Prevén más emisión para atender al pago de $1,2 billones de deuda antes de fin de año

LA POLITICA ONLINEMarcia Dell’Oca – Desde la Fundación Libertad y Progreso, señalaron que el cambio en las expectativas afectará la capacidad del Tesoro de renovar sus vencimientos.

De acá a fin de año, el Tesoro nacional enfrenta vencimientos por $1,2 billones distribuidos fuertemente entre octubre y diciembre. A la luz del traspié que tuvo la Secretaría de Finanzas antes de las PASO, en el mercado estiman que el porcentaje de renovación de la deuda de corto plazo será menor al observado en la primera mitad del año y esto tendrá implicancias sobre las necesidades de emisión monetaria.

Si bien, luego de las PASO el mercado volvió a darle la derecha a Guzmán y llevó el ratio de renovación de deuda al 105% para lo que va del mes, desde la Fundación Libertad y Progreso advierten que es posible que no se renueven la totalidad de los vencimientos. O bien que, si se logra, el monto de “financiamiento neto positivo” no será suficiente para sostener la ecuación de financiamiento del déficit del Presupuesto 2021: 60% de emisión y 40% de financiamiento en el mercado local. Por ende, esperan más emisión para lo que resta del año.

La advertencia fue publicada horas después de que el Banco Central confirmara que por tercera vez en el mes, el 15 de septiembre, emitió Adelantos Transitorios para cubrir el déficit. Esta vez, por $60.000 millones.

Como adelantó LPO, el próximo vencimiento será el 30 de septiembre por poco más de $183.000 millones; por eso, el próximo martes 28 será la siguiente licitación. En tanto, para octubre restan vencimientos por $360.000 millones y antes de las elecciones del 14 de noviembre, se suman otros $7.000 millones.

Mientras, en los últimos 45 días del año, se concentran vencimientos por $650.000 millones, de ellos unos $370.000 millones se concentran a fines de noviembre, entre ellos los de las primeras Letras dollar-linked que emitió el gobierno en mayo y julio por unos 800 millones de dólares; y unos $280.000 más en diciembre.

Según Diego Piccardo, economista de la Fundación Libertad y Progreso, “en agosto hubo un fuerte traspié en los vencimientos de deuda en pesos. No solamente no se consiguió financiamiento neto, sino que tuvo que cubrir vencimientos con ayuda del BCRA. De esta manera, el hecho de haber financiado solo el 97% de los vencimientos trae consecuencias inmediatas en las principales variables macroeconómicas: Inflación y tipo de cambio”

 Por su parte, el economista jefe de la Fundación, Iván Cachanosky explicó el traspié de agosto provocó un cambio de estrategia a la hora de colocar bonos, además de que el “apetito” del mercado por títulos a descuento a mediano plazo se fue diluyendo a medida que nos acercábamos a las elecciones. En este sentido, consideró que: “por eso es que la artillería de Guzmán mutó a una mayor proporción de títulos atados tanto a la inflación (CER) como a la evolución del tipo de cambio oficial (dollar-linked)”. Por ende, en lo que va de septiembre, el 37,4% de la colocación de deuda fue dollar-linked y el 38,9% CER.

Como consecuencia, los economistas estimaron que el tramo final del año será sumamente desafiante para Hacienda, donde en medio de incertidumbre política, debe afrontar vencimientos mayores a lo que estaba acostumbrado y esto causará más presión para que el Banco Central emita pesos, incluso si -como anticipó LPO- en Finanzas no descartan volver a emitir títulos atados al dólar para descomprimir vencimientos.

“No le bastará sólo con colocar deuda similar a la que vence, porque esto ya implicaría mucha presión sobre el BCRA. Para salir de esta trampa, Argentina debe dar las señales correctas para realizar las reformas estructurales y que, de esta manera, se comience a restaurar la confianza y por ende, que el BCRA también tenga algo de alivio”, agregaron

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES