Recesión e inflación, las consecuencias económicas globales de la pandemia

Aldo Abram
Director Ejecutivo en Libertad y Progreso

SIN MORDAZA

El economista Aldo Abram apuntó contra “los conceptos económicos equivocados” y las responsabilidades políticas ante la crisis.

La inflación no da tregua y ya se calcula en 100 por ciento la medición interanual. Para el economista Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, el problema radica en una coyuntura internacional delicada, heredada de los años de pandemia.

“Cuando miras lo que está sucediendo en el mundo, ves que hay inflación. No como acá, pero el 9 o 10 por ciento anual en países desarrollados que no tenían esos niveles, es grave”, señaló en Cadena OH!.

“Esto sucede fundamentalmente porque estuvieron emitiendo dinero. Hubo lluvia de dólares y divisas duras de los países desarrollados en el mundo, para moderar las consecuencias de las rescricciones económicas que impuso la pandemia. Esto generó consecuencias en muchos países de la región”.

En este contexto, y mientras se aduce un problema de escasez de divisias, el gobierno de Alberto Fernández fue al que más dólares le liquidó el campo. Así, “el gran problema de Argentina es que las gestiones de estos gobiernos generaron que nadie quiera invertir en el país“.

Se establece entonces un círculo vicioso, en el que los pequeños ahorristas tratan de cubrirse comprando dólares, para que su dinero no pierda valor. Por otro lado está el cepo que, “nos guste o no, es un mecanismo que genera escasez de dólares”.

“El primer motivo por el cual las cosas se hacen mal es porque no están las personas idóneas para la tarea. Hay una ignorancia, se tienen conceptos económicos equivocados. La gente ya sabe que si el dólar empieza a subir, el peso pierde valor. Entonces se deja de demandar pesos y vuelve a devaluarse. Eso es más que preocupante, toda esa suba de los dólares, lo vamos a ver después reflejado en los distintos bienes de la economía”, dijo por último.

Buscar