Presupuesto: para economistas, las metas macro son “cumplibles”, pero difieren en inflación y dólar

Economista Jefe en

Lic. en Administración de Empresas. Magister en Economía Aplicada de la UCA. Doctorando en Economía en la UCA.

ÁMBITO FINANCIERO – El Gobierno presentó en el Congreso el Presupuesto para el 2021. La llamada “Ley de leyes” prevé una recuperación económica del 5,5%, una inflación del 29% y un tipo de cambio entorno a los $102,4. Asimismo, tal como había adelantado el ministro de Economía Martín Guzmán, la proyección del déficit se ubica en 4,5%. Según analistas, a nivel macroeconómico las metas aparecen como “cumplibles” pero difieren en dólar e inflación.

Andrés Asiain, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, habló con Ámbito al respecto de las variables estimadas por el Gobierno para el año próximo y consideró que se tratan de “proyecciones cumplibles”.

“El nivel de actividad es similar a lo que proyectábamos del CESO. Estábamos previendo una recuperación del 5,2% para 2021. En cuanto a cotización del dólar e inflación, el presupuesto es un poco más optimista que nosotros. Estimábamos una inflación del 33% para 2021 frente al 28% que plantea el Gobierno, y un dólar de 112”, sostuvo.

“Si el Gobierno platea una política de tipo de cambio más estable, es probable que la inflación pueda ser unos puntos más baja”, agregó.

Ante la consulta sobre si las proyecciones de comercio exterior en la actual situación global hacen prever una recomposición de las reservas del BCRA, dijo que en primer lugar “hay que tomarlas con pinzas” ante la situación global. Por otro lado, explicó que a su parecer “la principal fuente de pérdidas de reservas es más financiera, no comercial” y que “la recomposición debe venir “con un reordenamiento de la política cambiaria y financiera”.

“Los supuestos macroeconómicos muestran algo razonable. La caída del 12% de este año está bien, puede ser un poco más, pero está alineado con lo planteado. La recuperación del 5,5% para el año que viene, después de una caída del 12%, es acotada”, consideró Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, a este medio.

“Las variables nominales como tipo de cambio e inflación las veo bajas. Nosotros tenemos una proyección de IPC del 40% para 2021 y el REM estima 47%. Y tanto nosotros como el REM tenemos proyección de $120 para el tipo de cambio. Parecen estar subestimadas”, sostuvo el economista.

Siguiendo esa línea, explicó que “incluso para el cierre de este año, el cierre de inflación del 32% es bastante bajo o requeriría congelar tarifas y precios mucho tiempo y eso se puede hacer este año pero difícilmente el año que viene. Incluso las paritarias que producto dela pandemia virtualmente se congelaron, tampoco lo vas a poder hacer el año que viene”

Por otro lado, se refirió a la proyección del déficit primario de 4,5%, el cual consideró que “es muy alto”. “Si tenes una inflación tan baja como la prevista en el presupuesto, va a estar difícil financiar el déficit, porque no podes emitir mucho. Si llegas a una inflación del 40%, la base monetaria te puede crecer un 40% en línea con la inflación y cubrir buena parte de ese déficit. Pero si la inflación es del 29% se supone que la expansión de la base monetaria tiene que ser menor o acorde, y tenes que conseguir financiamiento de otro lado. La realidad es que el Gobierno empezó a cubrir más de los vencimientos del financiamiento en pesos, peor no está garantizado que sea así el año que viene”, consideró.

Iván Cachanosky, Economista jefe en la Fundación Libertad y Progreso, sostuvo que “la proyección de un déficit bajando del 8% al 4,5% es exigente. No es imposible pero si exigente. Implicaría algún ajuste, alguna reforma estructural que no veo al Gobierno encarar. Lo veo difícil que sea vía de suba de ingresos y ajustando poco el gasto. Genera dudas cómo lo harán”.

Respecto a la recuperación económica dijo que el hecho de “que el PBI rebote 5,5 puede ser, porque la caída va a ser grande”. Sin embargo, dijo que “el problema es que no va a continuar con esa tendencia de V, sino que la recuperación se va a ralentizar”. Argentina antes de la pandemia, entre 2011 y 2019, estaba estancada, recordó y explicó que “lo que ocurrirá es que ese estancamiento se va a trasladar varios escalones más abajo. Esto implica un mayor nivel de pobreza”.

En cuando a la inflación, cuestionó la cifra proyectada. “Me cuesta mucho ver el 28%, sobre todo porque el Gobierno se está financiando con mucha deuda remunerada que implica inflación futura. No veo que la inflación vaya para abajo sino que sea más alta. Todo depende de que se recupere la confianza, que pasa con el FMI, porque Argentina no puede financiarse con deuda, no hay margen para subir impuestos y depende de una emisión que no la puede disfrazar eternamente de deuda remunerada. Cerca del 80% está siendo financiada por esa vía”, dijo.

Por último, remarcó que el tipo de cambio “ya hoy es falso con las medidas que se tomaron, del 35% adicional, lo que hace que el dólar ahorro se vaya a 137, incluso más alto que el blue”. “No es verdad que el tipo de cambio vaya a estar a ese valor”.

Las principales variables del Presupuesto 2021

El titular de la cartera económica indicó en el proyecto de ley que “el presupuesto define un camino de reconstrucción para levantarnos y volver a andar”. Siguiendo esa línea, detalló las principales metas a cumplir de cara al año próximo.

Según las cifras oficiales, Argentina cerrará el año de la pandemia con una caída del 12,1% en el Producto Bruto Interno, una retracción del consumo privado del 13,6% y un decrecimiento del consumo público del 2,1%. A su vez, la inversión culminará con un retroceso del 25,6%.

Por otro lado, las exportaciones finalizarán el 2020 con una baja del 14,2%, mientras que las importaciones culminarán en -21,9% por lo cual la balanza comercial finalizará con superávit de u$s17.260 millones. El dólar cerrará en $81,4 y la inflación en 32%.

La pandemia del coronavirus afectó fuertemente la economía mundial. Argentina, no exenta de ello, recibió un coletazo duro que afectó aún más a la actividad.

En ese contexto, el Gobierno prevé que luego de la fuerte caída de 2020, la recuperación económica llegue con un crecimiento del 5,2% en 2021. Asimismo, estimaron un aumento del 5,5% del consumo privado y del 2% en el público. Además, proyectaron una suba del 18,1% en la inversión.

En cuanto a las exportaciones, el desglose presupuestario revela un aumento del 10,2%, mientras que muestra una suba aún mayor en las importaciones (16,3%).

FUENTE

LEER LA PROPUESTA DE LYP PARA SALIR DE LA CRISIS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

ULTÍMOS ARTÍCULOS

ArticulosRelacionados

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES