La inflación de julio se acerca al 8% y sería la más alta en 20 años

CLARÍN – Las consultoras que calculan la inflación van corrigiendo sus proyecciones para julio semana a semana. sobre el final del mes ya son varios los economistas que ven al índice más cerca del 8% que del 7% que se había pronosticado en el comienzo del mes, cuando la renuncia de Martín Guzmán disparó un nuevo salto en el dólar blue.

LCG, la consultora dirigida por Guido Lorenzo, ve el dato de este es en torno al 8%. “Posiblemente veamos a la inflación en doble dígito mensual antes de lo esperado”, advierten.

En el relevamiento que realiza LCG, alimentos y bebidas promediaron  un aumento del 7,4% punta a punta en el mes (6,3% promedio).

La Fundación Libertad y Progreso en las tres primeras semanas del mes midió 8% de aumento de los precios. En esta estimación, los aumentos más fuertes fueron en Alimentos: 12,7% Mantenimiento: 21,2% Educación: 21,5%. Por su parte, Camilo Tiscornia, de la consultora C&T, prevé una inflación para este mes de “entre 7 y 8%”.

La consultora EcoGo es la que tiene la estimación de inflación más baja: prevén un alza de 6,5%. “Hay cosas que subieron bastante, pero en el promedio del mes pega menos. Hay mucha suba en lo importado y artículos del tocador, pero es menor en alimentos que tiene mayor peso”, detalló Sebastián Menescaldi, director adjunto de la consultora. Para el rubro Alimentos, la proyección que manejan es 5,9%.

Un informe de la consultora Focus Market apunta que la suba de precios llegó al 9,5% en el mes en algunas categorías de consumos básicos.

Entre los segmentos con mayores aumentos figuran Higiene con un 9,5%; Canasta Básica con 6,5%; Cuidado Capilar con 6,5%; Bebidas con Alcohol con un 5,7%; Cuidado Hogar y Auto con 5,5% y Lácteos con un 5,3%.

Con estas estimaciones de inflación el registro de julio sería el más alto desde abril de 2002, cuando había llegado al 10,4%.

¿Nuevo récord?​

Hasta ahora, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) más alto de este año, y de toda la gestión de Alberto Fernández, había sido la de marzo de este año, cuando llegó al 6,7%. Tras bajas al 6% y al 5,1% en abril y mayo, respectivamente, el índice repuntó en junio al 5,3%, empujado por la inestabilidad en el mercado cambiario que empezó a escalar en la segunda semana de junio.

Esto llevo a que los pronósticos del mercado para este año y los próximos fuera in crescendo. De acuerdo al relevamiento (REM) del Banco Central este año la inflación se situaría en 76,7%, en el 2023 sería 66% y hacia el año 2024 se proyecta 55,7%.

“El sostenimiento del nivel inflacionario mensual no solo es una señal de falta de coordinación y resultados en materia de política económica, sino también expone la necesidad de mayor espacio de gestión que solo puede generar un acuerdo sobre el rumbo de la gestión. Esto se presenta como algo lejano al notar la diversidad de opiniones en el espacio político de gobierno”, señaló
Martín Calveira Research Assistant, IAE Business School.

“La situación en la Argentina es muy preocupante”. La reflexión fue del economista del Fondo Monetario Internacional, Pierre-Olivier Gourinchas, en la conferencia de prensa tras la presentación de las últimas proyecciones mundiales. “El tema más importante en Argentina en este momento es la inflación desanclada”, dijo. Y agregó: “Bajar la inflación debe ser prioridad absoluta”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin