“Hay una inflación reprimida por un super cepo electoral que aplica el Gobierno”

Director General en Libertad y Progreso

Economista especializado en Desarrollo Económico, Marketing Estratégico y Mercados Internacionales. Profesor en la Universidad de Belgrano. Miembro de la Red Liberal de América Latina (RELIAL) y Miembro del Instituto de Ética y Economía Política de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas. 

EL LIBERAL – El economista Agustín Etchebarne, director de la Fundación Libertad y Progreso se refirió en diálogo con EL LIBERAL a la situación inflacionaria, al tipo de cambio y al contexto que se presenta en esta segunda parte del año, con el ingrediente extra de una elección legislativa en el medio.

ESCUCHAR LA ENTREVISTA

Para el analista, el escenario inflacionario se presenta como una amenaza, pero que en el contexto pre electoral, el Gobierno seguirá reprimiendo. No obstante “es difícil que baje”.

¿Hay indicios que la inflación pueda bajar en los próximos meses?

La inflación es difícil que baje. Si bien ha bajado un escalón porque estaba en el 4% mensual y ahora estamos en el 3,2% mensual, pero esto es gracias a que están haciendo cepo sobre el cepo, complicando la compra de dólares, con más retraso tarifario, retraso del tipo de cambio y demás, pero todo esto es inflación reprimida mientras que el origen de la inflación es la emisión monetaria que se está volviendo a acelerar.

Durante el primer semestre tuvimos un déficit fiscal más pequeño porque tuvimos la entrada de los dólares de la cosecha gruesa y también por el impuesto a la riqueza, ese impuesto extraordinario que va a tener efectos nocivos de largo plazo pero que en el corto significó una entrada de dinero, entonces, el primer semestre se pasó más sencillo.

¿Cómo se perfila el segundo semestre?

El segundo semestre se va a poner más complicado y se va a lograr pasar porque van a entrar U$S4300 millones del FMI. Pero para el 2022 la situación se sigue complicando y de fondo no hay nada que indique que la inflación va a bajar. Más bien diría que hay una inflación reprimida, la emisión monetaria continúa y se está acelerando. La deuda del Banco Central está en el 124% de la emisión monetaria y paga una tasa de interés de 45% anual, eso también es explosivo. El balance del Central es explosivo y termina con una mega devaluación en algún momento del año que viene.

“En el tipo de cambio no veo espiralización preelectoral”

Con respecto de la inflación, Etchebarne dijo que “en los últimos 12 meses fue 50% anual pero si se anualiza la del primer semestre da 60% anual. Ahora estamos un escalón más abajo porque estamos en plan preelectoral, donde tratan de frenar la inflación y dar algún bono, un subsidio a los jubilados para que pasen bien las elecciones y sacar un voto adicional, pero a la larga, se viene deteriorando mucho el salario real y las jubilaciones. Desde el 2013, el salario real cayó más del 40% y las jubilaciones más del 11% cuando ya eran bajas.

¿Qué sucederá con el tipo de cambio en los próximos meses?

En el tipo de cambio no creo que haya una espiralización antes de las elecciones, al contrario creo que este gobierno en primer semestre mejoró el balance de reservas del BCRA por la entrada de los dólares de la soja, del maíz, en cerca de U$S 6000 millones, pero eso dura un tiempo. En el segundo semestre entran los del FMI con lo cual le deja un escenario relativamente tranquilo hasta las elecciones. Por supuesto hay siempre pulseadas y demás, pero hoy no veo la espiralización. Sí va a haber problemas en el 2022 porque los U$S100 mil millones que se reestructuraron en 2020 para salir del default, fue patear para adelante los vencimientos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin