Economistas alertan que de aprobarse el aporte solidario caerán inversiones y empleos

EL LIBERAL – La iniciativa oficial del proyecto de ley de Aporte Solidario, también llamado “impuesto a la riqueza”, fue cuestionado por economistas y desde la Federación de Consejos de Profesionales en Ciencias Económica (FACPCE) por los efectos directos que tendrá en una caída de la inversión, del empleo y porque, además, implicará una violación “a principios constitucionales de la tributación” y “el principio de no confiscatoriedad”.

Cabe destacar que el proyecto de ley del Aporte Solidario y Extraordinario, cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y fue girado al Senado de la Nación donde ya tuvo su ingreso formal y se trataría el próximo martes.

En este contexto, el economista Aldo Abram, de la Fundación Libertad y Progreso señaló respecto de este llamado Aporte Solidario, que “las características de este impuesto lo vuelven confiscatorio” a la par que señaló que “la Argentina está en el puesto 21 en el ranking de 190 países entre los que más exprimen a las empresas con impuestos según el Banco Mundial y entre los 2 ó 3 países del mundo en el cual si una pyme pagara sus impuestos, quebraría, también según el Banco Mundial’.

Destacó que “el exceso de presión tributaria que tienen los argentinos que tienen empresas, pymes o grandes y también los extranjeros que tienen empresas en el país es tal, que espanta a los inversores de la Argentina”.

Puntualizó respecto de este nuevo “aporte” que “si además se les dice cuando ya se están yendo a partir de todo lo que ya se los exprimió, aumentando impuestos solidarios otros, que le van a seguir aumentando impuestos como se los incrementa en el presupuesto y, además, se les va a poner este aporte solidario, en ese marco, es indefendible”.

Agregó que “lo único que se está logrando es convencer cada vez más a cualquiera que piense en invertir en la Argentina que es lo último que tiene que hacer. Y si la gente deja de invertir en el país, lamentablemente lo que va a pasar es que no se va a generar empleo, no se va a generar producción y se va a empobrecer el país, ese es el problema”. Añadió que “vamos a perder de inversiones, empleo y posibilidades de darle un bienestar económico a la gente”.

Por su parte, el economista Orlando Ferreres indicó a EL LIBERAL que esta medida que se encuentra en discusión “representa un problema para la inversión porque afecta los mismos ahorros que podrían ejercer esa gente, invirtiendo en la Argentina”.

Consecuencias negativas

En ese contexto, señaló que “tiene consecuencias muy negativas en lo que va a ser la ocupación porque no va a haber demanda de personal por parte de quienes sean alcanzados por este aporte y al no haber nuevas inversiones, porque se van a ver afectadas por este impuesto, entonces es realmente un tema preocupante y esperemos que se pueda superar sin que llegue a aplicarse”.Advierten efecto confiscatorio y por una doble imposición 

Advierten efecto confiscatorio y por una doble imposición 

Desde la Federación de Consejos de Profesionales en Ciencias Económicas (FACPCE) también cuestionaron la iniciativa impulsada por el oficialismo y advirtieron por sus efectos negativos en el plano jurídico y en la llegada de nuevas inversiones.

“A pesar de ser definido como un aporte extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia, consideramos que constituye un nuevo impuesto, análogo al impuesto sobre los bienes personales, lo que representa una duplicación de esta tributación”, señalaron desde la entidad que preside el CPN Silvio Rizza.

Desde la Federación de Consejos de Ciencias Económicas, agregaron que “entendemos que este nuevo gravamen puede constituir una violación a principios constitucionales de la tributación, como el principio de legalidad en materia tributaria frente a la irretroactividad, el principio de capacidad contributiva, el principio de no confiscatoriedad y el derecho de propiedad”.

Por su parte, Rizza, agregó que “este impuesto se superpone con Bienes Personales, impuesto qué pasó de la promesa de casi desaparecer a haber tenido un aumento tremendo. Si se suman los 2 impuestos puede llegar en la escala más alta al 7,5%. Un absurdo”.

Puntualizó el dirigente que “es muy probable a partir de esto que sea confiscatorio”.

Sostuvo, además, que desde su punto de vista, “creo que va a generar muchas presentaciones judiciales además de, al cambiar una vez más las reglas del juego, mientras el juego se desarrolla, espantar inversiones”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES