Inflación: septiembre tiene un piso del 6% y buscan una baja sostenida

BAE NEGOCIOS – La inflación de agosto superó el 6,5% según las estimaciones de las consultoras y acumuló su valor más alto en ocho meses desde 1991. En septiembre se espera presión por el lado de los aumentos de tarifas de energía y otros servicios que tendrán impacto tanto de primera como de segunda ronda, por lo que dejarían un piso del 6% para el IPC. El Ministerio de Economía busca que a partir de este mes se consolide una desaceleración sostenida, por lo que ya comenzó a negociar con las empresas de consumo masivo un “reordenamiento de precios” y una nueva etapa del programa Precios Cuidados.

Desde Eco Go señalaron que en agosto la inflación fue del 6,9%, acumulando un alza del 53,9% en lo que va de 2022 y 78,4% en el último año. Además, explicaron que al impulso que dejó julio, cuando el IPC fue del 7,4% y la variación mensual más alta en dos décadas, se sumó la incidencia de aumentos del 11% en prepagas, 40% en transporte público, 9% en colegios de Buenos Aires y 8,5% en combustibles. 

La Fundación Libertad y Progreso consignó en su último informe que si agostó arrojara una inflación sólo del 6%, acumularía en 8 meses un 55%, que será el valor más alto para ese período desde 1991. “De esta forma, la inflación acumulada durante los primeros 32 meses de la presidencia de Alberto Fernández es de 218,5%”, señalaron.

Para septiembre, Eco Go proyectó un 6,2% mensual, traccionada por incrementos de entre 6% y 10% en expensas más la quita de subsidios energéticos para consorcios, 30% en taxis, 40% en subtes, 9% en colegios privados y el comienzo de la aplicación de la segmentación de luz y gas residencial. Con todo, estimaron que se llegará a diciembre con un 99,6% anual. 

Por su parte, el relevamiento de precios de C&T mostró un incremento del 6,7% el mes pasado que llevaría la variación en los últimos 12 meses al 75,9%, “ritmo comparable al de enero de 1992”, según apuntaron. Desde la consultora afirmaron que el piso de septiembre es del 6% “como mínimo”. Por su parte, Analytica proyectó un 6,4% para agosto, 6% para el noveno mes y 93% para todo el 2022.

El ministro de Economía, Sergio Massa, descontaba que julio y septiembre sean los “peores meses en materia de inflación”, por lo que la idea es que desde septiembre haya una baja sostenida. Parte de la estrategia que se llevó a cabo para bajar las expectativas fue la consolidación fiscal, cortar con la asistencia monetaria al Tesoro y una fuerte suba en las tasas de interés

Todavía no hubo resultados en la acumulación de reservas, punto central que mira el equipo económico para evitar una devaluación. Un informe de Analytica precisó que 57% de los precios, en particular alimentos y bebidas, varían en línea con el dólar oficial y la inflación de Estados Unidos. Una “corrección” del tipo de cambio sería un impacto directo en los precios.

El secretario de Comercio Interior, Matías Tombolini, recibió este lunes a las principales firmas de consumo masivo que habían estado reunidos junto al funcionario y Massa la semana pasada. Tombolini transmitió que a partir de este mes se comenzará a negociar la nueva etapa de Precios Cuidados que se lanzará en octubre, para la que se busca que el programa vuelva funcionar como una referencia en góndolas con primeras marcas. 

También se trabaja en el acceso a divisas para producción, en vistas de generar una mayor oferta de productos y en que no haya aumentos desmedidos en los próximos meses. Los invitados, que mantuvieron reuniones uno a uno con el secretario y su equipo fueron Arcor, Molinos Río de la Plata, Mastellone, Unilever, Quilmes y Procter & Gamble. Desde Coca Cola esperan una invitación para la próxima semana. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin