Febrero, un nuevo test para el precio del dólar: los factores que pueden darle impulso

Analista económico en

Licenciada en Economía (UBA). Analista económico de Libertad y Progreso.

IPROFESIONAL – Todo es cambiante en Argentina, en especial el precio del dólar, que en el inicio de febrero se encuentra muy calmo, pero los analistas consultados por iProfesional alertan que esta situación puede modificarse a lo largo del mes, porque el Gobierno deberá afrontar desafíos económicos importantes.

La radiografía actual muestra que el valor de los diferentes tipos de cambio que se consiguen en el mercado (oficial, informal y bursátil), tiene un comportamiento relativamente estable.

Incluso, el blue cayó a $151, una referencia que después de mucho tiempo se ubica por debajo del “solidario“, que es el que se compra en la plaza oficial y representa la cotización en la pizarra minorista más los impuestos.

Esta situación, que es “ideal” para el Banco Central, deberá enfrentarse a una serie de factores que tendrá que sortear el Gobierno, desde lo económico, en los próximos días.

En especial, Roberto Geretto, economista jefe del banco mayorista CMF, alerta a iProfesional que habrá en febrero 3 aspectos que serán clave para el comportamiento del precio del dólar:

-La caída estacional en la demanda de dinero, que es lo contrario de lo que ocurre en diciembre y primera parte de enero, cuando se requerían muchos pesos para pagar aguinaldo, deudas de fin de año y vacaciones, entre otros compromisos.

-También este suele ser un mes de baja liquidación de divisas del agro, donde a su vez queda un alto nivel de liquidez (pesos) producto de la expansión monetaria que suele ocurrir en diciembre.

-Y para este año, se agrega otro factor, donde los bancos desarman las Leliqs para ir a comprar bonos del Tesoro, algo que implica una expansión monetaria adicional.

“Por lo tanto, se acentuará el desafío del Banco Central para cuidar las reservas y contener la brecha”, detalla Geretto.

Antes de analizar las proyecciones para el dólar para febrero, que hacen los economistas consultados por iProfesional, se deben considerar estos factores que pueden incidir en el tipo de cambio.

1. Demanda de dinero

Al tomar los datos del BCRA, Geretto afirma que en diciembre el circulante en poder del público llegó a tener un “incremento del 8% en relación a la base monetaria”. Sin embargo, en enero comenzó a caer.

Para ponerlo en números, agrega que en diciembre se tuvo un aumento del circulante en poder del público por casi $173.000 millones, “esperando que en enero y febrero este factor se revierta parcialmente“.

2. Liquidación del agro

Otro factor clave para el precio del dólar son los ingresos de divisas de las exportaciones.

En febrero, también las liquidaciones del agro encuentran una meseta estacional, donde “ya disminuyó la liquidación de la cosecha fina y se está a la espera de las liquidaciones de cosecha gruesa”.

Por lo tanto, Geretto afirma que, a pesar de los mejores precios internacionales, “el factor estacional pesa en el día a día del mercado de cambios oficial”.Desde el campo, la liquidación de dólares fue en los últimos meses más baja. L apuesta es a abril y mayo con precios más altosDesde el campo, la liquidación de dólares fue más baja en los últimos meses. La apuesta del Gobierno es a mayo, con precios más altos de la soja.

3. Baja stock de Leliqs y dólar bursátil

Por último, este economista destaca que, en la actualidad, los bancos han desarmado Leliqs para comprar bonos del Tesoro.

“Esto equivale a nivel macro a una emisión monetaria del Banco Central para financiar al Tesoro. Hasta fin de enero pasado, esto ha generado una expansión monetaria por $100.000 millones“, resume Geretto.

Y aclara: “Dicho desarme fue producto de la introducción del 8% de la Ciudad de Buenos Aires a los rendimientos en pases y Leliqs, lo que en la práctica implica una reducción en la tasas de interés que reciben los bancos (post-impuestos) por estas colocaciones”.

Algo que tuvo impacto en el dólar bursátil, que es el que se adquiere en la Bolsa de Comercio, con la compra y venta de acciones y bonos que cotizan tanto en pesos como en moneda estadounidense.

De ese modo, se tiene un contado con liquidación dólar MEP que han subido en las últimas semanas, a $152 el primero y el segundo a $150.

“Estos precios representan máximos niveles desde octubre, cuando en ese entonces se percibían mayores tensiones cambiarias, y se estaban introduciendo mayores restricciones a la operatoria en el mercado cambiario oficial, así como en los dólares financieros”, detalla Geretto.El dólar libre, en especial el contado con liquidación, empezó a subir de precio en las últimas semanas.El dólar libre, en especial el contado con liquidación, empezó a subir lentamente de precio en las últimas semanas.

Qué pasará con el dólar en febrero

Ahora bien, más allá de estos factores mencionados que inciden en que pueda haber, o no, una nueva suba del dólariProfesional consultó a diversos economistas para que realicen sus proyecciones respecto a lo que puede llegar a ocurrir con el tipo de cambio en el corriente mes.

El dólar mayorista acumula una suba de 4,6% en el poco tiempo que transcurrió de 2021. Hoy tiene un valor de $88.

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) realizado por el Banco Central, entre diferentes analistas, la mediana del precio que se espera para fines de febrero es de $89,2. Por lo que, de cumplirse este pronóstico, en todo el mes ascendería 2,4%.

“En el mercado oficial se percibe un ligero cambio en la estrategia de actualización de los precios, con un deslizamiento que, por ahora, luce inferior al del mes anterior. Seguramente, veremos una tasa de devaluación ubicada algo por debajo respecto a los dos últimos meses”, afirma a iProfesional Gustavo Quintana, analista de PR Cambios.

En tanto, en los segmentos libres se espera que haya un ascenso en el precio del dólar Bolsa, pero en las proyecciones no hay consenso de que se registre un salto abrupto.

“En el resto de los mercados, todo dependerá de cómo el Banco Central manejará la absorción del exceso de pesos, para evitar presiones sobre los precios, siempre con intervenciones que apuntarán a achicar la brecha“, resume Quintana.

Para Geretto, por los efectos monetarios descriptos antes, aguarda un dólar MEP y un contado con liquidación que “vayan en ascenso, aunque tampoco se espera un salto abrupto, dada las restricciones a la operatoria e intervenciones oficiales”.

Por otro lado, el economista Andrés Borenstein, director asociado de Econviews, considera a iProfesional que en febrero el dólar oficial “podría moverse en línea con la inflación esperada”.

Así, este analista espera un tipo de cambio mayorista para fines de febrero $90,8, mientras que en la plaza bursátil proyecta que el contado con liquidación avance a $158,9 por dólar.

“Esto implica una devaluación de entre 3,5 y 4% mensual en lo que hace al dólar oficial. Si el Banco Central quisiera una devaluación inferior, seguramente tendría que perder reservas”, dice Borenstein.

En tanto, para los dólares de mercado, acota que “no hay muchas expectativas de una baja fuerte de brecha, más bien 70% parece ser un piso en el corto plazo, aunque luego de un acuerdo con el FMI podría ir más cerca de 60%. Pero para eso, parece, faltan algunos meses”.Los economistas estiman que el dólar subirá en lo inmediato al mismo ritmo que la inflaciónLos economistas estiman que el dólar subirá de precio, en lo inmediato, al mismo ritmo que la inflación

Para Guido Lorenzo, economista jefe de LCG, el dólar oficial replicará la tasa de devaluación de la inflación de enero, de alrededor de 3,7%.

“Si el Banco Central no reacciona con una suba de tasaspodría haber presión, dado que se busca cobertura contra dólar e inflación, en un mes donde la demanda de pesos cae estacionalmente”, advierte.

Asimismo, Lorenzo considera que la tasa de interés que se le paga a los ahorristas quedó desalineada con el ritmo de aumento de precios.

“De todas formas, esperamos que el BCRA reaccione con un incremento de la tasa minorista, para mejorar el rendimiento de ahorristas minoristas”, concluye este economista a iProfesional.

En cuanto al dólar blue, Lorenzo afirma que es el que “más sufre con el desalineamiento de la tasa“.

Y finaliza: “El ahorrista busca refugio en el dólar, y si se empiezan a desarmar plazos fijos para pasarse a dólar, puede generar una presión alcista”.

Según la perspectiva de Natalia Motyl, economista de la Fundación Libertad y Progreso, espera que a lo largo de febrero el dólar empiece a subir“.

Así, indica que es “probable que el dólar blue comience a subir en los próximos dos meses, pero la suba no será tan sustancial como se esperaba a finales del año pasado”.

Por eso, de acuerdo a la opinión de Motyl, “todo dependerá también de si el acuerdo con el FMI viene acompañado de alguna reforma que traiga tranquilidad al mercado cambiario. O si desde el Banco Central se incrementa aún más la deuda remunerada, que absorba el excedente de pesos“, enumera a iProfesional.

Obviamente, advierte que, sin un plan económico integral que incluya reformas estructurales, “es muy probable que esa suba de la deuda remunerada se traduzca en emisión futura”.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que la presión del dólar podría ser morigerada por la entrada de divisas que se espera entre marzo y mayo.

En resumen, para Geretto, en el análisis del largo plazo, en un contexto de normalización macroeconómica, el precio del dólar bursátil “debería retrasarse respecto a la inflación, ya que tanto el MEP como contado con liquidación, y el blue también, son tipos de cambios reales altos, siendo máximos desde la salida de la convertibilidad“.

Para ello se debe tener como referencia que, en un contexto de alta incertidumbre cambiaria, como ocurrió en octubre pasado, el “conta con liqui” reaccionó de más y tocó los $180 y el blue llegó a costar cerca de 200 pesos.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES