La economía argentina en tiempos del coronavirus

Las relaciones comerciales entre nuestro país y China se han ido consolidando en los últimos años. La dependencia comercial que poseemos actualmente con el gigante asiático nos vuelve más vulnerables a cualquier retroceso económico que tenga éste.

Las exportaciones a China han presentado una fenomenal expansión en los últimos cuatro años. Del total de exportado por nuestro país cerca del 10% corresponde a China, cuando en 2015 sólo era un poco más del 2%.

Gráfico I: Balanza comercial de Argentina con China en millones de u$s

Fuente: Elaboración propia en base a INDEC

Del total de envíos a China, la mayor parte, el 71,3% corresponde a Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA), el 23,4% corresponde a Productos Primarios (PP) y el 5,3% a Manufacturas de Origen Industrial (MOI).

Más allá de que aumentaron los envíos totales a China, lo cierto es que se puede ver cierta primarización de las mismas. En 2015 del total de envíos el 63,4% correspondía a Manufacturas de Origen Agropecuario, el 23,7% a Manufacturas de Origen Industrial y sólo el 11,8% a Productos Primarios (Gráfico II).

Es más que evidente la fuerte relación que existe con el sector agroexportador. Más precisamente, la soja y la carne. En enero de este año le vendimos a China alrededor de US$41.389 millones en porotos de soja y US$158.253 sólo en carne, aún con la baja del 33,4% en las ventas del sector.

Obviamente, actualmente, los envíos al exterior dependen de dos variables: el tipo de cambio y la evolución económica del país que nos compra. Hoy el tipo de cambio se encuentra en un área de depreciación, lo que favorece las ventas al exterior. No obstante, uno de los países que más nos compra se encuentra transitando una de sus peores crisis sanitarias. Ya se está proyectando que la economía china se desaceleraría al 3,5% en 2020 con un crecimiento de entre el 5 y 6% años anteriores. Esto supondría que las exportaciones argentinas, en el mejor de los casos, se contraigan en 20,0%. De darse este panorama podría verse afectada la situación de la cuenta corriente.

Gráfico II: Exportaciones a China según grandes rubros en % del total de envíos

Fuente: Elaboración propia en base a INDEC

Por su parte, los mercados ya están respondiendo de forma alarmante a esta situación cuando se conocieron los contagios en otros países (Italia, Irán y Corea del Sur). En los últimos días los mercados financieros globales operaron a la baja y los precios de las commodities cayeron, un -5,1% para la soja, y -3,6% para los precios del maíz y el trigo-. Al mismo tiempo que las proyecciones señalan una fuerte desaceleración de la economía mundial. Así que la caída de las exportaciones podría ser mayor a la esperada.

No es un dato a subestimar ya que dada la coyuntura económica en la que nos encontramos transitando, hoy nuestro país necesita que la situación externa permanezca estable. En medio de una reestructuración de la deuda, una crisis de confianza, una caída de la demanda de dinero, altos niveles de inflación y desempleo, existe la posibilidad de volver a tener déficits gemelos a causa del Coronavirus, siendo éste el peor de los escenarios a futuro.

No hay que subestimar el impacto que pueda llegar a tener el avance del Coronavirus y sus posteriores consecuencias macroeconómicas ya que hoy la Argentina no está preparada para hacer frente a ninguna bala más.

Analista económico en

Licenciada en Economía (UBA). Analista económico de Libertad y Progreso.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES