Más populismo y dispendio monetario, la única salida viable que ve el Gobierno

Por Miguel Angel Rouco – Lo mejor que le puede pasar a la administración de Los Fernández, es serenarse y pensar en términos de mediano plazo. Si la maquinaria oficial es dominada por la necesidad de revertir el resultado de las PASO, las cosas se pueden complicar seriamente para la Argentina en su conjunto y puede dar lugar a un final precipitado para la coalición gobernante.

Es que la magnitud y la complejidad de los problemas que enfrenta el país es tan grande que requiere de pensar fríamente y en términos de mediano plazo. Si el gobierno intenta revertir el resultado de las PASO, en base a más populismo y dispendio monetario, cometerá un grave error.

Una seria advertencia lanzó la agencia Moody’s al remarcar que “la coalición del Gobierno argentino sufrió una gran pérdida de votos en las primarias legislativas. Los resultados de las PASO señalan que el Gobierno podría perder el control de una o ambas cámaras legislativas en las elecciones generales del próximo 14 de noviembre.

La falta de una mayoría legislativa propia obligará al Gobierno a depender del apoyo de otras coaliciones para la aprobación de leyes, lo que requerirá una formulación de políticas basadas en el consenso. La reacción inicial del mercado parece ser positiva, ya que los inversores consideran ese escenario como favorable. Pero una decisión del Gobierno de impulsar un mayor gasto y financiamiento del Banco Central antes de las elecciones de noviembre podría empeorar los ya severos desequilibrios macroeconómicos del país y complicar las futuras negociaciones con el FMI”.

La señal de alarma se encendió e indica que no hay margen para aventuras temerarias. El gobierno debiera ya enfocarse en la segunda etapa de su mandato y leer el mensaje de la ciudadanía que no pide otra cosa más que terminar con la pandemia, eliminar la inflación y generar condiciones para aumentar el empleo.

Casi 115.000 muertes se llevó el coronavirus y todavía las vacunas y los testeos no se han generalizado. Esta es la responsabilidad del gobierno. Intransferible. La pandemia se llevó miles de puestos de trabajo, al punto tal que la Argentina es el segundo país de Latinoamérica con más de horas de trabajo perdidas, como consecuencia de la cuarentena eterna y de la pandemia, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La Argentina fue el segundo país en la región la pérdida de horas de trabajo más altas (21,0%). Se ubicó por detrás de Perú con el 27,5%, pero por encima de Colombia (20,9%); Bolivia (20,5%); Ecuador (17,6%); Costa Rica (17,5%); Chile (16,7%); Brasil (14,9%); México (12,5%); Paraguay (11,4%) y Uruguay (11,2%).

De acuerdo con un trabajo elaborado por la Fundación Libertad y Progreso (FLyP), “el mercado laboral se vio fuertemente afectado con una pérdida de horas de trabajo 4 veces mayor que en la última crisis financiera del 2009, con cuantiosas pérdidas de empleos; reducciones de ingresos laborales y persistentes cifras de informalidad. En nuestro país, se registró una caída del empleo en 2020 del 9,2%, en un 9,5% para hombre y 8,7% para mujeres. Aunque, el ratio por sexo de empleo sobre el total se mantuvo en 56% para hombres y 44% para las mujeres”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES