La inflación de marzo fue del 4,8%: el registro más alto en un año y medio

Analista económico en

Licenciada en Economía (UBA). Analista económico de Libertad y Progreso.

SAN RAFAEL – Luego del pronóstico de inflación para el mes de marzo que hizo el ministro de Economía, Martín Guzmán, la economista de la fundación Libertad y Progreso, Natalia Motyl, brindó su opinión a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael y aseguró que estos valores son el resultado de las malas decisiones que se tomaron en el año 2020.
Dijo que “lamentablemente en términos de inflación este año no van a ser buenas las noticias. Vamos a tener una inflación que va a estar rondando todos los meses el 3 y 4 por ciento. Esta aceleración de la inflación la veíamos venir cuando del Banco Central se emitió entre el 80 y 90 por ciento para poder financiar los déficits que tenía el Gobierno. En octubre habían declarado que no iban a emitir más y en marzo volvieron a girar plata al tesoro nacional para financiar el déficit de marzo. Sabemos que nuestra moneda está en caída, porque no va a conservar su valor por mucho tiempo, por eso la gente se refugia en una moneda más segura que la nuestra”.
En cuanto a las instrucciones del Gobierno para controlar los precios máximos, sostuvo que «evidentemente también hay políticas que parecen muy marketineras, pero desde la época de los romanos nunca funcionó el control de un precio máximo. Cuando uno establece un precio por debajo de lo que debería cobrarse en el mercado, lo que se provoca es el mercado en negro, el desabastecimiento, las largas filas, que no ayudan a frenar la inflación”.
También opinó: “El tema es que no se ataca el verdadero causante de la inflación, que es el Estado, que tiene un déficit fiscal, es decir, que gasta más de lo que ingresa, y para financiar ese déficit, solamente se endeuda, por eso renegocian deuda con el FMI, con el Club de París, intentan buscar plata fresca o suben los impuestos, agregaron dos impuestos más el año pasado, y la última vía es la emisión monetaria, que como vemos la están haciendo y eso provoca la inflación en la Argentina. Es una locura lo que estamos viviendo, que no pasa en otras partes del mundo. Hasta que no se lleve adelante un plan con el Banco Central, que debería defender la moneda y se comprometa efectivamente a no emitir más, esto no va a cambiar”, aseguró.
Sobre el dólar comentó: “El verdadero problema es el de la confianza, que hace que todos salgan a comprar dólares. No se soluciona con programas monetarios y fiscales, sino con la reducción de gasto público, con una serie de reformas que está necesitando a gritos la Argentina, como la reforma en el Estado, en el sistema previsional, baja impositiva, apertura comercial, reforma educativa, entre otras”.
Para concluir, la economista dijo que “hasta que no se lleven adelante estas reformas y haya una señal clara a los mercados, es muy poco probable que esto se mantenga durante mucho tiempo y los mercados en sí esto lo saben. Además estamos en un año electoral que, de acuerdo al resultado, puede generar malestar en el mercado cambiario y esto genera impactos directos en la economía de nuestro país”.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

INSTITUCIONAL

ARTÍCULOS

AUTORES