Para las consultoras privadas, la inflación de octubre volvió a ubicarse en torno al 3%

PERFIL – Todo parece indicar que la inflación de octubre volvió a quebrar la barrera del 3 por ciento. La situación, lejos de remitir, parece que seguriá mostrándose firme y algunas consultoras privadas ya adelantan que la presión sobre los precios se mantendrá en noviembre y diciembre. 

El Gobierno aplicó el congelamiento de unos 1400 productos de la canasta y ahora también con los medicamentos, sin embargo no ha comenzado a mostrarse esa mejora en el IPC. 

El propio Gobierno reconoció que el índice de octubre se mantendría elevado. Por caso, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, indicó en los últimos días que el efecto del congelamiento de precios se verá reflejado recién para el mes de noviembre.

 Vale recordar que la inflación registrada en el mes de septiembre del 2021, ubicada en un 3,5%, lo que representa un 37% en lo que va del año y un 52,5% en los últimos 12 meses

Por su parte, los últimos días se conoció el úlimo Relevamiento de Expectativas del Mercado que publica el Banco Central.

Según el relevamiento, el mercado ajustó un alza de expectativas en octubre. La cifra se incrementó en 2,1 puntos porcentuales respecto del REM de septiembre. En ese marco, el mercado corrigió desde el 2,8% al 3,2% sus estimaciones para el mes diez del año.

Además se indica que “a fines de octubre de 2021, las y los analistas del mercado proyectaron que la inflación minorista para 2021 se ubicará en 50,3% (2,1 p.p. superior a la encuesta previa)”. Además, el informe explica que “quienes mejor pronosticaron esa variable para el corto plazo esperan en promedio una inflación de 51,0%. (2,4 p.p. superior a la encuesta previa). Asimismo, los participantes del REM elevaron el pronóstico de inflación para 2022 a 48,9% (+2,9 p.p. respecto del REM previo)”. 

Qué opinan las consultoras

“La previa a las elecciones está dejando una contención de variables macroeconómicas como tipo de cambio, tarifas de servicios públicos y congelamientos. La expansión del gasto público con emisión dejará como saldo una mayor presión inflacionaria futura”, estimó Focus Market.

Según el director de la consultora, Damián Di Pace, “será clave que el Gobierno luego de las elecciones se decida a atacar las causas y no los efectos de la inflación”.

EL titular de Focus Market habló también de la situación de erosión que muestran los bolsillos de los trabajadores. “Con el salario mínimo vital y móvil actualizado a $32.000, en octubre la canasta básica alimentaria para una familia tipo está 9,3% por encima de ese nivel”, calculó.

A su vez, indicó: “Teniendo en cuenta que recién se pagarán $33.000 en febrero 2022, el poder adquisitivo quedará erosionado frente a la inflación del período en los próximo meses”.

Por su parte, el presidente de Analytica, Ricardo Delgado se refirió a la complicada situación de tener un IPC tan elevado. “Es muy difícil pensar una economía, sobre todo para los próximos dos años, con una inflación de piso 50%”.

“Es técnicamente imposible recuperar ingresos en pesos con estos niveles de inflación. Siempre los salarios, jubilaciones y los que recibimos ingresos en pesos vamos a perder”, puntualizó.

Para la Fundación Libertad y Progreso, en octubre la inflación tuvo un avance del 3,2% mensual, lo cual muestra una disminución respecto del 3,5% de septiembre último. En los 10 meses del 2021, la inflación acumulada alcanza 41,3%, mientras que en términos anuales fue del 51,7%. Sin embargo, la inflación acumulada de 2021 es la segunda más grande de los últimos cinco años, manifestó la consultora.

“Este registro es solamente superado por 2019, que se ubicó en 42,2%, como consecuencia de la devaluación luego de las PASO de aquel año”, sostuvo.

“En tercer lugar se encuentra 2018, con una inflación acumulada del 39,5%; luego sigue el 2020 (26,9%) y en último lugar 2017 (19,4%)”, explicó el informe de la entidad.

Aldo Abram, director ejecutivo en la Fundación Libertad y Progreso, analizó: “La baja de inflación que observamos en nuestro indicador con respecto a la oficial de septiembre es habitual en la estacionalidad en años que son normales y en los que la inflación no está escalando aceleradamente”.

“Era lo esperable. Lo que podemos esperar es que aumente la inflación en noviembre y diciembre con respecto a octubre”, proyectó.

“A partir de diciembre, el ritmo de suba del tipo de cambio mayorista comenzará a acelerarse. Esto arrastrará el precio de los bienes que están en las góndolas. Hasta ahora venían subiendo más moderadamente justamente por el atraso cambiario preelectoral que estaba generando el BCRA”, argumentó.

Finalmente, desde Macroviews, Rodolfo Santángelo comentó en declaraciones radiales que la inflación de octubre “dio arriba de 3%”.

“Puede ser 3,2 o 3,4%. Hace 50 meses que la mayoría de los meses da más de 3% mensual”, apuntó y analizó: “La Argentina está en una velocidad crucero del 3% mensual y cuarenta y pico anual hace cuatro años”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin