Octubre 2020 vs 2021: los trabajadores mejoraron su nivel de vida en un 5,4%

AGROSITIO – Según el índice de Nivel de Vida de los Trabajadores (INVT) que elabora la Fundación Libertad y Progreso en base a fuentes oficiales, en octubre el poder adquisitivo de los trabajadores aumentó 1,1% respecto al mes anterior y 5,4% en comparación a octubre de 2020. Con esto, el INVT acumula su tercer mes consecutivo de suba.

Esto implicó por ejemplo que una familia con ingresos en torno a los 60.000 pesos ganara 5,4% de poder de compra de la Canasta Básica Total (CBT) respecto a un año antes y 2,3% de la Canasta Alimentaria (CBA).

A la luz de los últimos datos, desde mediados del año se habría detenido el deterioro en el poder adquisitivo de los salarios. En lo que va del año, el nivel de vida ha mejorado en 9,7 puntos porcentuales, tomando Canasta Básica Total. Sin embargo, la tendencia de largo plazo se mantiene declinante. El INVT ha empeorado 39,4% desde agosto de 2013, el punto máximo alcanzado por los trabajadores en nivel de vida.

El INVT mide la evolución de los salarios de los trabajadores argentinos, deflactado por la evolución de la canasta básica total, desde abril de 2013, utilizando para el período abril de 2013 hasta abril de 2016 la serie de FIEL de Canasta Básica debido a que los organismos oficiales dejaron de publicar esta información.

De esta forma, este indicador nos permite analizar con una frecuencia mensual la evolución del nivel de vida y anticipar si la situación ha mejorado o ha empeorado desde la publicación del último informe de pobreza.

De no realizarse las reformas estructurales para revertir el rumbo que lleva la Argentina, lo más probable es que durante el 2022 el INVT vuelva a mostrar una caída y regrese a los niveles mínimos de 2020.

Natalia Motyl, Economista de la Fundación Libertad y Progreso dijo que “Lamentablemente, el ajuste en nuestro país recae siempre sobre los hombros de los trabajadores argentinos. Nuestro país tiene un problema madre que es el abultado déficit fiscal. Para financiarlo el Gobierno recurre a la emisión monetaria que termina corroyendo el valor de la moneda y, por consiguiente, el poder adquisitivo de los salarios. Los 39 puntos porcentuales de caída en el nivel de vida de los argentinos no es casualidad, es resultado de no haber llevado las reformas estructurales necesarias. Por ende, es imprescindible escoger un camino no recesivo, mediante una baja del gasto público. “.

Por su parte, Eugenio Marí, Economista Jefe de Libertad y Progreso destacó que “el próximo dato de pobreza de INDEC probablemente muestre una leve mejoría, ya que reflejará la dinámica del segundo semestre del año. Incluso podría ser que la pobreza caiga por debajo del 40%. Sin embargo, esta mejora será solo transitoria ya que se basa en medidas no sostenibles como congelamiento de precios, intervención en los mercados y políticas fiscales y monetarias inconsistentes”.

El economista agregó que “en 2022 lo más probable es que el INVT retorne a una tendencia decreciente a medida que el rebote en el nivel de actividad se modera y la inflación se acelera. Las subas de impuestos de las últimas semanas lo único que harán es contribuir a que se profundice esta tendencia. El camino que debe seguir Argentina es justamente el inverso, reduciendo la carga tributaria y burocrática sobre el sector privado, incentivando la inversión y la creación de empleo. “

Aldo Abram, Director Ejecutivo de la Fundación Libertad y Progreso dijo que “Lamentablemente, la mejora se logró a base de medidas que tienen un beneficio transitorio y pensando sólo en las elecciones. El retrasar el tipo de cambio mayorista para que suban poco los bienes en las góndolas, implica desincentivar la producción de productos exportables y, por ende, las ventas externas”.

Por otro lado el economista destacó que “los que compiten con importados también se ven perjudicados. Por ende, el banco central empieza comprar menos divisas y a vender más. Como todo esto es insostenible, en el primer semestre habrá una suba del tipo de cambio mayorista de casi 30%, que arrastrará los valores de lo que se compra en el súper”.

Abram adelantó que “va a suceder lo mismo con, los congelamientos de precios, cuando empiece a haber escasez deberán y deban permitir alzas para evitar las quejas de la gente. El congelamiento de tarifas está generando un enorme agujero fiscal; ya que los costos de las empresas proveedoras suben y el gobierno tiene que poner cada vez más plata de los contribuyentes para subsidiar a los consumidores”. Sobre el cómo se desarrollará la economía este año, el director advirtió que la situación es “insostenible” y que vendrán fuetes aumentos en el segundo trimestre. De esta forma adelantó que toda la “inflación postergada” debido a las elecciones impactará duro en el poder adquisitivo de los sueldos durante la primera mitad del 2022 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin