Argentina registra una de las mayores caídas del PBI del mundo

Según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional para nuestro país, la caída acumulado hasta el 2022 será de -3.8%.

Las restricciones por pandemia afectaron significativamente a casi todo el mundo. A pesar de ello hay enormes diferencias. Algunos países sufrieron caídas muy superiores en sus PBI. En esta lista se encuentran los países desarrollados que en promedio arrojarían caídas del 4,9%, según el World Economic Outlook de enero de 2021 del Fondo Monetario Internacional. Argentina por su parte caería 10,4%, con el agravante de ser un país de ingresos medio-bajos. El organismo espera una caída acumulada del trienio 20-22, en -3,8%.

Agustín Etchebarne, Director General en la Fundación Libertad y Progreso dijo que “esos datos coinciden con el pronóstico del propio ministro Guzmán cuyas estimaciones, que figuran en el presupuesto, muestran un crecimiento nulo para el acumulado de todo el período de cuatro años de la administración Fernández-Fernández 20-23”.

Por otra parte el informe del FMI, prevé que la economía mundial crezca un 5,5 por ciento en 2021 y un 4,2 por ciento en 2022, explicado por la recuperación de la economía. Esto queda sujeto a que las autoridades restablezcan las libertades plenas para transitar; trabajar y reunirse masivamente, en la medida en que los resultados de la vacunación sean satisfactorios.

Sobre este punto Etchebarne advierte que Argentina tendría buenas perspectivas por los precios de los granos y las últimas lluvias que aliviaron los pronósticos de sequía y agrega que “lamentablemente será difícil mantener la recuperación y llegar ni siquiera a los niveles que la Argentina tenía luego de dos años de recesión al finalizar el mandato del presidente Macri”.

 El economista asegura que  ”por un lado, es muy difícil esperar una mejora sustancial de la inversión mientras las expectativas de los agentes económicos se mantienen deprimidas, y por el otro, nuestro país se encuentra muy por detrás de las grandes potencias del mundo a la hora de vacunar y es probable que demoremos más que otros países en la normalización de la economía y de la vida cotidiana”. Finalmente afirma que “la credibilidad en el gobierno es baja” y que “basta recordar que en diciembre el Presidente adelantó que entre enero y febrero vacunaríamos a 10 millones de personas cifras totalmente alejadas de la realidad actual” concluyó.

Natalia Motyl, Economista en la Fundación Libertad y Progreso estimó que mirando los datos del organismo internacional, hoy mismo “la Argentina tardaría, en promedio, 5 años en volver a los niveles prepandemia y nuestro PBI per cápita es menor al de 2006”, pero también advierte que esto sólo sucederá “en el caso de que nuestro país logré llevar adelante un saneamiento fiscal que le permita ejecutar finalmente una reforma tributaria y laboral que le dé más oxígeno al sector privado” concluyó.

Es necesario encaminar a la Argentina a un círculo virtuoso para crecer sostenidamente y abandonar años de decadencia. Para ello la Fundación Libertad y Progreso elaboró una serie de reformas estructurales para sentar las bases para el desarrollo. https://www.libertadyprogreso.org/politicas-publicas/

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES