¿Cómo funciona el “dólar soja”, ideado para que el campo liquide la cosecha?

Eugenio Marí
Jefe de economía de Libertad y Progreso

Jefe de economía de Libertad y Progreso. Profesor Economía Internacional en Universidad del CEMA, Profesor ayudante de Análisis Económico y Financiero en la Facultad de Derecho, Universidad de Buenos Aires,Asesor en la Secretaria de Comercio Exterior la Nación yAsesor Secretaria de Comercio de la Nación.

Mg. en Economía y Lic. en Economía Universidad del CEMA

REALIDAD ECONÓMICA – En medio de una escasez dólares en las reservas; de una corrida cambiaria y tras las duras críticas del presidente Alberto Fernández al sector agropecuario, el Banco Central (BCRA) aprobó un nuevo instrumento que busca incentivar a los productores a que vendan su cosecha de soja. 

“Si sos un productor y tener mercadería que todavía no exportaste, te vamos a poner un dólar un poquito más atractivo para que exportes esa mercadería y que transitoriamente  -la medida duraría hasta el 31 de agosto- haya un ingreso de dólares que ayude a estabilizar la situación y fortalecer el balance del Banco Central”, dijo Eugenio Marí, economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso.

Del 100% del valor de venta de los granos, un 30% podrá ser convertido al “dólar solidario” ($226), mientras que el otro 70% podrá depositarse con una cobertura frente a la devaluación. Cerca el BCRA, negaron que fuera un desdoblamiento del tipo de cambio o un “dólar soja”, ya que todo se sigue liquidando en el dólar oficial. Lo que permitiría el nuevo mecanismo oficial es otorgar un acceso diferenciado a un tipo de cambio más elevado para parte de la venta. 

“Es una zanahoria, es una medida de emergencia puede llegar a descomprimir un poco la situación porque la realidad es que a los agroindustriales les cayó la rentabilidad de exportar. ¿Por qué? por un lado, porque los precios cayeron y por el oro, porque se disparó la brecha cambiaria. Venimos de meses con 80% de brecha y hoy supera el 150%”, señaló el economista en diálogo con Realidad Económica.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin