Ranking de libertad económica: ¿Cómo le fue a Argentina entre 165 países?

ÁMBITO FINANCIERO – Se debió al empeoramiento en la libertad para comerciar, en las regulaciones sobre los mercados y el incremento en el peso del Estado sobre la economía. Así se desprende del informe “Economic Freedom of the World: 2022 Annual Report”, publicado por Libertad y Progreso en conjunto con el Fraser Institute de Canadá.

Argentina obtuvo el puesto 161 sobre 165 países y territorios incluidos en el ‘Economic Freedom of the World: 2022 Annual Report’, publicado por Libertad y Progreso en conjunto con el Fraser Institute de Canadá. De esta forma, el país retrocedió ocho puestos respecto al año anterior, cuando se encontraba en el puesto 153 y quedó solo por encima de Siria, Zimbabwe, Sudán y Venezuela

.El ranking de los países más libres estuvo liderado por Hong Kong y Singapur, que continúan su racha de posicionarse primero y segundo, respectivamente. Mientras que Suiza, Nueva Zelanda, Dinamarca, Australia, Estados Unidos, Estonia, Mauricio e Irlanda redondean el top 10.

De acuerdo al informe, los 10 países con la calificación más baja son República Democrática del Congo, Argelia, República del Congo, Irán, Libia, Argentina, República Árabe Siria, Zimbabue, Sudán y Venezuela.

Cabe destacar que países con regímenes autoritarios como Corea del Norte y Cuba no se han calificado debido a la falta de datos.

América Latina

Dentro de América Latina, el ranking es liderado por Chile (puesto 33º). Hacia el interior del Mercosur, el país más económicamente libre es Uruguay (68º), seguido por Paraguay (78º) y Brasil (114º). En cambio, los países de la Alianza del Pacífico tienen un mejor posicionamiento promedio: Chile (33º), Perú (37º), México (64º) y Colombia (99º).

De acuerdo al informe, la caída en el ranking de Argentina se debió al empeoramiento en la libertad para comerciar, en las regulaciones sobre los mercados de crédito, trabajo y negocios, y el incremento en el peso del Estado sobre la economía.

En cambio, se mantuvo estable el respecto por los derechos de propiedad y hubo una mejora en lo que respecta al acceso a una moneda sana (algo que responde a que los datos que componen el índice excluyen la aceleración inflacionaria de los últimos meses).

“Los indicadores de Argentina han empeorado prácticamente todos si comparamos con los registrados para el año anterior. Esto se explica principalmente por el cambio de gobierno y la asunción de la formula Fernández-Fernández en la presidencia. No hay que sorprenderse por la pérdida de libertades económicas ya que el gobierno siempre dio un mensaje claro en contra de ellas”, afirmó Santiago Casas, economista de la Fundación Libertad y Progreso.

“A todo esto, se le suman las regulaciones e imposiciones coyunturales por la pandemia que cercenan aún más las libertades individuales. De esta manera, Argentina se encuentra en el top cinco de los países menos libres del mundo, de acuerdo a este índice. Sin libertad económica y estabilidad jurídica no hay inversión, y si no hay inversión se corta el proceso de acumulación de capital que aumenta el producto bruto y los salarios reales. El horizonte a corto plazo de Argentina es bastante desalentador y preocupante”, completó el analista.

Por su parte, Fred McMahon, analista del Fraser Institute, destacó: “Cuando los países aumentan los impuestos y las regulaciones, las personas pasan a tener una menor libertad económica, que se traduce en tasas de crecimiento más bajas y menor inversión”.

En ese sentido, afirmó: “Donde las personas son libres de buscar sus propias oportunidades y tomar sus propias decisiones, llevan vidas más prósperas, felices y saludables”.

Según el estudio, las principales publicaciones académicas muestran que las personas que viven en países con altos niveles de libertad económica disfrutan de una mayor prosperidad, más libertades políticas y civiles y una vida más larga.

En ese marco, señaló que los países en el cuartil superior de libertad económica tenían un PBI per cápita promedio de u$s48.251 en 2020, en comparación con los u$s6.542 de los países del cuartil inferior. Y añadió que las tasas de pobreza son más bajas; en el cuartil superior, el 2,02% de la población experimentaba pobreza extrema (ingreso de menos de u$s1,90 por día) en comparación con el 31,45% en el cuartil inferior.

Finalmente, destacó que la esperanza de vida en los países más libres es de 80,4 años mientras que en los más reprimidos es de 66 años.

El Índice de Libertad Económica del Mundo mide cómo las políticas e instituciones de los países apoyan la libertad económica, definida esta como como la capacidad de las personas para tomar sus propias decisiones económicas, mediante el análisis de varios indicadores que incluyen la regulación, el tamaño del gobierno, los derechos de propiedad, el gasto público y los impuestos.

La publicación de este año, basada en datos de 2020 (los más recientes disponibles) clasifica 165 países y territorios. El informe también actualiza los datos de informes anteriores en los que se han revisado los datos.

En tanto, el Fraser Institute produce el informe anual Libertad Económica en el Mundo en cooperación con la Red de Libertad Económica, un grupo de institutos independientes de investigación y educación en casi 100 países y territorios.

Es la principal medida de libertad económica del mundo, que mide y clasifica a los países en cinco áreas: tamaño del gobierno, estructura legal y seguridad de los derechos de propiedad, acceso a una moneda sana, libertad para comerciar internacionalmente y regulación del crédito, el trabajo y los negocios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin