“CFK nos estaba llevando a un peronismo de izquierda, más chavista”

Aldo Abram
Director Ejecutivo en Libertad y Progreso

(www.REALPOLITIK.com.ar) El cierre de listas del Frente de Todos, hoy Unión por la Patria, dejó tela para cortar, con la decisión de los candidatos Wado de Pedro y Daniel Scioli de no competir y la asunción de quien finalmente representará al peronismo en las próximas elecciones, Sergio Massa. Desde este aspecto, Aldo Abram señaló cómo es la reacción de los mercados ante este cambio de nombres en la boleta oficialista.

“Veo que la candidatura fue tomada de forma positiva por los mercados, principalmente porque Cristina Fernández de Kirchner y el kirchnerismo venían desplazando de la toma de decisiones y casi echando del Partido Justicialista a lo que era el peronismo tradicional, que está representado por la masa de gobernadores y la mayoría de los intendentes del conurbano”, inició el analista económico.

En este sentido, siguió: “Se notaba, en lo que fueron los armados de las candidaturas de las últimas elecciones, que siempre fueron decididos por el dedo de Cristina Fernández de Kirchner y también por La Cámpora”.

En esta ocasión, cuando ya parecía que estaba todo definido para que volviera a pasar lo mismo, con la decisión de apoyar a Wado de Pedro contra Daniel Scioli, se decidió a última hora del viernes un cambio de dirección. “Fue el peronismo tradicional, el más pragmático, menos ideológico que el kirchnerismo, quien decidió cuál era la fórmula”, insistió Abram, que marcó que “el kirchnerismo nos estaba llevando a un peronismo que era más un populismo de izquierda y cada vez más chavista”.

Asimismo, el especialista consideró que “si bien alguien podría decir que Massa va a sacar más votos que los otros dos candidatos en octubre, siendo un candidato opositor el que gane las elecciones es cierto que le restará algunas bancas a la oposición, que serán importantes a la hora de aprobar algunas leyes necesarias para las reformas estructurales”.

En consonancia, se advirtió que “la interpretación que se hizo fue que es mucho más fácil negociar con Sergio Massa, que es más pragmático, como los gobernadores y los intendentes del peronismo tradicional, que permitiría eventualmente que los proyectos de ley se aprueben, a diferencia de hacerlo con un candidato como era Wado De Pedro“.

“Los mismos gobernadores e intendentes del peronismo tradicional podrían haber dicho que elegían a alguien más de izquierda, pero eligieron a alguien que está mucho más cerca del centro”, amplió, y subrayó la decisión como un aprendizaje: “Esto marca que se está viendo que el electorado se ha movido hacia las ideas más correctas, que son las que van a sacar adelante al país, y si eso es así eso también es una buena noticia”.

Finalmente, cerró con optimismo: “Por fin los argentinos, ante una crisis, estamos teniendo un diagnóstico acertado. Eso hace que los políticos que uno elija van a tener ese diagnóstico y suben las probabilidades de tener un tratamiento adecuado para la enfermedad de fondo que tiene Argentina”.

 

Buscar