Verano con aumentos: cuál será el impacto de la suba de tarifas sobre la inflación

Eugenio Marí
Jefe de economía de Libertad y Progreso

Jefe de economía de Libertad y Progreso. Profesor Economía Internacional en Universidad del CEMA, Profesor ayudante de Análisis Económico y Financiero en la Facultad de Derecho, Universidad de Buenos Aires,Asesor en la Secretaria de Comercio Exterior la Nación yAsesor Secretaria de Comercio de la Nación.

Mg. en Economía y Lic. en Economía Universidad del CEMA

CLARÍN – El Gobierno (o al menos, el ala cristinista) decidió avanzar en el descongelamiento de las tarifas y para eso propuso un aumento de entre el 17% y 20% en las facturas de luz y gas que pagará el 80% de los usuarios. ¿Cómo impactarán esas subas en la inflación durante el primer bimestre del año?

El cálculo es aproximado porque se desconocen los detalles de cómo se implementarán esas subas. Sin embargo, los economistas consultados por Clarín coinciden en que el impacto será menor en el índice de precios minoristas: alrededor de 1 punto mensual, que se sumarían a la inflación a partir de enero. Esta estimación toma en cuenta una suba de ambos servicios en todo el ámbito nacional.

Por lo que se sabe hasta ahora, el aumento de la luz se circunscribiría al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), mientras que el del gas se prevé aplicar en todo el país.

El economista Lorenzo Sigaut Gravina, de la consultora Equilibra aclara que el salto más importante podría darse luego, cuando se aplique la segmentación de las tarifas y, como pretende el oficialismo, los usuarios de mayores ingresos reciban un aumento mayor.

Por lo pronto, un alza del 17% en las boletas haría subir un punto el indicador de la inflación en un mes. Y si el aumento fuera del 20%, el impacto sería del 1,1%. Siempre hablando de un alcance nacional para ambos servicios. De esta manera, la inflación de enero rondaría nuevamente en el 3%, señaló el analista.

Las ultimas estimaciones de los analistas del Banco Central (REM) fueron corregidas al alza para los próximos meses. Para enero y para febrero de 2022 la expectativa se elevó en 0,2 puntos. Particularmente, durante el primer mes del año, la proyección se elevó al 3,7%.

Una variable que también incidirá en la inflación es si la segmentación se hace de una vez o se lleva a cabo en forma gradual. Una presunción haría pensar que el aumento se aplicaría más hacia febrero, un mes estacionalmente mas “liviano” en materia de inflación.

La discusión sobre el congelamiento de las tarifas fue un tema recurrente en los últimos años. Precisamente porque la mayoría de los economistas advertía sobre la “olla a presión” que implicaba mantener las tarifas sin actualizar.

En el año 2020 el congelamiento se mantuvo, en particular la electricidad en el AMBA y el gas a nivel nacional. Y en 2021 hubo aumentos menores a los dos dígitos: 6% para el gas y un 9% para la electricidad.

Según la economista Marina Dal Poggetto, de la consultora Eco Go, “con un ritmo de inflación al 50%, si las tarifas suben 20% se siguen atrasando”. De todas maneras habrá que ver la composición de la factura y la segmentación, aclaró.

En la misma línea, Eugenio Marí, economista de la Fundación Libertad y Progreso coincidió que, con estas subas del 17% y 20%, la actualización de tarifas estaría muy por debajo de la inflación, ya sea la estimada en el Presupuesto 2022 (33%) o la esperada por el mercado (52,1%).

“En otras palabras, el atraso tarifario se seguiría acumulando, pero a menor velocidad. Para tomar dimensión, hoy alrededor del 50% del costo mayorista eléctrico está subsidiado”, sostuvo.

Bajo este escenario, según el analista el impacto final sobre el crecimiento del nivel de precios en el año no sería significativo, pudiendo aportar un par de puntos al crecimiento del IPC durante el primer trimestre.

“No obstante, el impacto final sobre la dinámica inflacionaria dependerá de cómo se lleve a cabo el aumento (hoy se está hablando de escalonamiento en los subsidios según niveles de ingresos a partir de marzo) y de las demás medidas de política económica. En lo que es la experiencia argentina, la actualización de tarifas en general viene acompañada de otras medidas de normalización, como puede ser en el mercado cambiario”, consideró.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin