Por retenciones y menos cierres, la recaudación subió 64,2% en agosto

Analista económico en

Licenciada en Economía (UBA). Analista económico de Libertad y Progreso.

LA NACIÓN – El agro volvió a ser fundamental para que la recaudación tributaria de agosto mostrara cifras que despiertan más de una sonrisa en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP): lo embolsado en carácter de retenciones a las exportaciones del sector fue lo que inclinó la balanza para que la cifra recaudatoria del octavo mes del año registrara un crecimiento de 64,2% interanual, un alza superior a la inflación en igual período.

De este modo, la recaudación impositiva se ubicó en los niveles de la prepandemia. “La recaudación creció en agosto un 64,2% interanual gracias a la recuperación de la economía durante 2021, el impulso de los tributos del comercio exterior, la aceleración del crecimiento de los recursos de la Seguridad Social y, en parte, por la baja base de comparación por la pandemia”, informó el Ministerio de Economía en un comunicado.

Esta dinámica estuvo motorizada, según Hacienda, por los tributos que responden a la actividad económica (+74% interanual), el impuesto a los Combustibles (+84,3%), el IVA (+75,9%), impuestos Internos (+55,5%) y el Impuesto a los Créditos y Débitos (+66,0%).

“Así, la recaudación acumulada al octavo mes del año se sostiene en niveles prepandemia, a pesar de la desaceleración de los recursos en meses anteriores, producto de las medidas de contención llevadas a cabo tras la irrupción de la segunda ola”, se destacó oficialmente.

Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), señaló que, en términos reales, la recaudación aumentó 8% interanual en agosto y subrayó que el mayor impulso estuvo dado por los tributos vinculados al comercio exterior. “Derechos de exportación fue el que más creció, con un incremento de 53% en términos reales. “Desde el punto de vista del aporte de recursos, por importancia relativa, se destacó el crecimiento del IVA, con 16% real; Ganancias, con 8%, y un dato importante es que aportes y contribuciones a la seguridad social crecieron 8% en términos reales, lo que refleja el impacto de la reapertura de paritarias y la consecuente suba del salario real que aumentó la base imponible de aportes y contribuciones”, indicó el economista.

Por su parte, Natalia Motyl, economista de la Fundación Libertad y Progreso, comentó que la recaudación está mostrando un avance, resultado de la flexibilización de las medidas restrictivas por la pandemia de la mayor parte de las actividades que permitió la recuperación económica. “No obstante, cabe remarcar que su evolución dependerá mucho de las reformas económicas que se lleven adelante después de las elecciones”, aclaró.

Por ahora, según Motyl, la actividad interna está fogoneada por el gasto social preelectoral. “Sin embargo, no hay mucho margen para seguir sosteniendo el nivel de expansión fiscal vía suba del gasto. Para que el Estado pueda recaudar más será imprescindible una reforma tributaria que baje la presión fiscal del sector privado, amplíe su estructura productiva y permita el crecimiento económico”, explicó.

Los tributos del comercio exterior, entre los que se destacan los vinculados al agro, sostuvieron el buen desempeño: los derechos de exportación crecieron 131,9% interanual, mientras que los de importación y tasa estadística aumentaron en su conjunto 80,7%.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin