Índice de Calidad Institucional 2021

Miembro del Consejo Académico de Libertad y Progreso.
Doctor en Administración por la Universidad Católica de La Plata y Profesor Titular de Economía de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UBA. Sus investigaciones han sido recogidas internacionalmente y ha publicado libros y artículos científicos y de divulgación. Se ha desempeñado como Rector de ESEADE y como consultor para la University of Manchester, Konrad Adenauer Stiftung, OEA, BID y G7Group, Inc. Ha recibido premios y becas, entre las que se destacan la Eisenhower Exchange Fellowship y el Freedom Project de la John Templeton Foundation.

EL PINGUINO – La calidad de las instituciones es fundamental para el fortalecimiento de los mecanismos de gobernanza y la legitimidad democrática. En un inicio de década que ha estado marcado por la convulsión y la incertidumbre futura, en medio de la declarada pandemia global, urge revisar elementos objetivos para valorar o mejorar las instituciones de nuestros países.

Como indica Bertha Pantoja, presidenta de la Red Liberal de América Latina (RELIAL), mientras se cuente con mejores instituciones que propendan a la libertad son éstas las que permitirán a “los ciudadanos volver a gozar de las libertades civiles que injustamente les fueron arrebatadas durante la pandemia”, terreno desde el cual todo el país aún continúa padeciendo bajo innumerables restricciones arbitrarias.

En la vorágine política irresponsable relacionada con reformas y propuestas de cambios radicales al ordenamiento en Chile es necesario destacar cuáles son las componentes que mayoritariamente son valoradas por los indicadores internacionales, respecto a nuestra institucionalidad. Para hacer un llamado de alerta a los convencionales constituyentes que serán electos durante estas jornadas y para que los ciudadanos hagan respetar sus derechos y libertades esenciales amparados por la constitución

Recientemente, el economista Martín Krause, a través del think tank Libertad y Progreso (Argentina) en colaboración con RELIAL, publicó una nueva versión del Índice de Calidad Institucional (ICI). La presente edición, viene a reflejar la importancia del impacto de la pandemia en las instituciones, principalmente en lo que respecta a salud, trabajo y la libertad. Destaca que la revisión del eventual incremento de la desigualdad, que tanto ruido suscita en los políticos, evidenciando que las riquezas de las principales fortunas están en acciones “cuyo precio ha sido artificialmente inflado por las políticas de emisión monetaria de los principales bancos del planeta”. Por otro lado, el economista argentino hace una fuerte crítica al afán constructivista de las élites políticas y empresariales para el establecimiento e instalación de una agenda titulada como “El Gran Reinicio” (The Great Reset), cuyo libro fue publicado durante el año 2020 por el presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, así como también se refiere al control total del estado en tanto al monopolio de tratamientos de las pandemias.

En el ICI, se miden 189 países, y la medición está basada la posición relativa de dichos países en ocho índices principales: Estado de Derecho, Voz y Rendición de Cuentas, Libertad de Prensa, Percepción de Corrupción, Competitividad Global, Índice de Libertad Económica (Heritage y Fraser), junto con el informe de Clima de Hacer Negocios.

Entre los países de mejor calidad institucional, se encuentran: Dinamarca, Nueva Zelanda, Suiza, Finlandia y Canadá, destacando el ingreso al top 20, los países bálticos de Estonia (13°) y Lituania (20°), ex Unión Soviética, que han introducido profundas reformas de mercado y de fortalecimiento institucional alejado del socialismo. Los países que figuran con peor calidad institucional son: República de Yemen, Siria, Eritrea, Somalia, Corea del Norte.

En el caso de Chile, a pesar de la insurrección desarrollada en octubre del año 2019 y el deterioro de las relaciones institucionales que han ocurrido en la agenda, su posición relativa se conserva en el lugar 25 del ranking, lo cual para este tipo de indicadores hay que tomárselo con cautela, puesto que es habitual que los cambios sustanciales se den en un mediano a largo plazo, por ende se invita a pensar en conservar lo mejor de nuestra institucionalidad dada por la Constitución Política actual y definitivamente enmendar el rumbo, hacia la libertad.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES