La libertad cae para 83% de la población mundial: nuevo Índice de Libertad Humana

Ha publicado artículos en diarios de Estados Unidos y de América Latina y ha aparecido en las cadenas televisivas.

Es miembro de la Mont Pèlerin Society y del Council on Foreign Relations.

Recibió su BA en Northwestern University y su Maestría en la Escuela de Estudios Internacionales de Johns Hopkins University.

Trabajó en asuntos interamericanos en el Center for Strategic and International Studies y en Caribbean/Latin American Action.

CATO Ian Vásquez señala que gran parte de la población mundial ha venido experimentando un declive en su libertad desde 2008, una tendencia que antecede a la pandemia.

La gran mayoría de la población mundial (83%) ha experimentado un declive en su libertad desde 2008. Eso incluye declives de libertad en los diez países más poblados del mundo —ChinaIndiaEE.UU.IndonesiaPaquistánBrasilNigeriaBangladeshRusia y México.

Así lo demuestra el Índice de Libertad Humana 2021 (HFI) co-publicado a principios de este mes por el Instituto Cato y el Instituto Fraser de Canadá. El índice utiliza 82 indicadores distintos de las libertades económicas, personales y civiles para posicionar 165 jurisdicciones entre 2008 y 2019, el año más reciente para el cual hay datos disponibles que sean comparables a nivel internacional. 

El declive en los derechos fundamentales constituye una tendencia preocupante que se estaba manifestando incluso antes de que el mundo experimentara la pandemia del COVID-19 y sus efectos sociales y políticos. Las áreas que experimentaron las caídas más importantes a nivel global fueron la libertad de expresión, la libertad de religión, y la libertad de asociación y de reunión, y la sociedad civil. Aunque nuestro reporte no reúne datos todavía de 2020, sin duda esperamos ver un deterioro en los indicadores globales de libertad en los próximos reportes.

También encontramos que hay una distribución sumamente desigual de la libertad en el mundo, con tan solo 14,6 por ciento de la población mundial viviendo en las jurisdicciones del cuartil más alto del HFI y 40,3 por ciento viviendo en el cuartil más bajo. La brecha entre los más libres y los menos libres también se ha ensanchado desde 2008.

El reporte de este año una vez más muestra que la libertad está estrechamente asociada con la prosperidad y mejoras en el bienestar. Los países en el cuartil más alto del índice, por ejemplo, tienen un ingreso por persona mucho más alto ($48.748) que aquellos en el cuartil más bajo ($11.259). El reporte rastrea a los países a través del tiempo, permitiéndonos ver desarrollos específicos. Por ejemplo, este muestra los efectos de las varias formas de los gobiernos populistas sobre la libertad en general. Ver los casos de India, Venezuela y Hungría mostrados aquí abajo.

La mayoría de los países no han experimentado deterioros así de dramáticos, y algunos han mostrado notables mejoras. Taiwán y Estonia sobresalen no solo debido a sus importantes incrementos de libertad, sino también porque lo han logrado partiendo de niveles relativamente altos de libertad (ver abajo). 

EE.UU. ha experimentado un declive de largo plazo en su libertad, habiéndose ubicado en la posición No. 7 en 2008 y la No. 15 en el reporte de este año, y está ahora empatado con Alemania y Japón. Los cinco países más libres en el índice son Suiza, Nueva Zelanda, Dinamarca, Estonia e Irlanda. Los cinco menos libres son Egipto, Sudán, Yemen, Venezuela y Siria.

Descubra mucho más leyendo el índice aquí.

Este artículo fue publicado originalmente en Cato At Liberty (EE.UU.) el 16 de diciembre de 2021.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin