Inflación: el IPC podría perforar el piso del 3% en julio y esperan que baje aún más en agosto

Economista Jefe en

Lic. en Administración de Empresas. Magister en Economía Aplicada de la UCA. Doctorando en Economía en la UCA.

CLARÍN – De la mano de la estabilidad de dólar y del anclaje de las tarifas, los precios minoristas registraron una leve desaceleración, en lo que de agosto, según las mediciones de las consultoras privadas.La duda es si la tendencia continuará a lo largo del mes. La tendencia se ratificaría si, como se espera, el IPC de julio da por debajo del 3% por primera vez en el año.

De acuerdo con los relevamientos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), en la primera semana de este mes, los precios al consumidor en la Ciudad de Buenos Aires aumentaron 0.9%, mientras que, durante la misma semana del mes anterior,la suba habia sido del 1,7%. Desde la medición inter mensual entonces, el aumento fue del 2,6%, (versus el 2,9% en el mismo lapso de julio) revelando una desaceleración en la tasa de inflación, señaló un análisis de esa entidad.

En este sondeo, los precios que más crecieron fueron los regulados, como consecuencia del ajuste en las prepagas, (que autorizó el Gobierno en cuotas del 9% a partir de agosto), “mientras la Inflación núcleo creció 0.9% y 3.2% en el mes”, según FIEL.

En el caso de los alimentos, el rubro de mayor peso en el IPC (aproximadamente 23%) también se vio la tendencia, al menos en la primera semana de agosto, según la medición de la consultora LCG.

De acuerdo con este registro, que mide precios online en supermercados, la suba de los alimentos promedió 0,41%, desacelerando 0,55 puntos porcentuales respecto la semana anterior. En tanto, según la medición mensual, el índice presentó una suba de 3,3% promedio en las últimas 4 semanas y 2,9% medida punta a punta en las mismas semanas.

Además, según advierten los analistas de la consultora, “la distribución de variaciones de precios presentó mucha menor volatilidad que la semana previa”. Sin embargo, sostiene que es prematuro evaluar si la tendencia a la desaceleración se va a consolidar en el resto del mes porque, un dato no menor es que la proporción de productos que siguen registrando aumentos se mantiene estable, cerca del 13%.

Entre los alimentos que lideraron la inflación mensual, en la primera semana de agosto, según LCG, figuraron los condimentos y panificados. Y, las carnes todavía seguían aumentando por encima del promedio mensual.

Una de las principales anclas del proceso desinflacionario según la consultora Ecolatina, van a ser los precios regulados. “Sacando los aumentos ya anunciados en prepagas (29% en el segundo semestre), a priori no existirían otros grandes ajustes en los próximos meses en estos capítulos. Por el contrario, en la primera mitad del año habían mostrado algunas subas relevantes del congelamiento extendido de las tarifas de servicios públicos-. A modo de ejemplo, entre enero y junio, los combustibles subieron 34%, las prepagas 14%, la telefonía 18%, en tanto que electricidad y gas aumentaron 9% y 6%, respectivamente”, explicó.

“Estos precios no sólo impactan de manera directa sobre el IPC -representan un quinto de éste-, sino que suelen tener efectos de segunda ronda”, advirtió la consultora. En este marco, “las casi nulas actualizaciones en insumos y logística ayudarían a relajar tensiones sobre otros bienes y servicios finales, aun cuando sus precios, virtualmente, estén libres. Por otro lado, el alza de commodities a nivel global, que tuvo un rol relevante en el primer semestre- también pareciera haberse moderado en las últimas semanas”, resaltó la consultora.

Según Iván Cachanosky, economista Jefe en la Fundación Libertad y Progreso, “la primera semana de Agosto, nos está dando 1,4% que es similar a cómo nos dió julio y luego se fue amesetando. Esperamos que agosto de algo similar en torno al 3%”, señaló. “Vimos algunos incrementos fuertes en indumentaria; medicina (obras sociales) y cultura. Y Alimentos y bebidas sigue aumentando pero un poco menos que julio”, señaló. “De hecho para todo el semestre esperamos una inflación cercana al 3% con leves oscilaciones porque en el primer semestre, el BCRA hizo un apretón monetario muy fuerte y eso va a hacer que se estabilice la inflación entorno a esos números”, señaló el economista.

La tendencia hacia la desaceleración de la inflación comenzó en julio, dato que el INDEC va a dar a conocer este jueves pero que los economistas descartan que será inferior al 3%. Por caso, para el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) que depende de la UMET, el indice del mes pasado, alcanzó una suba del 2,9% (0,4 puntos por debajo del registro de junio). Sería el tercer mes consecutivo de desaceleración de la inflación y la primera vez en 2021 que se ubica debajo del 3%.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin