¿Cómo salimos de esta crisis?

Diana Mondino
Consejera Académica en Libertad y Progreso

Diana Mondino es Directora de Relaciones Institucionales y profesora de Finanzas en los Master en Dirección de Empresas y Master en Finanzas de la Universidad CEMA.  Tiene experiencia en temas económicos y de management.

En el área social es miembro de Consejo de Dirección de la Fundación Banco de Alimentos. En el sector privado es Directora de Pampa Energía y Loma Negra, empresas que cotizan en NYSE.  Fue directora de Banco Supervielle hasta mayo 2017

Hasta 2005 fue Directora de la región Latinoamérica para Standard & Poor’s, basada en Nueva York, con responsabilidad sobre las actividades regionales.

Diana es MBA de IESE, España, y Lic. en Economía de la Universidad Nacional de Córdoba.

POLÍTICA HOY – Economista liberal. Empresaria. Académica. Ama de casa. Madre. Diana Mondino fue consultada en exclusiva por Política Hoy sobre la crisis económica del país y las medidas de urgencia para aminorar la caída a futuro. 

Cercana al espacio de los ‘halcones’ de Juntos por el Cambio, al liberalismo de Javier Milei, rechaza el concepto de militancia y no defiende más que sus propias ideas. Influencer en Twitter y medios de comunicación, tomó cada vez más notoriedad entre los jóvenes, y en los no tan, con la difusión de ideas liberal, o como ella define “tener sentido común”.nada es más poderoso que una idea cuyo tiempo ha llegado

El tema de la semana que no puedo evitar preguntarte es el dólar. Pareciera que que no tiene techo y me gustaría pregunta, ¿cuál crees que vos es el causante de este aumento? ¿qué se hace para frenarlo?

“Para frenarlo primero hay que tener en claro cuál es el diagnóstico, pero el de este gobierno es el mismo de siempre, hay un gasto fiscal extraordinario que no lo pueden financiar, o sea que tienen déficit, lo termina financiando con emisión monetaria. El gasto público es tan alto que asfixia al sector privado y le impide crecer, y como la emisión es tan alta, no hay más producción que la que había hace un año, o tres años, o diez años. Los precios solamente pueden subir, y uno de los precios que suben es el dólar, porque es la única forma de refugio de valor que tienen los argentinos”

Mencionaste la necesidad de bajar el gasto público, la pregunta es ¿cómo hacemos para bajar el gasto público actual con la cantidad de planes sociales que existen, con el tamaño que tenemos de empleo público e incluso con la posibilidad de que se decrete un salario universal? ¿por dónde se empieza?

“El problema es que hay mucho gasto público que no está dirigido a la política social, hay que reordenar el otro gasto digamos. Hablamos del que va a empresas públicas, el que va a obras que se empiezan y no se terminan. Pero tambien por el lado de lo que es política social, hay que analizar toda la parte de los aspectos previsionales, hay que modernizar el sistema que tenemos y hacer que todos los planes sociales tengan una contraprestación, como antes había. O sea, volver a poner condicionalidades, como por ejemplo la Asignación Universal, con la condición de que hubiera asistencia a la educación, vacunación o algún tipo de capacitación. Además de ponerles un tiempo límite, que será generoso me imagino yo porque no hay fuentes de trabajo formal en este momento, pero debe haber un incentivo a buscar.”Podés tener lo que podés pagar. La Argentina hoy no se puede dar algunos lujos

Entonces desde tu concepción, ¿qué tipo de Estado merece tener hoy Argentina? ¿un Estado de Bienestar, un Estado Mínimo, un Estado Presente?

“Cada uno podrá tener su ideología, pero primero yo soy empresaria y ama de casa, y podés tener lo que podés pagar. ¿Qué te gustaría tener? Te obliga a tomar decisiones, te obliga a elegir entre qué cosas poder tener, ya que todo no se puede pagar.

La economía es la ciencia de los recursos escasos, y la política es el mecanismo de asignar esos recursos entre quién paga. La Argentina hoy está con déficit, hoy no se puede dar algunos lujos. El día de mañana, si Argentina vuelve a crecer, yo quiero creer que vamos a tener la posibilidad de tener muchas de esas cosas que hoy no podemos tener. Hay que definir cuáles son las prioridades en Argentina, que el gasto social sea realmente una ayuda a quien lo necesita y no un mecanismo atrapamoscas como es ahora. Realmente deseo un mecanismo para que los chicos salgan de la pobreza, que puedan educarse, que haya un reconocimiento a los jubilados y que se les permita una calidad de vida mínimamente digna”.

¿En qué tenemos que gastar entonces?

“Ahora lo que hay que gastar es en infraestructura para reducir costos, exactamente al revés de lo que se está haciendo ahora. Necesitás que haya una mejor infraestructura, y ojo que la gran mayoría de esto no es un problema nacional, sino provincial y municipal.” 

¿Cuáles serían las reformas que hoy, sí Diana Mondino tuviera la lapicera, impulsaría? ¿Cuáles son esos proyectos en el Congreso para modificar estas cuestiones estructurales?

“La respuesta que te voy a dar es hoy julio 2022, este orden de prioridades es distinto del de hace dos años o dentro de dos, hoy la lapicera sería para generar toda la infraestructura para energía. Esto se hace reasignando impuestos en esa dirección, también yo soy de las que creen que no debería haber retenciones al agro, con lo cual lo que haría es mantener las retenciones un año, pero las dirijo exclusivamente a obras de infraestructura para el agro, con lo cual les baja tanto los costos y mejora su productividad.

Despues en lo referido a las empresas públicas, intentaría distintos mecanismos para que no sean parte del Estado. Hay algunas que se podrían mantener, como la Comisión Nacional de Energía Atómica, pero hay otras, como Aerolíneas, que no tienen razón para ser estatales, y si lo van a ser que sean eficientes. Aspiraciones que si lo pensás para un país que está en crisis, son muy modestas, pero te permitirían poner en marcha la parte económica.

Desde el punto de vista laboral, claramente modificaría el sistema de contratación. Toda persona que tenga un plan debe ser contratado, y que el empleador no tenga que pagar cargas sociales ni contribuciones, con lo cual el Estado ahorra, la persona gana más y la empresa paga menos. Es cierto que no es tan fácil incorporar a esas personas en el sistema laboral formal, pero hay que dar esta posibilidad, ya que ahora están sin trabajo de todas maneras”.

Empezaría a trabajar lo antes posible en la educación de los chicos. Es una cuestión moral ayudar a estos chicos.

 

¿Y a largo plazo, por dónde arrancarias?

“Empezaría lo antes posible a trabajar en lo referido a educación para los chicos. Argentina tiene, según quien lo mira, 50 o 60% de chicos pobres que ni siquiera tiene buena nutrición, que tienen una educación que podría mejorar ostensiblemente, y si esos chicos no están bien nutridos y no tienen buena educación no van a tener inserción en un mercado laboral dentro de 10 años. Y ahí sí que la economía argentina va a ser una catástrofe, porque ya no podés mantener a sus papás, mucho menos vas a poder mantener también a los chicos. Es una cuestión moral ayudar a estos chicos.” Es imposible que alguien te diga que no está a favor de la libertad

Estas ideas liberales que se debaten hoy en la política, ¿son ideas distintas al que quizá vivimos cerca de los 90, es un revisionismo o es algo totalmente distinto?

“Primero no hay que ponerle cartelitos a nada, pero es absolutamente imposible que alguien te diga que no está a favor de la libertad, lo que pasa es que al liberalismo, neoliberalismo u ortodoxia, entre otros, lo han convertido en el enemigo. La ideología te sirve como marco conceptual dentro del cual crees que es mejor moverte, pero después la vida real tiene restricciones, tiene dificultades. Para mí no, no hay dudas que debiéramos tener un enfoque muchísimo más liberal, aunque no tuviéramos déficit porque justamente los países liberales no tienen ninguno de estos dificultades o pueden tener un déficit pequeño, porque saben que va a poder ser financiado. 

Creo que la profunda preocupación que ha habido en Argentina, más el encierro por la cuarentena, la gente tuvo más tiempo y más interés para escuchar a los que venimos diciendo lo mismo desde hace años. Yo hace años que escribo lo mismo. Hay una frase que es maravillosa: “nada es más poderoso que una idea cuyo tiempo ha llegado”.

¿Ves posibilidad de que Juntos por el Cambio, en un nuevo gobierno, demuestre que puede revertir sus errores y mejorar esta situación?

“Yo no le pondría nombres a nadie, así como tiene tiempo ahora la nueva ministra, este gobierno también puede hacer las cosas bien. A mi me interesa que las cosas se hagan y que se hagan bien, después vemos si es del partido A o B o incluso si tengo que hacerlo yo. El tiempo se nos acaba a los argentinos, cada vez hay más pobreza, cierran más empresas y al gobienro le falta muchísima credibilidad, entonces cada vez es más difícil”.Entrar en la política implica una actitud de servicio muy grande, que yo creo que la tengo

Entonces no descartadas un ingreso tuyo a la política, sea desde un cargo más expuesto como el Ejecutivo o en el congreso, ¿lo ves como posibilidad hoy o no todavía?

“No es momento de decir quién sí o quién no, “así lo tenga que hacer yo” es una forma de decir, todos tenemos que hacernos cargo de los problemas, entrar en la política implica, mejor dicho debería implicar, una actitud de servicio muy grande que yo creo que la tengo pero no estoy muy segura de que haya muchos políticos que también la tengan. Yo por ahora tengo mucho trabajo y espero poder seguir haciéndolo. Depende de lo que sean las circunstancias argentinas

Creo que una circunstancias argentinas nos van a llevar a todos a trabajar una forma diferente, y ojalá que los que comiencen a trabajar de una forma diferente sean justamente quienes que hoy tiene planes y que puedan trabajar genuinamente”.

Última pregunta. ¿Cómo ves la política cordobesa? ¿Es momento de un cambio dentro del esquema Schiaretti y dar lugar a la renovación?

“Lo primero es que paremos de discutir personas, por favor. La gestión en Córdoba es posiblemente de las mejores de Argentina, y se pueden mejorar claro que sí. Comparado con otras provincias, estamos mucho mejor, pero podría ser mejor todavía y ojalá que quien sea que asuma siga mejorando”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin