Algunos aspectos para enderezar la Justicia

Presidente del Consejo Académico en

Doctor en Economia y Doctor en Ciencias de Dirección, miembro de las Academias Nacionales de Ciencias Económicas y de Ciencias.

LA PRENSA – Como es de público conocimiento, el aprecio por el rol de la Justicia en nuestro medio no es lo que se destaca sino más bien una condena a su desempeño, desde luego no en todos los casos pues hay jueces y fiscales probos sin duda. Cuando en las encuestas se consulta sobre las instituciones argentinas del momento suelen aparecer liderando la eficiencia y dedicación los bomberos y la Justicia aparece muy desplazada.­

La crítica principal es que el Poder Judicial en general se viene moviendo según sea el color político del Ejecutivo lo cual naturalmente deteriora todo el significado de la necesaria independencia judicial que desfigura y degrada la imagen de la Justicia con los ojos despapados y consecuentemente con una balanza desequilibrada (tal como se la representó respecto al primer ingrediente en el billete de un peso argentino en la época de Perón).

RUMBO PELIGROSO­

­Para rectificar este rumbo peligroso hay algunos aspectos que debieran tomarse en cuenta. En primer lugar y antes que nada es requisito indispensable entender que es el derecho en relación con mojones y puntos de referencia extramuros de la ley positiva a contracorriente del malsano positivismo legal que lamentablemente ha hecho estragos en muchas de las facultades de derecho.

En este sentido, en muy recomendable la lectura de una de las obras en tres tomos del premio Nobel Friedrich Hayek titulada Derecho, legislación y libertad donde el eje central precisamente alude a la diferencia esencial entre derecho y la mera legislación que le da la espalda al sentido de ley propiamente dicha lo cual hace que se convierta en “despojo legal” como ha subrayado Frederic Bastiat en su célebre libro que lleva el título La ley.­

En segundo lugar, aquello que ha puntualizado reiteradamente Alejandro Fargosi en el sentido que el Consejo de la Magistratura quede diseñado de tal modo que cumpla con su misión original en cuanto a evitar por todos los medios que la designación de magistrados se lleve a cabo de modo irregular. Tal vez esto mejore luego de declarada la inconstitucionalidad de lo dispuesto en 2006 en esta materia.después de quince años.­

Tercero, como entre otros ha señalado el fiscal federal Federico Delgado hacer que en la hechura del expediente se cumplan con los plazos para pronunciares y, cuarto -también vinculado a los plazos- evitar a todo trance la permanencia de subrogantes en lugar de designar titulares.

SISTEMA REPUBLICANO­

­Todos procedimientos que deben vincularse con lo que dejamos consignado en primer término en relación al entendimiento del derecho y que ahora ampliamos con el significado de la República. 

Los componentes del sistema republicano son cincola alternancia en el poder, la responsabilidad de los gobernantes ante los gobernados, la transparencia en los actos de gobierno, la división de poderes y la igualdad ante la ley. 

En esta nota periodística nos detenemos en este último elemento fundamental en sus dos vertientes. Primero entender que la igualdad ante la ley es una noción indisolublemente atada y anclada a la Justicia que según la definición clásica significa “dar a cada uno lo suyo” y “lo suyo” remite a la propiedad privada, una institución tan vapuleada en nuestro país. 

Desprovista de ese anclaje puede interpretarse como que todos son iguales ante la ley para marchar a un campo de concentración. 

En segundo lugar, pero estrechamente vinculado al primero, debe remarcarse que se trata de igualdad ante la ley y no mediante ella como muchas veces se hace recurriendo a la estructura legal para atropellar a los gobernados conviertiéndolos en súbditos de un Leviatán que impone impuestos insoportables, inflaciones colosales, déficit crónicos, deudas astronómicas y regulaciones asfixiantes.­Es menester repasar los escritos de los grandes maestros del derecho en nuestro país como Amancio Alcorta, José Manuel Estrada,  Juan González Calderón, Marco Aurelio Risolia y Segundo Linares Quintana. Estas enseñanzas facilitarán en grado sumo la recuperación de la Justicia tan necesaria para contar con una sociedad libre. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin