Renacer sobre valores liberales

Presidente del Consejo Académico en

LA PRENSA – En una nueva conferencia organizada por la Fundación Libertad y Progreso, los pensadores liberales Alberto Benegas Lynch y Marcos Aguinis reflexionaron acerca del significado del nacionalismo y la democracia, y evaluaron la situación del país sobre los ejes de los valores y la institucionalidad. Lo que sigue es un resumen de esa exposición.

El primero en abrir el fuego fue Alberto Benegas Lynch, quien desgranó los siguientes conceptos:

* «Uno de los ejes centrales es el respeto a la propiedad. Me parece que es importante recordar en este contexto que Marx y Engels en 1848 dijeron que todo su programa se puede resumir en la abolición de la propiedad. Ludwig von Mises, en su libro liberalismo, de 1927, dice que todo el programa de la tradición de pensamiento liberal se puede resumir, por el contrario, en el respeto al derecho de la propiedad».

* «Las cosas no crecen en los árboles, no hay de todo para todos todo el tiempo, por lo tanto hay que asignar derecho de propiedad para darles el mejor uso posible».

* «El comerciante para mejorar su propia situación no tiene más remedio que mejorar la situación del prójimo, vendiendo jeans, zapatillas o lo que sea. El que acierta obtiene ganancias y el que yerra incurre en quebrantos».

* «Mises escribió su célebre refutación al socialismo diciendo que independientemente de la cuestiones humanitarias, desde lo técnico es inviable porque al eliminar la propiedad se eliminan los precios. No se sabe entonces si un camino tiene que hacerse de asfalto o de oro, porque no está la variable precio».

* «Cuando aparecen los megalómanos que quieren dirigir precios, manipular el sistema de señales del mercado, en eses medidas se produce derroche de capital y reducción de salarios en términos reales. Se está distorsionando el único sistema de señales que indica dónde invertir y dónde no invertir».

* «Tal vez podemos decir que una de las características del nacionalismo es precisamente intervenir en la propiedad, de distintas maneras. Jean-Francois Revel, en La Gran Mascarada, muestra que son primos hermanos el nacionalismo y el comunismo. Podemos definir nuestra época como el síndrome de la tragedia de los comunes. No es una cosa nueva. Aristóteles cuando refutó a Platón mostró la tragedia de los comunes».

* «¿Qué quiere decir la tragedia de los comunes? El hacer que las cosas se vuelvan de propiedad colectiva, que sean de todos. Cuando son de todos, no son de nadie».

* «No digo que la gente del sector público es mala y la del sector privado, buena. Es un tema de incentivos. Los incentivos son importantes. Hasta la forma en que se toma café y se encienden las luces es distinto cuando es propio que cuando los costos los paga otro. En la medida en que se endiosa lo colectivo y se está refutando o descartando lo individual, se está en realidad endiosando lo abstracto y negando lo concreto. No hay nada mejor en este sentido que la fórmula que tenía Borges de despedirse de su audiencia: Me despido de cada uno porque es una realidad y no digo todos porque es una abstracción».

* «Si nos metemos, como empresa estatal, en zonas que el mercado no le interesa porque son inviables, si se hace esa sandez, vamos a extender territorios inviables hasta que todo el país se convierta en inviable. Si además la empresa es monopólica y da pérdidas, no puede ser peor».

* «Al mandamiento de no robar agregaría el no codiciar los bienes ajenos».

CULTURA
 

* «Como decía Popper (Karl), la característica central es que retoma el carácter tribal del hombre. Son culturas alambradas. La cultura es un proceso de donaciones de residuos recíprocos. Se necesitan puertas y ventanas abiertas. El nacionalismo se conecta con el concepto de un invento que es un estereotipo de la raza».

* «En realidad todos los seres humanos compartimos cuatro grupos sanguíneos y todos provenimos de Africa. Todas las diferencias dependen de los lugares geográficos donde hemos estado».

* «Lo de los pueblos originarios en América es una sandez. Son en realidad los primeros inmigrantes. Vinieron por el estrecho de Bering. Es central ver en el nacionalismo todas estas cosas como la verdad alemana, la matemática sueca. Cuando se habla de cultura nacional y popular se incurre en una falacia. Es la incultura de la tribu. El vivir con lo nuestro es un dislate. Necesitamos de los intercambios con otros».

* «Cuando se dice: Bueno, pero usted habla mucho de la cultura y la educación, y mire lo que le pasó a los alemanes, pueblo culto que llegó a la barbarie del nazismo. Lo interesante es mirar lo que se leía en las universidades. Marx, Hegel y otros».

* «Alberdi sostenía que la palabra patria inclinaba a la guerra y él prefería la palabra liberad. El nacionalismo, la educación, esto de la batalla cultural, está vinculado a la necesidad urgente de volver a las fuentes y transmitir los valores y principios liberales».

* «Mario Vargas Llosa dice: En mi vida, que ya va siendo larga, yo he conocido a muchos liberales y muchos más que no son liberales, pero nunca conocí a un neoliberal. Ningún intelectual serio se asimila a esa etiqueta».

* «De la Universidad en la Argentina no egresan abogados sino estudiantes de leyes que pueden memorizar párrafos, legislación, incisos, pero no tienen la menor idea de puntos de referencia extra muros de la ley positiva».

* «Distingo patriotismo de patrioterismo. El afecto al terruño es algo natural. Los que hablan todo el tiempo de patria me parece algo pastoso y prefiero evitarlo. Mi amor a la Argentina es parecido a decir mi amor a la isobara 32, o al Ecuador. En todo caso es algo más modesta: el barrio en que nací, mis recuerdos, y demás».

* «Deberíamos de trabajar las neuronas para pensar en nuevos límites al Leviatán. Popper decía que se necesitan instituciones fueres para que el gobierno haga el menor daño posible. Tenemos que trabajar en las instituciones. Pensemos una solución porque esto va camino a ser igual que este fulano que habla con los pajaritos en Venezuela».

* «No es para nada pertinente que un grupo de burócratas diga qué tenemos que hacer con los bolivianos. Es una falta de respeto, una cachetada a la inteligencia. Depende de arreglos contractuales. En general los inmigrantes que sufren por dejar sus terruños, son más flexibles que los nativos para distintos trabajos. Son muy trabajadores, ocupan puestos que los nativos rechazan, sus hijos tienen mejores calificaciones académicas».

* «En Estados Unidos ocurre una especie de xenofobia del morador de la Casa Blanca».

* «Hay que derribar la vaca sagrada del siglo XXI, los ministerios de Educación y Cultura. Los contenidos deben estar sometidos a la competencia. Cada una de las instituciones entre sí establece un sistema de auditorías cruzadas. Y si hay que certificar una carrera, son academias y son instituciones privadas como era originalmente antes de la debacle educativa».

* «Es importante terminar con eso de hablar de educación pública, porque no le distingue de la privada. Es educación estatal, que es una palabra bastante fea. Habría que liberarse de todas las instituciones estatales educativas. ¿Y a quien se le puede vender? Al propio claustro que hoy existe».

* «El tema son los incentivos. Se le puede vender al mismo claustro que hoy lo está administrando. Es más, que se le regale la institución. Pero al momento siguiente el incentivo de cómo administrar los recursos será totalmente distinto».

* «Es interesante el sistema de los vaucher, los créditos educativos. Los que tienen las condiciones pero no los ingresos, se les da un crédito educativo».

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES