Los dólares alternativos siguieron subiendo: el contado con liqui llegó a $208 y el blue terminó en $201,5

Economista Jefe en

Lic. en Administración de Empresas. Magister en Economía Aplicada de la UCA. Doctorando en Economía en la UCA.

CLARIN – Tras la escalada del martes, con subas de hasta 6%, los dólares alternativos retomaron el alza este miércoles. El dólar bolsa o MEP llegó a tocar los $201, pero cedió al final y terminó en $200, mientras que el contado con liqui, usado para sacar divisas del país, trepó a $208,7. El dólar blue aumentó un peso, a $201,5.

El dólar contado con liqui es el que lidera las alzas. En esta rueda avanzó 1,9% y acumula 16,4% en lo que va del mes. El MEP terminó al mismo nivel del martes y en 17 días de noviembre sumó 11,6%. El grueso de la suba se dio en las últimas 48 horas, tras las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno a las operaciones en este mercado, y la decision del Banco Central de correrse de su rol de interventor.

En la rueda del martes el Central dejó que se reacomoden los dólares financieros en el segmento regulado sin intervenir como lo venía haciendo habitualmente para mantenerlos en torno a los $185.

Cuando el Central levantó el pie del freno, el MEP subió 15 pesos y el CCL escaló 19 pesos en un solo día. Con la suba de hoy, el contado con liqui ya saltó 23 pesos sobre el nivel que tenía el viernes previo a las elecciones.

Al soltar la rienda, el Central permitió que en los dólares financieros se alinearan el segmento regulado -con restricciones y “subsidios” de la autoridad monetaria para evitar que el precio trepe- con el segmento libre, donde las cotizaciones se pactan entre privado sin que existan topes. Hoy el contado con liqui “libre”, que opera con acciones, sube a $214, seis pesos más que el segmento que se negocia a través del bono AL30.

El Central dejó de intervenir para preservar las reservas, ya que en la compra venta de bonos para regular este mercado del CCL y el MEP, se le fueron US$2.600 millones en lo que va del año.

En el segmento mayorista, el tipo de cambio cerró en $100,35, seis centavos arriba del cierre de ayer, lo que muestra que el Central sigue manteniendo el ritmo de crawling peg que impuso antes de las elecciones y así le da señales al mercado de que no tiene intenciones de acelerar la devaluación. Este miércoles el Central terminó la rueda con saldo neutro.

Desde el grupo Cohen señalan que “sigue la estrategia del BCRA de presionar a los activos de cobertura: el lunes devaluó 7 centavos y ayer 2 centavos, reduciendo el ritmo de devaluación a 7% anualizado, muy por debajo del 17% anualizado que marcaba previo a las elecciones. Esto demuestra una clara intención de presionar a un mercado que estaba muy posicionado en activos de cobertura“.

¿Hasta dónde pueden llegar los dólares financieros?

Los próximos movimientos de los dólares alternativos son inciertos, pero los analistas marcan que si continúa la incertidumbre, pueden seguir las subas.

“​​Si no aparece un programa económico creíble que incluya una hoja de ruta para desmantelar progresivamente el cepo cambiario, es improbable que las cotizaciones queden estables”, sostiene Nery Persichini, gerente de GMA Capital.

“Probablemente sigan el recorrido de la inflación de los próximos meses, aunque con volatilidad ligada a las marchas y contramarchas de las negociaciones con el FMI y de las condiciones internacionales. En el corto plazo, una mayor tasa real ayudaría a descomprimir las tensiones. Hoy los pesos rinden -8% anual versus la inflación”, destaca Persichini.

“Los niveles de los dólares financieros están un poco altos, pero mientras Argentina siga con problemas de inflación los dólares van a subir. En los últimos meses el Central está haciendo una emisión muy fuerte y empuja a la inflación y al dólar”, apunta Iván Cachanosky, economista de la Fundación Libertad y Progreso.

En contra de las expectativas del mercado, el Central siguió manteniendo tras las elecciones el mismo del crawling peg. “El Central está dejando atrasar al dólar porque lo usa como estrategia antiinflacionaria. Y como la inflación volvió a dar alta rn noviembre, van a mantener esta devaluación en torno al 1% mensual. No es una estrategia que pueda servir por mucho tiempo”.

La escasez de reservas, la brecha en alza y el atraso cambiario “van gestando el terreno para que tarde o temprano el tipo de cambio oficial empiece a sincerarse. En el mercado cambiario se baila al compás del paralelo y esto hace que el tipo de cambio siempre se sincere hacia arriba”, indica Cachanosky.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin