Una gran incertidumbre ha caído sobre Europa

Foto Agustin Etchebarne
Agustín Etchebarne
Director General en

Economista especializado en Desarrollo Económico, Marketing Estratégico y Mercados Internacionales. Profesor en la Universidad de Belgrano. Miembro de la Red Liberal de América Latina (RELIAL) y Miembro del Instituto de Ética y Economía Política de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas. 

Las cosas ahora pueden salir mal, bien, muy bien, o terminar en una catástrofe. Se ha abandonado la vía de la negociación gradual y ha ganado la idea de reformularlo todo.

Las próximas semanas y meses serán extramadamente importantes para ver cómo sigue la película. No solo para los ingleses, sino para toda Europa.

Queda en evidencia que una Europa anquilosada, con un Estado paquidérmico, cuantiosas deudas y déficits fiscales, y que pretende solucionar los problemas de quienes hacen mal las cosas aportando contínuas ayudas financieras, no es atractiva para muchos.

Sumándole que no logra ponerse de acuerdo sobre qué hacer con la inmigración de los países árabes por un lado y con los musulmanes que viven dentro de Europa por otro, teniendo en cuenta las dificultades para distinguir a los terroristas de los musulmanes ortodoxos…

Muchas incógnitas se abren, cómo continuará el comercio entre el Reino Unido y Europa. Cómo reaccionarán Francia y Alemania, mirarán sus propios errores o simplemente culparán a Gran Bretaña? Irlanda del Norte y Escocia permanecerán unidas a inglaterra o aprovecharán para independizarse y asociarse a Europa? Qué nuevos tratados buscará Inglaterra con EE.UU., el Sudeste Asiático, la Alianza del Pacífico, el TPP?

Todavía tenemos pocas respuestas.

Mientras tanto, la caída de todas las bolsas del mundo muestran que los analistas coinciden en ver mayores dificultades e incertidumbres por delante.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin