estabiilizaron su caída, no se si se vamos a tener efectos inmediatos en términos de dinámica de reservas, pero esto es algo que sin duda había que hacer y creo que el mercado le va a dar una bienvenida a eso”, auguró.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES