En plena reforma previsional, Liberales piden debatir el sistema mixto

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

URGENTE 24 – Mientras el gobierno avanza con la nueva fórmula de movilidad previsional en el marco de los 180 días que le otorgó el Congreso de la Nación a través de la ley de emergencia económica, los liberales proponen tratar un sistema mixto, «como el canadiense». Por otro lado, este miércoles (26/2) el Frente de Todos se alzaría con un dictamen favorable a la modificación del régimen jubilatorio de los jueces y diplomáticos ya que cuenta con mayoría en el plenario de comisiones que analizará el proyecto.

Jubilados, pensionados y economistas esperan expectante el proyecto del gobierno nacional.

En plena renegociación de la deuda externa, Argentina encara un nuevo sistema previsional que esta vez tendrá impacto en jubilaciones y pensiones tanto de los ciudadanos de a pie como de los ciudadanos considerados «privilegiados».

Tal como informó Urgente24 esta mañana, este miércoles (26/2) el Frente de Todos se alzaría con un dictamen favorable a la modificación del régimen jubilatorio de los jueces y diplomáticos ya que cuenta con mayoría en el plenario de comisiones que analizará el proyecto. El problema está en el recinto donde necesita del apoyo de la oposición. Juntos por el Cambio aún no define una postura unificada, al igual que otros sectores. Los jueces advierten que habrá cientos de renuncias. El oficialismo podría hacer concesiones al gremio judicial que anunció una manifestación en contra de la reforma.

En tanto, como bien sabe la sociedad, la Casa Rosada avanza en los detalles sobre el proyecto que enviará al Congreso para una nueva fórmula de movilidad previsional.

Si bien no es un tema central de la agenda mediática, es una de las preocupaciones que hoy tienen economistas, analistas financieros, dirigentes, ciudadanos que están por jubilarse y los que ya están jubilados.

El debate se recalentó tras las declaraciones del ministro de Trabajo Claudio Moroni sobre la necesidad de encarar «en algún momento» una reforma estructural que implique cambios en la edad jubilatoria.

La sociedad está atenta frente a cada detalle que surge al respecto o bien por su bolsillo o bien por la salud de las cuentas fiscales.

El director general de la Fundación Libertad y Progreso, Agustín Etchebarne, pateó el tablero al plantear el sistema mixto, algo que no está descartado y que muchos vienen sospechando.

«Antes tenías una ventaja. Tenías la libertad de decidir si ibas a una AFJP privada o una del Estado (la del Banco Nación). Y también estaba la libertad de ir al sistema de reparto. La gente se quedó en las AFJP y luego las obligaron a ir al sistema de reparto. No les importó nada lo que opinaban 9 millones de personas. Yo creo que Argentina, por cómo está la situación, va a tener un sistema mixto como el canadiense, que tiene tres patas: una jubilación pequeña para todo el mundo, con aportes adicionales que hacen las empresas y un sistema libre para quien quiera hacer más aportes como quiera. En Argentina tenemos que hacer un cambio filosófico que es devolver la libertad a las personas», disparó.

«En lo primero que tenemos que estar de acuerdo es que hay que igualar la edad de jubilación de las mujeres y los hombres. Es algo que no perjudica. Una mujer hoy a los 60 años es joven. A todas las mujeres a las que les pregunto si quieren seguir trabajando me dicen que sí. Sería muy bueno que la edad de retiro sea opcional. Yo de 65 no pasaría a 70 directamente. Primero igualaría la edad en 65. Luego a los 67 años, después a los 68 y llegaría a los 70 años en 10 años», determinó a Ámbito Financiero sobre otro de los puntos sensibles del sistema.

Días atrás, el economista Carlos Melconian explicó dos aspectos clave: la fórmula y el sistema.

«Vos tenes acá un sistema que en un momento dado, creo que fue en el 2008, jubiló a una cantidad de personas que el sistema no aguantaba. Más de dos millones de personas. Y se fue armando una pelota.

Desde la cantidad, no le hace ni cosquillas, pero desde la ética a las jubilaciones de privilegio hay que corregirlas, pero eso es una corrección moral, no cuantitativa.

Un día cayeron 3 millones más al sistema que generaron un agujero. Eso fue impagable y se le puso una fórmula que era una suma de cosas e indexó por arriba de la inflación por las circunstancias del momento. ¡Fijate que bomba neutrónica! Meto a tres millones más, me quedo con agujero y lo indexo por arriba de la inflación.

Entonces, para financiar eso, rentas generales tenía que transferir impuestos por arriba de los aportes personales de los trabajadores para financiar eso. Históricamente en la Argentina, a estas cuestiones se las resolvía con un golpe inflacionario.

Ahí cae Macri. Con el plan del Fondo, comienza a licuar un 50% del déficit fiscal pero a la otra mitad le cambia la fórmula porque era imposible de otra manera.

El escaso paso que da Macri fue bajar la fórmula a la inflación pero el «ajuste de Macri» estuvo sólo en una pequeña gran picardía de comerse un trimestre de 100 mil millones de pesos en una masa de 2 billones.

Ahora, Alberto también va a ajustar 100 mil millones en la masa.

Pero en la macro volvemos a estar otra vez en 100 mil millones sobre la masa de 2 billones«.

ULTÍMOS ARTÍCULOS

ArticulosRelacionados

INSTITUCIONAL