Cafiero niega la devaluación, pero los economistas dicen que es inevitable

EL LIBERAL – El Gobierno volvió a rechazar la posibilidad de alentar una variación brusca del tipo de cambio, al entender que las medidas económicas dispuestas mostrarán su efecto en el mercado en un mediano plazo junto a un gradual incremento de la oferta de divisas y el avance en un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, insistió que “la economía argentina no se ajusta por el dólar blue” y que “hoy nada nos indica que el tipo de cambio oficial, que es donde se rige la economía, deba estar mucho más alto de lo que está”.

“Tenemos que generar políticas para que haya más oferta y son políticas públicas a largo plazo, no hay una mayor oferta con una sola medida, no existe eso”, sostuvo.

Por su parte, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, dijo que la brecha en el dólar bajará “en la medida en que se avance en los objetivos de mediano plazo y no se soluciona con un cambio brutal del Gobierno”, en referencia a una fuerte devaluación.

“La brecha no cederá en el corto plazo, porque los problemas del mercado de cambios reflejan problemas estructurales”, dijo la funcionaria al asegurar que la confianza se va a ganar “en la medida en que la política económica avance más en los objetivos que se plantearon en el mediano plazo”.

“Generar una devaluación fuerte lo que pasará es que los precios aumentarán, el salario real caerá y la economía se contraerá todavía más, porque las devaluaciones son contractivas”, dijo Todesca Bocco.

El Presidente juzga necesario “ordenar el mercado bursátil”

El presidente Alberto Fernández afirmó que será necesario “ordenar el mercado bursátil” de divisas, donde cotizan los dólares MEP y CCL con brechas de casi el 100% respecto del oficial, y que, también, será “fundamental” el programa que se logre cerrar con el FMI para quitar volatilidad a la moneda. Además, admitió: “Traté de poner un ancla para que dejen de salir dólares, pero no fui muy exitoso”.

“El viernes estuvimos viendo con Martín Guzmán que debemos trabajar para ordenar el mercado bursátil. Para eso es fundamental ordenarnos en un programa con el Fondo Monetario, que el martes mandó por primera vez a su grupo técnico”, afirmó el Presidente en declaraciones periodísticas.

“En el contexto de los programas fiscales con el Fondo podremos ordenar el problema de la divisa”, aseguró Fernández, que dijo que se está trabajando para que el organismo al que la Argentina debe más de US$ 44.000 millones comprenda la necesidad de “seguir destinando recursos a los sectores más necesitados”.

Al mismo tiempo destacó que al asumir su mandato se encontró con “un Banco Central lánguido, sin reservas, vacío, con pocos dólares de libre disponibilidad” y que se buscó “privilegiar el uso de esos dólares en la compra de insumos”, por lo que se limitó el ahorro en dólares con medidas como el impuesto País o el 35% de anticipo de Ganancias.

“La pandemia ha desordenado la economía en todo el mundo. Nosotros también lo padecemos y sobre fin del año vamos a tener el panorama más claro para enfrentarlo en 2021”, aseguró el Presidente.

Aldo Abram: “Si no se da vuelta la crisis de credibilidad, vamos a una crisis cambiaria peor que la del 2002”

El economista director de la Fundación Libertad y Progreso Aldo Abram se refirió en un diálogo con EL LIBERAL al complicado escenario económico que se vive en el país, agudizado por los controles cambiarios que no lograron frenar la demanda de divisas que durante la semana pasada llevó a valores récord tanto a los dólares oficiales como al paralelo.

Para el analista, la principal causa es la falta de credibilidad en el Gobierno y las medidas que adoptó en las últimas semanas.

El director de la Fundación Libertad y Progreso explicó con respecto al tipo de cambio que “no es el dólar el que sube, lo que está pasando es que se está destruyendo el valor del peso porque si el Banco Central para financiar al Gobierno viene emitiendo muchísimo, pero muchísimo más que lo que la gente quiere tener de pesos, eso va a hacer caer su valor como pasa con el valor de cualquier otro producto, cuando quien lo produce fabrica más de lo que la gente quiere”. Agregó que “si además el BCRA produce más, no solo se cae la demanda sino que cae su valor más rápido, eso es lo que le está pasando al peso argentino”.

Puntualizó que “si el dólar sube es porque se está depreciando el peso que es lo que está pasando ahora básicamente y eso lo que hace, es anticipar que va a haber más inflación. El gobierno tiene muy pocos instrumentos para frenar esto. Lo primero, sería claramente dejar de emitir, dado que se está cayendo la demanda de pesos, entonces debería sacar pesos de la economía”. Destacó que esa medida se podría hacer “vendiendo activos, bonos del último canje de deuda o colocando deuda mediante las Leliqs que lo que hace es generar menor crédito y hace subir la tasa de interés, cosa que mucho no le gusta al BCRA”.

Al ser consultado sobre si esta situación podría derivar en una crisis mayor, indicó que “lamentablemente sí, la crisis cambiaria puede derivar en económica. El problema que estamos teniendo es que tenemos una crisis y una crisis es siempre de credibilidad”.

Consultado sobre cómo se puede revertir, señaló que “si no se da vuelta la crisis de credibilidad, esto va a terminar en una crisis cambiaria peor que la de 2002, esa es la realidad. En ese rumbo vamos. Pero no es que por una crisis cambiaria vamos a llegar a una crisis bien fuerte, hay una crisis de credibilidad que está generando una fuga de capitales y eso es porque vemos que este gobierno como el anterior no está dispuesto a resolver los problemas de fondo del país que justamente, sabemos que nos van a llevar a una crisis”.

“No hay forma de parar esto con medidas desde el mercado cambiario”

El analista subrayó que “lo único que puede hacer el gobierno para verdaderamente parar esto, no hay forma de hacerlo con medidas desde el mercado cambiario como las que lanzó la semana pasada, no sirven para nada, son un analgésico, porque mientras no se resuelvan los problemas de fondo van a seguir actuando igual”.

No obstante, señaló que “quizá con alguna de estas medidas se mejore un poco un sector, pero ¿quién va a invertir en la Argentina si no se resolvieron los problemas de fondo? tiene que ver con un Estado que persevera desde hace décadas en gastar de más y por eso vamos por la novena reestructuración de deuda”. Agregó que “si uno se fija en lo que cotizan los bonos de la deuda reestructurada en términos de tasa, queda claro que quienes compran bonos argentinos, en no más de 3 ó 4 años vamos a reestructurar esa deuda nueva y eso es porque se sigue gastando de más y el Gobierno dice que al gasto no hay que bajarlo”. Apuntó que “somos un país con 67 mil regulaciones y semana a semana, vemos las distorsiones en la economía, así no se puede funcionar, porque asfixia a las pymes”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

ULTÍMOS ARTÍCULOS

ArticulosRelacionados

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES