Rosendo Fraga: “Hay 60% de chances para Cambiemos, pero Cristina aún puede ganar la elección”

IPROFRESIONAL – El analista político Rosendo Fraga estimó en 60% las posibilidades de victoria de Cambiemos en las elecciones de este año, al disertar en un evento organizado por la Fundación Libertad y Progreso.

“De acá a 90 días puede pasar de todo, pero hoy diría que hay un 60% de chances que gane Cambiemos; un 30% de que gane Cristina y un 10% de que gane Massa”, estimó el analista al referirse a las elecciones legislativas en la provincia de Buenos Aires.politica-argentina-desarrollo

“Cambiemos tiene a favor dos cuestiones: es gobierno nacional provincial, contando tanto con las figuras máximas para hacer campaña y contando con el aparato estatal; y el peronismo va a dividido en tres”, destacó Fraga ante un auditorio en el Hotel Feirs Park.

“Hoy creo –definitivamente– que gana Cambiemos, aunque en tres meses todo puede cambiar. Por ejemplo, Cristina tiene cosas a favor que pueden impulsar que la voten, como que el Conurbano tiene el récord de desempleo en el país, según el INDEC, y que la oferta política anti K va dividida en tres (Cambiemos, Massa y Randazzo)”, señaló Fraga.

Durante su presentación, el analista planteó diversos escenarios que podrían darse luego de las elecciones, con Cristina Kirchner como factor gravitante en casi todos ellos.

En primer lugar, destacó que de darse un éxito de Cambiemos en los comicios, el Gobierno “puede llegar a alcanzar 100 diputados y 20 senadores, pero no va a tener mayoría. Va a tener que negociar para nombramientos de jueces, leyes, etc.”.

Luego señaló la importancia de los resultados electorales de cara a las relaciones internacionales y las posibles inversiones externas.

“Los embajadores de Japón, de varios países de la Unión Europea, el ex embajador de Estados Unidos Noah Mamet y varias instituciones financieras ya dijeron que están esperando el resultado de la elección para tomar decisiones respecto del país. Los inversores y el mundo le dan importancia a estas elecciones. Porque en la historia local, 6 de 7 elecciones parlamentarias predijeron el resultado de la elección presidencial posterior”, puntualizó.

“Se podía hacer dos cosas con Cristina. Una era sacarla del juego, políticamente hablando, y la otra era usarla. El Gobierno eligió la segunda. Pero no calculó que la presentación de CFK como candidata generaría una incertidumbre que ahora nos afecta en cuanto a inversores y a la mirada del mundo. Era razonable la estrategia, y si la economía hubiera arrancado más fuerte, quizás CFK tendría menos apoyo hoy, pero no es así”, explicó Fraga.

Fraga también enfatizó la relevancia de la provincia de Buenos Aires como eje definitorio de la contienda política actual.

Perder en Buenos Aires pero ganar el resto del país no sería una victoria para Cambiemos. Es la interpretación que Cristina quiso darle a los resultados de 2009 y 2013 y no prendió. El Gobierno tiene que ganar la provincia de Buenos Aires para ganar… Hoy, CFK tiene un tercio y Cambiemos tiene otro tercio de los votos. La pelea es por el otro tercio del medio, adonde cada uno aspira a sumar 6 o 7 puntos más”, afirmó.

“La corrupción no le va a sacar votos a Cristina de su núcleo duro, ese 30% que tiene. Pero sí le puede frenar la obtención de los otros votos, para los 5 o 6 puntos más que necesita”, comentó Fraga.

“Si en octubre Cristina pierde, se disipa un gran nubarrón y el Gobierno puede negociar con el PJ la agenda que viene. Si gana CFK, ese día arranca la campaña ‘Cristina 2019 y el futuro del Gobierno va a ser muy duro”, pronosticó.

Al plantear un paisaje político post-octubre favorable para Cambiemos, el analista señaló que la alianza gobernante deberá tender lazos hacia sectores del justicialismo apra evitar una mayor conflictividad.

“Si el Gobierno gana en estas elecciones, vamos a una presidencia de Macri de 8 años y con la posibilidad de alcanzar acuerdos para gobernar con el PJ. Si Cristina gana aunque sea por un punto, vamos a una presidencia de 4 años y al Gobierno le va a ser muy difícil acordar algo con el peronismo”.

“No podés gobernar a largo plazo con todo el peronismo enfrentándote. Hay que sumar aunque sea a una parte, como estuvo haciendo María Eugenia Vidal el año pasado en la provincia”, ejemplificó.

El analista también dedicó palabras al “nuevo estilo” comunicacional de la campaña del frente Unidad Ciudadana, que postula a Cristina Kirchner como senadora.

“Cristina está haciendo campaña como hizo siempre, con una fuerte estrategia de seducción. Lo hizo en 2007 sumando a un moderado, como Cobos, y hablando de instituciones. Lo hizo en 2011 también, sumando a un ex Ucedé de perfil light como Amado Boudou.

Fraga explicó que Cristina “confronta” una vez que está en el Gobierno. Y que no está “copiando” a Durán Barba, sino que hizo lo mismo en todas las campañas.

Antes de finalizar, Fraga recordó que en 2015, la Argentina hizo punta en la región con la primera derrota al populismo, fenómeno que se reprodujo luego en Venezuela, Bolivia, Brasil, Perú y Chile.

“Hay que ver ahora si en estas elecciones se consolida este fenómeno o el populismo vuelve a cobrar fuerza, si el kirchnerismo hace una buena elección en el país. Es la gran incógnita”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin