Cuáles serían los efectos de un default en la economía argentina

La renegociación de la deuda externa con los acreedores privados no luce fácil y un default podría traer consecuencias en la economía de los argentinos.

Por Mariano Jaimovich para IPROFESIONAL

Argentina tiene por delante una dura renegociación de deuda con los acreedores privados, en medio de una caída local en el consumo y un contexto mundial complejo por la expansión de la pandemia del coronavirus. Por esta situación recesiva, ya nadie descarta que el país pueda volver a afrontar un default en el pago de la deuda externa.

Al respecto, la pregunta que se hacen muchos se concentra sobre cuáles serían los efectos que traería un default en la economía argentina, que ya de por sí se encuentra con serios problemas de crecimiento y numerosas variables en rojo.

Según algunos cálculos del mercado, Argentina posee una deuda bruta total de casi u$s312.000 millones con organismos privados y otros acreedores, que equivale al 92% del Producto Bruto Interno (PBI).

De ese monto, el país le debe alrededor de u$s44.000 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque desde el Gobierno se considera que con este organismo no habrá inconvenientes de estirar algunos años más este pago.

Asimismo, la deuda en títulos públicos de mediano y largo plazo suma unos u$s194.000 millones, de los cuales un 80% es en moneda extranjera. El gran problema que preocupa al mercado es la concentración de vencimientos en el corto plazo, debido a que durante el presente año el país deberá pagar compromisos de capital por u$s48.968 millones y otros u$s14.838 millones por concepto de intereses.

El problema principal para poder renegociar la deuda y no caer en default sería con los tenedores privados de estos títulos, que tendrían serias dudas que Argentina pueda cumplir con el pago de estos papeles, en un entorno doméstico donde no hay señales de crecimiento que se ve seriamente agravado por el contexto internacional, puntualmente por la expansión del coronavirus.

Incluso, el propio presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Ángel Pesce, indicó días atrás en una entrevista que el “default” de la deuda soberana es una posibilidad, para aclarar luego que espera que ello “no suceda”.

“El punto es que con default en el mercado de bonistas bajo ley extranjera y cerrada toda puerta de financiamiento, el default a las letras y a los bonos emitidos en dólares en el mercado doméstico está también cantado. Son u$s8.200 millones y u$s9.200 millones que vencen bajo ley doméstica en 2020. Argentina se quedará sólo con el financiamiento en pesos en el mercado doméstico”, resume un informe de Economía & Regiones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin