El dólar blue tocó los 200 pesos: hasta dónde puede llegar y qué puede hacer el Gobierno

Director General en

Economista especializado en Desarrollo Económico, Marketing Estratégico y Mercados Internacionales. Profesor en la Universidad de Belgrano. Miembro de la Red Liberal de América Latina (RELIAL) y Miembro del Instituto de Ética y Economía Política de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas. 

CLARÍN – Este jueves y a 10 días para las elecciones, el dólar blue llegó a los 200 pesos por primera vez en su historia. Poco minutos después de la apertura del mercado, el informal avanzó un peso respecto del nivel al que había cerrado el miércoles.

Sobre el cierre de  la rueda, el blue retrocedió un peso y terminó en $ 199.

De esta forma, la divisa se encareció 20% en lo que va del año, por encima del alza del 18% que muestra el dólar oficial.

Con el dólar blue $ 199, la brecha cambiaria con respecto al tipo de cambio mayorista -hoy en $ 99,96- ya alcanza roza el 100%. Play VideoDólar hoy. Video: miércoles 3 de noviembre

La cotización de $ 199 para el blue es el valor nominal más alto del año y muestra un incremento de 33 pesos desde el 2 de enero. A finales de octubre de 2020 el informal había tocado los $ 195, para luego desinflarse en las semanas siguientes merced al recrudecimiento del cepo cambiario hasta cerrar el año en $ 166.

Por el avance de la inflación en estos 12 meses-con un nivel del 52%- aquellos $ 195 de octubre del año pasado representan una valor más alto que los $ 200 de hoy. Para equiparar aquella cotización, el blue debería trepar a $ 270.

En las últimas dos semanas, el blue subió 11 pesos. La cercanía de los comicios del 14 de noviembre mete presión sobre el mercado cambiario y esto se hace sentir especialmente en las cotizaciones “libres”.

“A una semana de las elecciones, como generalmente ocurre, la gente quiere estar cubierta frente a lo que pueda pasar con el tipo de cambio después de conocerse el resultado”, señala Nicolás Chiesa, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

¿Qué puede hacer el Gobierno para frenar la escalada? “Si bien el ministro Martín Guzmán viene asegurando repetidamente que no va a acelerar el famoso crawling peg (la devaluación progresiva y controlada) que viene haciendo, todo indicaría que va a ser difícil seguir dos años más con esta brecha tan grande. Y esa incertidumbre generó mucha presión sobre los distintos tipos de dólar en estos días”, apunta Chiesa.

“De hecho, la devaluación muy controlada del peso que viene haciendo el Gobierno, se hace a una tasa inferior a la que tienen los activos en pesos, evidenciando lo retrasado que se encuentra el tipo de cambio; con lo que solo se motiva o impulsa la búsqueda de cobertura”, concluye Chiesa.

Hasta donde va a llegar la devaluación depende de lo que va a pasar con el peso. Para el año que viene podemos esperar una inflación del 70%, e incluso a una de tres dígitos, con lo cual se puede duplicar el tipo de cambio“, señala Agustín Etchebarne, director de Libertad y Progreso.

“Es imposible predecir hasta donde va a llegar el tipo de cambio sin saber qué va a hacer el Gobierno. Lo que puedo decir es que vamos a un posible Rodrigazo y que la inflación va a estar entre 70 y 100% anual”, dice Etchebarne.

“Para calmar todo este tema se necesita credibilidad, algo que el Gobierno no tiene. Requeriría un cambio de gabinete y un acuerdo político. Si hubiera un gobierno con credibilidad habría que lanzar un programa de reformas estructurales e ir a un sendero de equilibrio fiscal en el mediano plazo”, señala Etchebarne.

Para Gabriel Caamaño, director de la Consultora Ledesma, “el dólar blue está acoplándose, pero corriendo de atrás, a los dólares financieros libres, que ahora andan en torno a $ 214. No necesariamente los va alcanzar”.

“En el fondo los precio de todos estos tipos de cambios paralelos están subiendo como resultado de la combinación de la liquidez inyectada en poco menos de 6 meses y la falta de anclaje de expectativas o definición de horizonte post electoral, lo que hace que los agentes busquen cobertura y estén dispuestos a pagar estos precios por ella”, asegura Caamaño.

“En el corto plazo el Gobierno puede hacer mucho para detenerlo, porque no tiene capacidad de intervención limitada”, plantea Caamaño. Y señala que el Gobierno “debería subir la tasa de interés y mostrar señales muy contundentes de moderación en gasto y emisión, cosa descartada antes de las elecciones. Incluso hay muchas dudas de que sea incluso posible después, de ahí la búsqueda de cobertura”.

Del lado del Gobierno la estrategia pasa por restarle importancia el tema- Gabriela Cerruti, portavoz del Gobierno, dijo hoy en conferencia de prensa que el dólar blue “no influye en la economía“.

“El dólar blue se maneja con sus propias reglas”, respondió Cerutti ante una consulta acerca de si les preocupa la escalada. Y remarcó que el informal “refleja más expectativas políticas que económicas. En la economía los números son todos muy alentadores, así que esperamos que esto no influya en la situación macroeconómica como ya no viene influyendo”. 

A la escalada del blue se le agrega la de los dólares financieros -el contado con liqui o CCL y el dólar MEP-,que cotizan en el segmento SENEBI, por fuera de la intervención del Banco Central y sin restricciones en los montos semanales. Este dólar CCL “libre” llegó a tocar los $ 217 esta semana.https://datawrapper.dwcdn.net/CIvdM/6/

Las razones de la suba del blue

En lo que va del año, la inflación acumula alrededor de 41%. El dato de noviembre se conocerá la semana que viene, pero se espera que ronde el 3,5%, tal como ocurrió en octubre.

Frente a estos números, el dólar luce “atrasado”. Con el cepo cambiario reforzado, el dólar oficial se mueve apenas 1% por mes. A un ritmo similar avanzan los dólares financieros en el segmento intervenido por el Central. Con esta estrategia, el Gobierno buscó -sin éxito- que el tipo de cambio se convirtiera en un ancla que frenara a la inflación.

Pero con los movimientos de los precios de los últimos meses, el dólar quedó desfasado. Y así acumuló una tensión que se va liberando en los días previos a las elecciones de noviembre.La brecha entre el dólar y el peso ya roza al 100%.

La brecha entre el dólar y el peso ya roza al 100%.

La percepción del mercado es que tras las elecciones habrá algún tipo de reacomodamiento cambiario. Por este motivo, crece la demanda del dólar blue, pero también del dólar ahorro. Y a la vez las empresas buscan cubrirse de los efectos de una potencial devaluación con operaciones como el dólar futuro o los bonos dólar linked.

La falta de avances en el acuerdo con el Fondo Monetario también potencia la incertidumbre económica y empuja al alza al riesgo país -el indicador de JP Morgan que mide la sobretasa que paga Argentina para endeudarse- que llega a 1732 puntos básicos, el nivel más alto desde el canje de deuda del año pasado.

Como suele ocurrir en Argentina, a más incertidumbre, más dolarización, lo que también termina empujando al blue al alza.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin