”La economía se desangra con esta pérdida de financiamiento y todos vamos a estar peor”

EL LIBERAL – La escalada que tuvo esta semana la cotización de los tipos de cambio alternativos como el contado con liquidación no regulado o el dólar Senebi, que alcanzaron hasta los $190, son señales de preocupación para diferentes analistas por lo que indicaron que “si hay fuga de capitales es malo porque se está desfinanciando desangrando la economía”.

En diálogo con EL LIBERAL el economista Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, indicó que “siempre es una señal preocupante el hecho de que el tipo de cambio libre suba, porque eso indica dos cosas: una es que el precio se está depreciando y cuando eso sucede, el primer lugar donde varía su valor se nota en los tipos de cambio libre”. No obstante, “la realidad es que ese peso se va depreciando y se va a reflejar en subas de bienes y servicios lo que es más inflación”.

Por otra parte, “si está subiendo el tipo de cambio, también está reflejando que hay fuga de capitales, salida de ahorros de argentinos y extranjeros y esto es malo porque se está desfinanciando, desangrando la economía con lo cual eso quiere decir que la economía va a funcionar peor por esta pérdida de sangre, de financiamiento y por lo tanto todos nosotros vamos a estar peor”.

En tanto, para el economista Jorge Colina, director de Idesa (Instituto para el Desarrollo Social) “cuando los dólares financieros suben es porque está saliendo plata en blanco, lo que significa que la gente se está cubriendo con el dólar por las elecciones. Se está protegiendo porque la economía no está bien” señaló a EL LIBERAL. Consultado sobre cuánto influye la emisión monetaria, dijo que “en agosto y septiembre se está emitiendo más y en el último trimestre se emitirá más todavía porque va a subir el gasto y eso va a ser con más emisión y más inflación”.

”Con el nivel de emisión monetaria que tiene el país es imposible bajar la inflación”

El economista Fausto Spotorno advirtió que con el nivel de emisión monetaria que tiene la Argentina “es casi imposible bajar la inflación“, por lo que estimó que habrá un piso del 50% “por varios años”.

“Lo más preocupante es la emisión monetaria, que ya tiene una dinámica descontrolada. Por ejemplo, de acá a fin de año hay que emitir 1,6 billones de pesos para financiar las necesidades financieras” del Estado Nacional, alertó.

Spotorno consideró que, para 2022, el Gobierno “tendrá más espacio para ser más racional, pero dudo que sea lo suficientemente así para, por ejemplo, evitar un proceso inflacionario mayor al actual”.

Por otra parte, el economista indicó que hasta las elecciones legislativas de noviembre, “se van a anunciar algunos gastos adicionales y no mucho más, que no tendrán demasiado impacto económico”.

“Se van a anunciar gastos adicionales, como bonos para jubilados y tal vez un nuevo IFE. No mucho más. El impacto económico de esas medidas va a ser bajo, porque no hay tiempo para hacer las cosas”, añadió Spotorno.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES