Nadie quiere pesos: la increíble cantidad de moneda argentina que se necesita para comprar 1 dólar en Uruguay

Analista económico en

Licenciada en Economía (UBA). Analista económico de Libertad y Progreso.

INFOBAE – Este verano sin dudas es completamente diferente: lejos de la ola de argentinos visitando Punta del Este y otras playas clásicas, el país vecino considera que la temporada está perdida. 

Es que el gobierno uruguayo analiza prolongar a febrero el cierre de fronteras por considerar que no hay condiciones que le permitan una apertura, debido a la propagación del coronavirus en este verano, luego de haber aplicado las restricciones en enero. 

Sin embargo, la cotización del peso en bancos y casas de cambio del otro lado del charco siempre marcan una buena referencia sobre la situación cambiaria local. Y el dato es que en este verano sin argentinos en Uruguay, comprar 1 dólar con pesos puede costar hasta el doble de lo que vale dentro del país.

Se sabe que el billete estadounidense es la “herramienta” preferida por los argentinos para resguardar sus ahorros en las últimas décadas, debido a que el peso se deprecia de forma constante y una inflación que se encuentra entre las más elevadas del mundo.

De hecho, el año pasado el Gobierno debió apretar cada vez más el cepo cambiario para frenar, incluso, la venta del cupo de u$s200 mensuales, solicitando justificación de ingresos para acceder a los mismos y otros requisitos.

Debido a eso, varios argentinos pensaron esquivar estas restricciones por medio de cruzar el “charco” e ir con sus pesos a Uruguay, donde prácticamente no existen restricciones cambiarias locales, para hacerse de la cantidad de dólares deseada.

El gran problema, más allá de las limitaciones sanitarias por la pandemia, es que el costo de comprar divisas con los pesos argentinos puede llegar a valer más del doble de lo que cuesta en Argentina, ya que se debe tener que pagar hasta un equivalente a $292, por cada dólar, en bancos y casas de cambio del otro lado de la orilla.

Un monto que excede la cotización doméstica deldólar solidario (el oficial más impuestos) que se puede comprar de forma limitada en los bancos nacionales y que tiene un precio cercano a los $150.

O bien, supera al valor implícito de la moneda estadounidense que se puede adquirir en la Bolsa de Comercio, por medio de la compra y venta de acciones y bonos argentinos que cotizan tanto en pesos como en dólares, por medio de las operaciones MEP contado con liquidación, cuyo costo oscila los $145 por billete verde.

A ello se le suma que para varios economistas, ya la referencia local de $160 es considerada “cara” para el tipo de cambio.

Incluso, en la plaza informal, donde no hay límites de cantidad de compra, el precio que se debe pagar por cada dólar blue se ubica en torno a los $160.El precio del dólar en Uruguay llega a ser hasta el doble de lo que vale en Argentina.El precio del dólar en Uruguay llega a ser hasta el doble de lo que vale en Argentina.

En Uruguay, el doble

Entonces, es grande el desaliento de viajar desde Argentina hacia Uruguay para comprar dólares, ya que su valor oscila entre $243 y $292 por billete estadounidense, según el banco o casa de cambio charrúa donde se realice la transacción.

A este precio de compra se llega gracias a que al llegar al vecino país con pesos argentinosprimero se los debe convertir a pesos uruguayos para luego transformarlos a dólares.

El valor de compra que se paga en los negocios financieros por nuestra moneda varía entre 0,15 a 0,18 pesos uruguayos.

En tanto, la cotización de venta del dólar estadounidense del otro lado de la orilla es de 43,85 uruguayos por cada u$s1.

En resumen, esta notoria diferencia que se debe pagar en Uruguay para hacerse de dólares no se vincula directamente con esas dos monedas, sino con el bajo precio que tiene el peso argentino.

Las causas de esto son variadas, la principal es que “nadie quiere a los pesos argentinos” por su escaso valor. Aunque también hay motivos vinculados estrictamente al mercado cambiario y a los flujos de intercambio de las divisas.

“Con fronteras cerradas desde diciembre por la pandemia, hoy en Uruguay prácticamente no hay mercado para la moneda argentina. Las casas de cambio no quieren comprar pesos argentinos y la cotización que aparece en las pantallas es más bien un ´valor teórico´”, afirma a iProfesional Lorena Giorgio, economista principal de Econviews.

Según su argumento, sin argentinos que vayan a Uruguay ni uruguayos que crucen a la Argentina, para las casas de cambio uruguayas “no es negocio acumular stock de pesos argentinos, sabiendo que cada día va perdiendo un poco más de valor”, completa.

A ello completa el economista Federico Furiase, director de la consultora Eco Go: “Por lo general, suele haber también una situación de spread de las casas de cambio para evitar tener una gran demanda de dólares y cargarse de pesos argentinos”.

En cuanto a lo específico vinculado a la operatoria cambiaria, Gustavo Quintana, operador de Pr Cambios, suma a iProfesional: “Seguramente tiene que ver con un problema de tipos de cambio cruzados. Es que no creo que en Uruguay tengan mucho mercado de pesos argentinos para tomarlos contra dólares“.

Y justifica sobre este precio tan elevado del dólar, medido en moneda doméstica, en el vecino país: “Es el premio que piden para quedarse con pesos, debido a que tienen que compensar el escaso mercado que hay para nuestra moneda allá. Es que no tienen aplicación para los pesos argentinos, y la operatoria para traerlos luego acá es complicada onerosa, por eso no tienen interés en hacerlo”, sentencia Quintana.Los argentinos que pueden ahorrar y buscan dolarizar sus billetes, ven que hacerlo vía Uruguay no es un buen negocio.Los argentinos que pueden ahorrar y buscan dolarizar sus billetes, ven que hacerlo vía Uruguay no es un buen negocio.

Desde la opinión de Natalia Motyl, economista de la fundación Libertad y Progreso, también existe un motivo histórico, que tiene que ver con la coyuntura nacional.

Siempre comprar dólares en Uruguay fue más caroque en la city porteña, algo propio de las trabas que existen en el mercado cambiario local“, dice.

Además, Motyl sostiene que un precio que puede llegar hasta los $292 por dólar en el país vecino se debe al resultado de las operaciones realizadas con dinero en efectivo, ya que así su costo es mucho más elevado que “si fuera a través del mercado cambiario, que en ese caso sería similar al que se está cotizando en Argentina”.-

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES