La corrupción en los tiempos del coronavirus

Consejera Académica en Libertad y Progreso

Diana Mondino es Directora de Relaciones Institucionales y profesora de Finanzas en los Master en Dirección de Empresas y Master en Finanzas de la Universidad CEMA.  Tiene experiencia en temas económicos y de management.

En el área social es miembro de Consejo de Dirección de la Fundación Banco de Alimentos. En el sector privado es Directora de Pampa Energía y Loma Negra, empresas que cotizan en NYSE.  Fue directora de Banco Supervielle hasta mayo 2017

Hasta 2005 fue Directora de la región Latinoamérica para Standard & Poor’s, basada en Nueva York, con responsabilidad sobre las actividades regionales.

Diana es MBA de IESE, España, y Lic. en Economía de la Universidad Nacional de Córdoba.

EL INTERIN – “En tiempos de emergencia, la corrupción aumenta”, dice Delia Ferreira Rubio, presidenta de la organización no gubernamental Transparencia Internacional.

Una vergüenza que refleja el desencanto de aquellos que pensaban que la pandemia iba a mejorar a las personas. Sobre todo, a quienes que tanto desde el sector público como desde el privado se aprovechan de los llamados “contratos COVID” que, agrega Ferreira Rubio, “tienen una carga de inmoralidad sumamente alta”.

¿Qué tan grave es la corrupción? El Índice de Percepción de la Corrupción 2020 “revela que está socavando los sistemas sanitarios y contribuyendo al retroceso democrático”, suscribe Ferreira Rubio.

Argentina descendió 12 lugares en el primer año de gobierno de Alberto Fernández. Pasó del puesto 66 al 78 entre 180 países auscultados.

Todo empeora con la pandemia.

Tanto en el gobierno nacional como en las provincias y en los municipios “se privilegia el corto plazo”, dice Diana Mondino

La empresa YPF, que produce el 28 por ciento del gas y el 47 por ciento del petróleo del país, se encuentra en una situación financiera delicada, como detalla el economista Alejandro Einstoss, miembro del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi.

“Hay una caída estructural de la producción de YPF en los últimos 20 años y una pesada deuda financiera que se contrajo a partir de 2012, cuyos recursos se aplicaron al proyecto Vaca Muerta”, señala Einstoss. Argentina, añade, “no es competitiva produciendo gas y petróleo”.

Los números no dan, “algo evidente en 2020 con la situación de cuarentena que ha sido más compleja de lo que muchos preveían y decisiones de política económica que a mí no me gustan”, expone la economista Diana Mondino, profesora de Finanzas de la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (CEMA).

Tanto en el gobierno nacional como en las provincias y en los municipios “se privilegia el corto plazo”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES