“Si no se encara el ajuste, el riesgo es vivir otra circunstancia extrema”

Foto de Ricardo López Murphy
Ricardo López Murphy

Miembro del Consejo Académico de Libertad y Progreso.

IPROFESIONAL – El ex ministro de Economía, Ricardo López Murphy, aseguró que “si no se encara el ajuste” que permita sanear las cuentas públicas, “la sociedad argentina corre el riesgo de vivir otra vez una circunstancia extrema”.

El economista explicó: “En 2001, no enfrentar el problema en el comienzo de las dificultades no tuvo buen resultado. Hoy, la meta es menos exigente que la de ese momento por lo que debería estar dentro de lo cumplible”.

En este sentido, ejemplificó que la Argentina gastaba 23 puntos del PBI en 2000, mientras que en 2016 gastó 42 puntos. Por lo tanto, remarcó que “hacer alguna corrección de esa expansión brutal no parece exagerada”, ya que “el riesgo que corre la sociedad argentina es vivir otra vez una circunstancia extrema, innecesaria, si no encara el ajuste”.

“En 2001, lo que no entendió la población y mucho menos el liderazgo de esa época es que atravesamos una tormenta perfecta. Para nada es esa hoy la situación. En aquel momento, todos los países de la región atravesaban situaciones de crisis porque las commodities habían caído brutalmente. Hoy la crisis deriva de la política económica”, se explayó.

Además, López Murphy se mostró más preocupado por el alza de los precios que por el déficit fiscal, con relación a las metas requeridas por el Fondo Monetario para el programa de asistencia a la Argentina.

“La cuestión fiscal no es la que me parece más exigente, veo más dificultades en la meta de inflación. La tasa de inflación está en este momento cercana a 30 y todavía faltan correcciones. No veo fácil que estemos abajo del nivel superior”, completó.

Además, evaluó que las “exportaciones cayeron de u$s85.000 millones, en 2011, a u$s55.000 millones, en 2016”, por lo que no consideró “atinado” tocar las retenciones, ya que no cree que “convenga cargar la masa tributaria contra la actividad exportadora”.

“Si la soja valiera los u$s650 que valía 2012, en lugar de los u$s310 que vale hoy, yo aceptaría una discusión distinta. Pero a estos niveles de precios internacionales, me parece que se le hace un daño a las economías regionales que producen a gran distancia del Puerto”, argumentó.

También afirmó que “no es viable el gradualismo” en la Argentina. “El déficit que recibió Macri no era financiable. Y si era financiable, no convenía financiarlo. El ajuste debió hacerse antes”, desetacó.

“Este no es un debate de voluntad, es un debate técnico. No es viable el gradualismo, si fuera viable no tendría problema con eso. La idea de que usted se va a poder endeudar para que otras generaciones lo paguen no es posible”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin