El día que se inauguró formalmente el populismo

Presidente del Consejo Académico en

Doctor en Economia y Doctor en Ciencias de Dirección, miembro de las Academias Nacionales de Ciencias Económicas y de Ciencias.

INFOBAE – Después del golpe militar que finalmente llevó a Perón al poder (quien ya había participado en el golpe fascista del 30) comenzó la era peronista que aun hoy nos envuelve con copistas de todos los colores políticos incluyendo gobiernos de facto. Todos bajo el errado pensamiento de que se puede mejorar la condición de vida de la gente por decreto y, simultáneamente, atacando desde muy diversos flancos a las tasas de capitalización que constituyen el único factor que hace posible el incremento de salarios e ingresos en términos reales (de allí el tragicómico “combatiendo al capital”).

Veníamos los argentinos de cumplir los preceptos constitucionales indicados por Alberdi lo cual nos colocó a la vanguardia de las naciones civilizadas por lo que las oleadas inmigratorias a  nuestro país se debían a que nuestras tierras ofrecían salarios del peón rural y de la incipiente industria que resultaban superiores a los de Suiza, Alemania, Francia, Italia y España. Todo esto cambió radicalmente desde el 17 de octubre y venimos a los barquinazos desde hace más de siete décadas.

En estas apretadas líneas estimo que es ilustrativo citar a terceros sobre el referido período en que se inauguró formalmente el populismo rampante donde comenzaron a deteriorarse las instituciones, el ataque frontal a la libertad de prensa, la irrupción de la corrupción y la demolición de las bases de la economía. 

Perón expresó en 1947: “Levantaremos horcas en todo el país para colgar a opositores”; en 1952: “Al enemigo, ni justicia”; en correspondencia con John William Cooke en 1957: “Los que tomen una casa de oligarcas y detengan o ejecuten a los dueños, se quedarán con ella. Los que tomen una estancia en las mismas condiciones se quedarán con todo, lo mismo que los que ocupen los establecimientos de los gorilas y enemigos del Pueblo. Los suboficiales que maten a sus jefes y oficiales y se harán cargo de sus unidades y tomarán el mando de ellas y serán los jefes del futuro. Esto mismo regirá para los simples soldados que realicen acciones militares”. Y en 1970 escribió: “Si la Unión Soviética hubiera estado en condiciones de apoyarnos en 1955, podía haberme convertido en el primer Fidel Castro del continente”.

Antes de intercalar otras citas, subrayo que alarma la confusión que reina entre los que alaban al llamado “tercer Perón”, como si hubiera enmendado sus embates a la sociedad abierta sin recordar que el conflicto con losMontoneros se debió exclusivamente a que se percató de que querían copar su poder (después de haberlos estimulado en todo tipo de asesinatos). Tampoco recuerdan la corrupción de José Ber Gelbard como su ministro de economía en el contexto de la denominada “inflación cero”, ni el ascenso de cabo a comisario general a su ministro de bienestar social José Lopez Rega y su organización paramilitar de la Triple A. Lo que en verdad ocurrió es que en su tercer período el país estaba en gran medida peronizado.

Para finalizar esta breve nota he seleccionado cuatro citas de prestigiosos autores. Ezequiel Martinez Estrada: “Perón organizó, reclutó y reglamentó los elementos retrógrados permanentes en nuestra historia […] y explotó el espíritu rebañego y clérigo –castrense de nuestro pueblo acobardado, prometiéndole lo que no podía darle […] el GOU acaudillado por Perón, esta secta era diametralmente lo opuesto de la Logia Lautaro, impuso una dictadura de tipo totalitaria”.

Robert Potash escribe: “Otro factor que obró en contra de la eficiencia del IAPI y contribuyó a desprestigiarlo ante muchas miradas fue el avance de la corrupción en su interior. Como exclusivos agentes de compra en el extranjero para la mayoría de los organismos gubernamentales, los funcionarios del IAPI tenían asidua oportunidad para obtener coimas”.

Por su parte, Américo Ghioldi consignó que, “como Madame Lynch y Encarnación Ezcurra de Rosas, Eva Duarte ocupará un lugar en la historia de la fuerza y la tiranía americana […], el gobierno totalitario puso los poderes, de violencia y de amenaza en las arbitrarias y caprichosas manos de la esposa del primer magistrado, la que impuso unas ´contribuciones espontánes´ de personas, empresas, instituciones, capitalistas, trabajadores, etc […] El Estado totalitario había fabricado de la nada el mito del hada madrina […], en nombre de esta obra social la Fundación despojó a los obreros de parte de su salario […] Tal es pues, la realidad de la presunta obra social cumplida por un régimen que nació para servir al nazismo al cual apoyó[…] En la República Argentina los partidos políticos han sido perseguidos, ha sido destruido el sindicalismo libre”.

Por último, para no abundar el la tupida bibliografía de este tipo, cito a Juan José Sebreli quien resume al manifestar -luego de detallar el sometimiento de Perón a los más diversos sectores- que “del mismo modo fue subordinado el Poder Judicial […] El fascismo argentino supo aprender las lecciones de Hitler y Goebbels […] De acuerdo a estos objetivos, lo primero que hizo la dictadura surgida del golpe de 1943, fue ejercer un estricto control y censura de los programas radiales”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES