Nos estamos quedando atrás

Director General en

Economista especializado en Desarrollo Económico, Marketing Estratégico y Mercados Internacionales. Profesor en la Universidad de Belgrano. Miembro de la Red Liberal de América Latina (RELIAL) y Miembro del Instituto de Ética y Economía Política de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas. 

Desafío Exportador – Deep Learning y la revolución Educativa:En su magistral libro de 2005, The Singularity Is Near: When Humans Transcend Biology, Ray Kurzweil anticipó lo que significa la aceleración del cambio tecnológico. La ley de Moore que en 1970 predijo que las computadoras duplicarían su capacidad cada dos años se había extendido a diversas tecnologías. La duplicación al principio no parecía gran cosa. Si incrementas la capacidad de una computadora de 2 a 4 kilobytes equivale a pasar de escribir media página a una página completa. Pero cuarenta años más tarde, el mismo ritmo de cambio implica pasar de 2 a 4 Terabytes (4.000.000.000.000 de bytes), equivale a pasar de un millón a dos millones de libros de 500 páginas. En la próxima década con la misma cantidad de dinero tendremos la capacidad de albergar información equivalente a 64 millones de libros. Este ritmo de duplicación hoy es aplicable a la robótica, biogenética, nanotecnología, inteligencia artificial, y nuevas disciplinas como la biomimética.

El mundo se dirige a una era de abundancia, donde la energía solar será más barata que el carbón y se desplomarán los precios de los alimentos, el transporte, el agua, y de casi todos los productos. Nos dirigimos a una economía donde los costos marginales de muchos productos serán cero. Al mismo tiempo, los algoritmos, las máquinas y los robots irán liberando a los humanos de todos los trabajos aburridos y repetitivos que equivalen al 50% de los trabajos actuales. Los pesimistas creen que eso generará un gran “desempleo tecnológico”, pero hoy sabemos que esto no ocurre en los países más avanzados. EE.UU., Alemania e Israel tuvieron menos de 4% de desempleo en 2019.

La creatividad del hombre que lo libera de trabajos aburridos también multiplica las ideas y crea nuevos trabajos más sofisticados y entretenidos. Así, enfrentamos un mundo de inmensas oportunidades, pero también de inmensos desafíos. Los trabajos del futuro requerirán las habilidades que son difícilmente replicables por las máquinas: creatividad, imaginación, investigación, inteligencia emocional, artes, música, empatía, inteligencia espiritual…

La REVOLUCION EDUCATIVA es clave y es urgente. Los niños que ingresen hoy al jardín de infantes, egresarán como profesionales en un mundo de abundancia, donde surgirán problemas enteramente nuevos. Es probable que, por ejemplo, los problemas bioéticos sean más importantes que el cambio climático que hoy aterra al mundo exageradamente.

La nueva educación será considerada como un viaje, donde el maestro es un guía acompañante y tutor, pero donde el protagonista es el estudiante que recorrerá caminos desconocidos y, en cada cruce, será el alumno quien decida libremente cómo continuar su exploración. La educación se irá adaptando a sus propias necesidades y habilidades personales.

LAS MAS AVANZADAS TECNOLOGIAS nos permitirán dar un nivel de educación superior de excelencia con bajísimo costo marginal. La inteligencia artificial débil sirvió para que la  computadora Watson de IBM ganara el campeonato de Jeopardy; luego Deep Blue le ganó al mejor ajedrecista mundial; AlphaGo superó al campeón de GO, un juego aún más complejo; Siri/Alexa utilizan esta metodología para desarrollar un Lenguaje con respuestas cada vez más sofisticadas. Amazon/Netflix/Spotify/Pandora, utilizan IA para sus motores de recomendación que predicen nuestros gustos basados en lo que hemos hecho en el pasado combinando millones de datos de diferentes usuarios. Facebook predice cuando una pareja se va a separar antes de que lo hayan decidido con 85% de precisión. Los autos autónomos con IA serán más seguros que los conducidos por humanos.

Compañías como Knewton, Nuance, Cognii, Querium, Kidsense, Carnegie Learning, Kidaptive, Blippar, junto a organizaciones como Century, Cursera, Khan Academy, están diseñando tecnologías de la educación basada en ciencia, utilizando inteligencia artificial (IA) y big data, junto con ciencias de la enseñanza, para brindar asistencia y mostrar a los maestros y estudiantes el detalle de sus progresos intelectuales, emocionales y sociales.

La Inteligencia artificial conforma redes neuronales, que permiten el aprendizaje autónomo, machine learning, y múltiples capas de redes neuronales permiten desarrollar lo que se denomina Deep Learning o aprendizaje profundo, que luego puede ser transferido a otros procesos para resolver diferentes problemas: “transfer learning”. Estos procesos involucran digerir trillones de datos, partiendo de algoritmos básicos, combinando el big data con el uso de fractales y la teoría del caos para definir estructuras de aprendizaje, etc. Con esto se desarrollarán nuevos sistemas de educación tecnológicamente asistida por tutores no-humanos. Así, al principio los maestros utilizarán la asistencia para conocer y ayudar a sus alumnos. Los alumnos podrán ir creando su propia currícula, en función de sus propios intereses y habilidades. Esto generará un contexto de aprendizaje rico (rich learning environment). Los estudiantes estudiarán un tema por su cuenta o en grupos para luego presentarlos a la mesa de debate, donde guiados por el maestro discutirán con un nivel superior de entendimiento y buscarán nuevas soluciones a problemas reales, con nuevas respuestas SIEMPRE PROVISORIAS, desarrollando el pensamiento crítico y el respeto por el prójimo. El maestro además contará con un conocimiento previo de dónde se trabaron en las investigaciones que realizan sus alumnos para poder ir resolviéndolas conjuntamente.

Los japoneses complementan ese tipo de aprendizaje con la lectura de un libro por semana, lo cual les da la posibilidad de haber leído unos 500 libros al terminar el secundario. A eso sumemos las artes, el yoga, la meditación, la danza, música y los deportes o las artes marciales, y podremos imaginar cómo será la competencia mundial en un par de décadas. Luego llegará la Inteligencia Artificial Fuerte, que será capaz de superar a los seres humanos en múltiples disciplinas.

Mientras tanto, la Argentina sigue enterrada en arcaicos problemas, peleándose por repartir una torta cada vez más pequeña. Y el sistema educativo ha sido reemplazado por un sistema de adoctrinamiento dirigido por los sindicatos que tiene el propósito de hacer sentir a los niños que están siendo oprimidos por el sistema capitalista, produciendo jóvenes que se victimizan y generan odio y conflictos permanentes.

Nos estamos quedando atrás.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Ultímos Artículos

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES